Rodríguez Zapatero garantiza su apoyo
al programa de becas Erasmus

Madrid. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero aseguró que el Gobierno seguirá apoyando el programa de becas Erasmus “por ser una gran contribución de Europa al desarrollo de los países que la forman”, y señaló que “el interés de los estudiantes españoles por este proyecto demuestra nuestra profunda vocación europeísta”.
Rodríguez Zapatero efectuó estas declaraciones tras recibir en el Palacio de la Moncloa, el pasado 27 de diciembre, a un grupo de diez estudiantes españoles que en el presente curso se benefician de las becas Erasmus en países como Alemania, Dinamarca, Portugal, Francia o Italia.
El presidente del Gobierno, según informa Efe, afirmó asimismo que “el entusiasmo con el que varias generaciones han participado en estos intercambios ha puesto de relieve la importancia de un programa nacido para la paz, la solidaridad y la cooperación”, y recordó que España es el país “más deseado” por los jóvenes europeos para completar su formación. España recibió 21.300 estudiantes europeos en el ámbito de aplicación del programa Erasmus en el curso 2002-2003, por delante de Francia (19.300 becarios) o Alemania (18.500). En ese curso académico, 18.258 estudiantes españoles se beneficiaron del programa Erasmus.

 
 

La Dirección General de Universidades y las asociaciones de estudiantes de ingenierías técnicas analizan el futuro de estos estudios

Madrid. La Dirección General de Universidades y la Asociación Estatal de Representantes de Alumnos de Ingeniería Técnica Industrial (AERRAAITI), el Consejo de Estudiantes de Ingeniería Técnica de Obras Públicas (CEITOP) y la Sectorial de Ingenieros Técnicos Agrícolas (SITA) se reunieron el día 23 de diciembre, en Madrid, para debatir el futuro de las ingenierías técnicas en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior.
La Dirección General de Universidades y los representantes de las asociaciones mencionadas consideran, según se precisa en un comunicado conjunto emitido al término de la reunión, que el nuevo marco de las enseñanzas universitarias, diseñado en el Espacio Europeo de Educación Superior, “representa una gran oportunidad para la mejora de las metodologías docentes mediante la correcta aplicación de los nuevos créditos (ECTS), así como para el desarrollo de un papel más activo de los estudiantes en la vida universitaria”. Asimismo, coinciden en que “las futuras titulaciones de Grado deben ser relevantes para el mercado de trabajo nacional y europeo”.
La Dirección General de Universidades resalta en el citado comunicado que “la nueva norma no alterará, en ningún caso, los derechos adquiridos por los actuales titulados o por quienes cursan sus estudios por el sistema actualmente en vigor”.
Finalmente, la Dirección General de Universidades y las asociaciones citadas expresan en el comunicado su disposición a “mantener un diálogo fluido y productivo que evite dar por válidas informaciones que sólo generan dudas o inquietudes innecesarias ante el Proceso de Bolonia en curso”.

 

La Comisión Europea estudiará si en España se discrimina a estudiantes extranjeros

Madrid. La Comisión Europea ha solicitado información para determinar si hay indicios de que los estudiantes extranjeros que intentan cursar estudios en España son discriminados con motivo de sus calificaciones, según señaló la anterior comisaria europea de Educación, Viviane Reding.
En respuesta a una pregunta escrita presentada por un grupo de eurodiputados socialistas portugueses, Reding indicó que "conviene evaluar si las decisiones de clasificación de las autoridades españolas tienen un carácter discriminatorio frente a las personas que han obtenido sus calificaciones en otro Estado miembro; tal situación podría constituir una violación de las reglas del Tratado de la UE", advirtió la comisaria el pasado noviembre, según informa Efe.
La pregunta parlamentaria fue planteada el pasado octubre a la entonces comisaria de Educación, que dejó su cargo en noviembre tras el inicio de la nueva comisión. Los euro-parlamentarios Jamila Madeira, Paulo Casaca, Ana Gomes, Edite Estrela, Fausto Correira, Emanuel Fernandes, Luis Capoulas Santos y Elisa Ferreira denunciaron el caso de un ciudadano portugués licenciado en enfermería con una nota media final de 16 (en un baremo de 0 a 20) al que varias universidades españolas denegaron el acceso para cursar la licenciatura de medicina.
Según los diputados europeos, al examinar el expediente del ciudadano portugués, "las universidades españolas convirtieron las calificaciones obtenidas al baremo español, que es de 0 a 4, y le atribuyeron una nota de 1 en la mayor parte de las asignaturas". Reding señaló que, antes de pronunciarse sobre estos hechos, la Comisión debe "disponer de informaciones completas", por lo que pidió a los eurodiputados que envíen al Ejecutivo comunitario los detalles de este caso, sobre los que Bruselas "no dudará de proceder a las investigaciones necesarias".
Los parlamentarios explican que, tras la respuesta de los centros universitarios, el estudiante recurrió al ministerio de Educación español, "el cual señaló que las universidades tenían total autonomía para determinar la equivalencia de las calificaciones".
La ex comisaria indicó que aunque "la atribución de una calificación a un estudiante diplomado sobre la escala de clasificación nacional es competencia de los Estados miembros, los países deben abstenerse de toda discriminación por razón de nacionalidad”.

 
arriba