Garantizar el aprendizaje permanente a todos los ciudadanos de la UE
Conclusiones del V Foro Hispano-Luso sobre educación, formación permanente y empleo

Madrid.
La Fundación Europea Sociedad y Educación ha participado activamente en el grupo de trabajo sobre Educación, empleo y aprendizaje permanente en el marco de la Unión Europea, incluido en las sesiones del V Foro Hispano-Luso celebrado en Madrid. Este encuentro ha recibido el apoyo de los ministerios de Asuntos Exteriores y de Educación de ambos países, y se ha organizado “con la vocación de articular iniciativas y sugerencias de interés común, procedentes de los sectores político, educativo, económico y social”.
Durante sus sesiones han destacado la reflexión y el debate sobre los sistemas de educación y formación, en el contexto de la estrategia definida en Lisboa en marzo de 2000. A partir de ellas se ha elaborado un documento de conclusiones, en las que se reclaman “estrategias coherentes y medidas prácticas”, para garantizar el aprendizaje permanente de los ciudadanos de la UE”, facilitándoles el acceso “a lo largo de toda la vida” a las competencias y cualificaciones exigidas por la sociedad del conocimiento y el sistema productivo, lo que requiere sistemas de educación y formación flexibles, “con ofertas adaptables a las necesidades de cada persona”.

Orientar a los jóvenes

Los participantes en este Foro también creen que es necesario “dinamizar la información sobre las oportunidades de aprendizaje y sobre las grandes tendencias de empleo en las sociedades del futuro, otorgando especial atención a la orientación escolar y profesional de los jóvenes”. Y, consecuentemente hay que adecuar los currículos a las nuevas exigencias que ello comporta, para garantizar a las personas “el acceso a una sólida formación inicial de base, a partir de la cual puedan construir sus propias cualificaciones y capacidades para participar activamente en la sociedad del conocimiento”.
Según las conclusiones del encuentro, para alcanzar todos esos objetivos hay que promover asimismo “la participación de todas las instituciones y agentes sociales, especialmente de los padres, impulsando los recursos educativos de las comunidades locales”. Y hay que “crear incentivos para que los agentes sociales, especialmente las empresas y los sindicatos, puedan integrarse y responsabilizarse en la definición de esas necesidades”. Por último, se recomienda desarrollar trabajos bilaterales de investigación sobre los sistemas de educación y formación de ambos países.

 

arriba