Ministros y agentes sociales de
la UE quieren potenciar la FP
Estos estudios pueden ayudar a elevar el bajo nivel formativo de 80 millones de europeos que no han completado la Secundaria
Los ministros de Educación de la UE y
los representantes de la patronal y los sindicatos europeos analizan cómo atraer a los estudiantes hacia la Formación Profesional, para combatir el abandono escolar y elevar el bajo porcentaje de ciudadanos con Educación Secundaria.
La Comisión considera que el intercambio de buenas prácticas favorecerá el mutuo aprendizaje y elevar el nivel educativo. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Comisión Europea también intervino en el debate, celebrado recientemente en la localidad holandesa de Maastricht. La finalidad de este encuentro era identificar las acciones que los Estados miembros y la UE deberán desarrollar, con el fin de suscitar el interés de los ciudadanos por estos estudios.
Para Jan Figel, comisario europeo de Educación, la Formación Profesional puede desempeñar un papel fundamental para elevar el bajo nivel formativo de los 80 millones de europeos que no han completado la Secundaria. En su opinión, los métodos actuales deberán experimentar reformas, como la oferta de cursos individualizados, además de garantizar la movilidad de estudiantes y trabajadores, que se logrará con la creación de un marco común europeo para su reconocimiento y convalidación.
Aunque la educación forma parte de las competencias nacionales de los Estados miembros, la Comisión considera que el intercambio de buenas prácticas favorecerá el mutuo aprendizaje y elevar el nivel educativo, afirmó el comisario. A pesar de que Figel no cree en una “receta europea” que garantice el éxito de un sistema educativo, puso el ejemplo de Finlandia, por su método integrador y un gasto medio que constata que “es posible conciliar la competitividad y la cohesión social”.

Informe PISA

Esta reunión se produce semanas después de la publicación del último informe del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), que arroja unos mediocres resultados en diversos Estados miembros y, en particular, en países como España, Portugal y Malta.
Según los datos correspondientes a 2003 publicados por la oficina estadística comunitaria Eurostat, el porcentaje de ciudadanos que sólo ha cursado estudios primarios en la UE (31,6%) supera al de países como Estados Unidos (13%), Japón (165) o Canadá (18%). En España el porcentaje de población en este grupo alcanza el 57,3%, lo que la sitúa a la cola de la UE, sólo por delante de Portugal (77,8%) y Malta (79,5%).
Jan Figel anticipó que en 2010, el porcentaje de nuevos empleos destinados a los ciudadanos con menor preparación se reducirá al 15%, por lo que será necesario invertir en Formación Profesional, para adaptar a este colectivo a las nuevas necesidades del mercado. Todas las acciones que se planteen se deberán adoptar “lo antes posible”, si los Estados miembros quieren cumplir las metas de la agenda de Lisboa, que pretende convertir a la UE en la economía del conocimiento más competitiva del mundo en 2010, manifestó el comisario.

Europass

De igual modo, Jan Figel abordó el currículum europeo Europass, un modelo de antecedentes personales, que recogerá el expediente y los datos de formación de los ciudadanos y que será común en los 25 países.
Por su parte, el Parlamento Europeo ha respaldado este documento, que previsiblemente entrará en enero de 2005. Este pasaporte mostrará el nombre, apellidos, dirección, teléfono, correo electrónico, nacionalidad, fotografía y sexo del titular.
Además del currículum europeo, el documento de movilidad de los alumnos que han realizado una parte de su aprendizaje en otro Estado, el Europass incluirá el suplemento de diploma que describe el itinerario de estudios superiores específicos del titular. Otros documentos se concretan en el suplemento de certificado, que define el contenido y el valor de esa cualificación, y el portafolio europeo de las lenguas, donde los ciudadanos registrarán sus aptitudes y experiencias lingüísticas.

Experiencia y formación

En el apartado de experiencia laboral se determinarán las fechas, el puesto de trabajo, el nombre y dirección del empleador, el tipo de empresa y las responsabilidades que se hayan desempeñado.
Por lo que se refiere a la formación, se incluirán el nombre y tipo de centro educativo, las materias aprobadas, el título obtenido y el nivel. Entre las competencias y capacidades personales los titulares introducirán los diplomas, las lenguas, nivel de lectura, comprensión, conversación y capacidad escrita. Así como, se pueden incluir conocimientos informáticos, habilidades artísticas y el permiso de conducir.
Con la puesta en marcha del Europass, se simplificarán los trámites a empresarios, trabajadores y estudiantes y, paralelamente, se promoverá la movilidad. Este documento tendrá formato electrónico y en papel. Cada país dispondrá de una Agencia Europea, que coordinará la elaboración del Europass. En España estará conectada a las 17 comunidades autónomas.

 

arriba