El Museo Arqueológico Nacional exhibe valiosas piezas de el vaso griego

Platería. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando saca a la luz el esplendor que las manufacturas madrileñas de platería en una muestra de más de 160 piezas realizadas entre los siglos XVI y XIX: Bandejas, vinajeras, relicarios, custodios de sol, mazas, cálices, crismeras, copones, campanillas, arcas, lámparas, incensarios, navetas, aguamaniles... procedentes de más de cuarenta localidades de la Comunidad de Madrid. Hasta el 30 de enero.

 
   

Archivo fotográfico. El Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (Muvim) muestra por primera vez en España una selección de 300 imágenes de la colección fotográfica de la FNAC, una de las más valiosas y ricas del mundo. Creaciones de auténticos profesionales del arte fotográfico como Jacques-Henri Lartigue, Man Ray, Kertész, Tina Modotti, Berenice Abbott, Cartier-Bresson y Inge Morath o de espontáneos y amateurs como el filósofo Jean Baudrillard, el cineasta Win Wenders o el actor Yul Brynner, que son una parte de la memoria cultural, social y estética del Siglo XX. Hasta el 3 de abril.

 
   

Kandinsky. El museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, expone en “Kandinsky. Acuarelas” una muestra del trabajo de este pintor ruso en el medio que le proporcionó mayor riqueza expresiva. Treinta y nueve piezas nunca antes vistas en España, procedentes de la Städtische Galerie im Lenbachhaus de Munich, y realizadas en el periodo más fructífero de su trayectoria artística: de 1910 -en que creó su primera acuarela abstracta con la que inició la historia de la pintura no figurativa- a 1914. Junto a ellas, una selección de los ensayos que hizo para las portadas del almanaque “El Jinete Azul”, así como los estudios de las ilustraciones de su ensayo “De lo espiritual en el arte” y los estudios preparatorios de su conocida “Composición VII”. Hasta el 28 de marzo.

 
   

James Turrell. El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acoge seis de los peculiares “espacios lumínicos” de este artista californiano que ha realizado con sus obras auténticas revoluciones en la percepción del espacio, la perspectiva, el volumen, el vacío o el color. Presentadas en un contexto de absoluta oscuridad y con el ritual de la puesta de unos zapatos especiales y la permanencia mínima de diez minutos en su luminosidad, son el amplio resumen de una de las visiones más especiales del arte contemporáneo actual. Hasta el 20 de febrero.

 
   

Historia del vidrio. El Museo de Arqueología de Cataluña (Barcelona) exhibe en la muestra “La Fragilidad en el tiempo. El vidrio en la Antigüedad”, casi mil años de historia del vidrio, desde el siglo II antes de Cristo hasta el siglo VII, a través de 170 piezas, seleccionadas de entre las 2.500 que forman parte de los fondos del museo. Las obras, en su mayoría de pequeño formato, están repartidas en tres ámbitos según las técnicas de fabricación y decoración empleadas. Hasta el 30 de enero.

Li Zhensheng. La Fundación La Caixa muestra en sus salas Caixaforum de Barcelona una selección de imágenes tomadas por este “soldado rojo de las noticias” en tiempos de la Gran Revolución Cultural Proletaria (1966-1976). Alrededor de 150 fotografías no autorizadas que fueron escondidas bajo el suelo a lo largo de 35 años y que hoy siguen provocando el mismo estupor y horror: los tribunales populares, las sesiones de humillación, las brutales palizas, las concentraciones multitudinarias, el culto a la personalidad y las ejecuciones masivas, en un periodo de diez años en el que murieron cientos de miles de personas bajo el estigma de esa infamia. Hasta el 6 de febrero.

Huella de Flandes. La Fundación Carlos de Amberes presenta en Madrid El legado artístico de Flandes en la isla de la Palma en el siglo XVI un valioso conjunto de esculturas, retablos y pinturas flamencos que fueron importados por los hacendados de origen flamenco que se establecieron en esta isla canaria atraídas por el comercio del azúcar. Un patrimonio que durante siglos ha estado encerrado en los oratorios privados y en las iglesias y que ahora, después de su restauración y por vez primera, se muestran ilustrando este capítulo del arte flamenco dentro de las rutas comerciales atlánticas. Hasta el 20 de febrero.

Miguel Ángel y su tiempo. El Museo Guggenheim Bilbao muestra en sus salas temporales una selección de dibujos y grabados italianos del siglo XVI pertenecientes a la Albertina de Viena, la institución que cuenta con la mayor colección mundial de dibujos de los grandes maestros clásicos. Cerca de 80 obras que proporcionan el contexto y la evolución artística de Miguel Ángel entre 1490 y 1564 y que evidencian el papel decisivo del renacimiento i taliano en la cultura occidental y, especialmente, la importancia que alcanzó el dibujo no sólo como instrumento de estudio para los artistas de la época sino como forma de expresión artística. Hasta el 13 de febrero.

Mujeres musa. La Fundació Joan Miró de Barcelona presenta en La mujer, metamorfosis de la modernidad una recorrido por cinco décadas del arte del siglo XX y su relación con la mujer como imagen y fuente de inspiración. Alrededor de cien obras de los años veinte a los setenta que cuentan entre sus firmas con los grandes  Braque, Duchamp, GiacomettiLe Corbusier, Miró, Picasso; y las grandes Tarsila do Amaral, Cunningham, O’Keeffe, Bourgeois, y Jacobi: dos percepciones a veces antitéticas y, sin embargo, conplementarias. Hasta el 6 de febrero. 

Dibujos italianos. El Museo del Prado exhibe la muestra Un siglo de dibujos italianos en el Museo del Prado. De Miguel Ángel a Annibale Carracci coincidiendo con la publicación del primer catálogo razonado de su colección de dibujos italianos del siglo XVI. Setenta dibujos, procedentes del importante legado Fernández Durán, que abarcan desde el Manierismo al Barroco temprano y entre los que se encuentran joyas de Vasari, Andrea del Sarto, Luca Cambiaso, y Annibale Carracci, entre muchos otros. Hasta el 13 de febrero.

James Ensor. La Sala de Exposiciones San Eloy de Caja Duero (Salamanca) recoge en la muestra James Ensor: De noche cartografiaba mis sueños más de un centenar de obras procedentes de Amberes y Ostende de este brillante creador belga, una de las mentes más lúcidas de la Europa de entre siglos. Esta exposición pone una mirada especial en la conexión española del artista ejemplificada en el grupo de dibujos de la llamada serie de “Don Quijote” y en un buen número de grabados en los que se pone de manifiesto el diálogo con la obra goyesca, entre los que están su seroe “Disparates”. Hasta el 23 de enero.

Rodin. Caixaforum muestra en Barcelona la evolución de la obra del escultor francés Auguste Rodin desde los inicios de su actividad hasta su madurez, deteniéndose en los rasgos más característicos de su manera de entender la escultura como son el aprovechamiento del azar, la monumentalidad o la búsqueda de la forma pura. Junto a sus más representativas obras, el recorrido confronta su maestría con la de sus contemporáneos y discípulos recogiendo piezas de Camille Claudel, Arístides Maillol, Brancusi, Matisse, Giacometti o, entre muchos otros, Picasso. Hasta el 27 de febrero.

Retrato español. El Museo del Prado abre sus salas en estos días a una selección de selección de los mejores retratos realizados desde finales del siglo XV hasta las primeras décadas del XX. El retrato español. De El Greco a Picasso, patrocinada por el BBVA y comisariada por Javier Portús, reúne 87 obras, algunas de ellas jamás expuestas en nuestro país, que dan una visión de conjunto de uno de los géneros con más capacidad de acogida entre los grandes de la pintura española a través de sus nueve apartados: Los orígenes, El retrato cortesano, El Greco, Retrato y realidad: Ribalta, Zurbarán, Ribera, Velázquez y el retrato barroco, Velázquez y Goya, Goya y el retrato español del siglo XVIII, El retrato español del siglo XIX y, por último, El retrato español entre Zuloaga y Picasso. Hasta el 6 de febrero. 

 

arriba