La III edición del certamen Arquímedes
premia 12 trabajos de investigación realizados
por estudiantes universitarios

Madrid. La directora general de Universidades, Carmen Ruiz-Rivas, presidió el pasado día 22 de diciembre, en la Universidad de Oviedo, la ceremonia de entrega de premios de la tercera edición del Certamen Arquímedes de Introducción a la Generación del Conocimiento. El objetivo de este certamen es fomentar la investigación científica entre los estudiantes de segundo ciclo de las Universidades españolas, sobre la premisa de que la investigación constituye un elemento esencial en el bienestar de la sociedad en un futuro inmediato.  
Los 20 trabajos finalistas fueron expuestos, los días 21 y 22 de diciembre, en el edificio histórico del rectorado de la Universidad de Oviedo, que en esta edición del certamen ha sido la anfitriona de la ceremonia de entrega..
La directora general de Universidades, Carmen Ruiz-Rivas, destacó en su intervención a la importancia de que “los estudiantes participen en la generación de los conocimientos que se transmiten en las universidades”.
A la fase final habían llegado 20 trabajos de alumnos de 11 universidades que realizaban estudios de segundo ciclo en el curso 2003 / 2004. Los dos primeros premios han sido para los trabajos “PTOV1 media la traslocación nuclear y la actividad mitogénica flotilín-1, una de las proteínas mayoritarias en los rafts lipídicos”, de Elisabeth Castellanos Pérez (Universidad Pompeu i Fabra, Barcelona) y “Valencia de Alcántara: Estudio de planeamiento estratégico”, de Rocío Blas Morato (Universidad de Extremadura).
El Certamen Arquímedes se configura como un programa de fomento de la investigación científica entre los estudiantes de segundo ciclo de las Universidades españolas, sobre la premisa de que la investigación constituye un elemento esencial en el bienestar de la sociedad en un futuro inmediato. En la edición de este año se seleccionaron para la fase final del concurso 20 trabajos de alumnos individuales o grupos de un máximo de tres estudiantes.

Fallo del Jurado. Los finalistas, de 11 universidades, han presentado públicamente sus investigaciones en el rectorado de la Universidad de Oviedo. Tras las explicaciones y entrevistas con los estudiantes, el jurado ha fallado conceder los siguientes premios:
* Dos primeros premios de 9.200 euros para Elisabeth Castellanos Pérez (Universidad Pompeu i Fabra. Barcelona) y Rocío Blas Morato (Universidad de Extremadura).
* Un segundo premio de 6.000 euros para Consideraciones mineralógicas asociadas a la expansión de argilitas sulfatadas, de Amadeu Deu Lozano y Daniel Tarrago Munte (Universidad Politécnica de Cataluña)
* Un tercer premio dotado con 4.000 euros para “Cuadrados latinos y grafos de Moore”, de Lluis Acero Sistach (Universidad Politécnica de Catalunya)
* Dos accésit de 2.000 euros cada uno para “El gen SSD1 como diana para el diseño de nuevos antifúngicos”, de Alfonso Fernández Álvarez (Universidad Pablo de Olavide. Sevilla ) y “Estudio de las cargas de sólidos por la escorrentía urbana separativa. Análisis de los modelos de acumulación, lavado y arrastre”, de José Anta Álvarez (Universidad de la Coruña).
* El Premio especial de la Universidad sede (Oviedo en este caso) ha recaído en “Diseño y cálculo de chasis y sistema de cambio de accesorios para un dumper multifunción”, de Álvaro Noriega González.
* El Premio IBM de 3.000 euros, patrocinado por esa empresa al mejor trabajo en el área de actividad de la misma, ha sido para “Contribution to high availability in network equipments”, de Pablo Neira Ayuso (Universidad de Sevilla)
* El Premio NECSO, patrocinado por esta empresa, al mejor trabajo en el área de actividad de la misma, consistente en la realización de prácticas profesionales en esa empresa ha ido a parar a “Metodología de extracción de los coeficientes de flameo de tableros de puentes mediante ensayos aerolásticos en túnel de viento”, de Alberto León Alonso (Universidad de La Coruña).
Tras la ceremonia de entrega, el director de la Cátedra UNESCO de gestión y política universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid, Francisco Michavila, impartió una conferencia titulada “La incorporación de la universidad española al espacio europeo de educación superior: una oportunidad excepcional”.

La Universidad de Granada analiza el impacto
de la actividad física acuática en la prevención
y el tratamiento de la osteoporosis

Madrid. Los Departamentos de Educación Física y Deportiva, y Nutrición Bromatología de la Universidad de Granada están trabajando conjuntamente en el análisis del impacto que algunas actividades desarrolladas en el medio acuático, diferentes a la natación tradicional, generan sobre el nivel la recalcificación del hueso y el tono muscular del practicante.
Uno de los grandes problemas de la población mayor de 65 años es la aparición de la osteoporosis. La literatura científica apunta a que la práctica de deporte previene y favorece el fortalecimiento del hueso. Sin embargo, la natación, uno de los deportes más practicados por la población adulta, no ha mostrado cambios significativos en la densidad mineral ósea, aunque se observe una mejora en la capacidad del trabajo del músculo.
Más de 150 personas que practican natación, aquaerobic y aquagym en las piscinas municipales de Armilla y Zaidín, así como en la de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, están siendo evaluados con arreglo a criterios científicos establecidos por este grupo de investigadores dirigidos por Fátima Olea Serrano y Gracia López Contreras.
“Se parte de la premisa de que es necesaria una resistencia mayor a la del agua, o incluso la necesidad de generar un impacto dentro del agua para poder generar un efecto positivo sobre el hueso”, señala Belén Feriche Fernández-Castanys, de Educación Física y Deportiva. Seis meses de práctica continuada y controlada de estas actividades arrojarán indicios sobre si es idóneo incorporar el aquagym y el aquaerobic entre las actividades recomendadas para el tratamiento de los trastornos de la calcificación del hueso.

La inteligencia de los niños españoles
ha experimentado un incremento de un 15%
en los últimos 30 años

Madrid. La media del cociente intelectual (CI) de los niños españoles se ha incrementado entre un 15% y un 17% en los últimos 30 años gracias a las mejoras en su alimentación, higiene y asistencia médica, según un estudio realizado por profesores de Psicología de las universidades de Barcelona y Autónoma de Madrid.
El estudio, publicado en la revista científica estadounidense “Intelligence”, analiza los resultados de los test de inteligencia aplicados en Barcelona a 275 niños de 7 años de edad, de diferentes estratos sociales, durante el año 1999, y los compara con los resultados de otro estudio similar efectuado en el año 1970 a un grupo de 479 niños de la misma edad.
“Los resultados han sido 10 puntos superiores a los conseguidos en 1970, un incremento nada despreciable porque es similar a lo que se puede encontrar en poblaciones adultas”, explicó Antonio Andrés Pueyo, profesor del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento de la Universidad de Barcelona.
El equipo de investigadores de este estudio, según informa Efe, se completa con Josep María Lluis Font, de la Universidad de Barcelona, y el investigador Roberto Colom, de la Universidad Autónoma de Madrid, quienes trabajan con dos hipótesis para explicar este incremento del cociente intelectual. “Una de las hipótesis es lo que podríamos definir como influencias culturales educativas, es decir, la mejora en la extensión y calidad de la enseñanza, que llega actualmente a una población más alta que en los años 70”, explicó el profesor Pueyo, y la segunda hipótesis, “que es la que apoyamos nosotros, es el hecho de que las condiciones de desarrollo, la atención prenatal, la mejora de la dieta infantil y, especialmente, la higiene sociosanitaria que tienen los bebés actuales haya ayudado a este incremento importante de la capacidad intelectual.

 
arriba