España saca malas notas en el informe PISA 2003

Nuestro alumnos de quince años
se sitúan por debajo de la
media
de los países de la OCDE

“No es necesario invertir mucho para tener éxito”, según se desprende del informe PISA 2003, en el que han participado 276.000 alumnos de 41 países. Los alumnos de quince años españoles se sitúan por debajo de media de los países de la OCDE, en matemáticas, comprensión lectora y ciencias, mientras que Finlandia encabeza la clasificación...
Alejandro Tiana considera “mejorable” el rendimiento de los alumnos españoles. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El 26% de los alumnos de 15 años es incapaz de resolver problemas matemáticos básicos, según el informe PISA 2003, y sólo el 4% de los 276.165 encuestados alcanza el nivel máximo. Mientras que Finlandia encabeza la clasificación, por sus buenos resultados en matemáticas y ciencias, España ocupa el puesto 26. Los alumnos de los países  más  ricos obtienen mejores resultados, con  excep-

ción de Corea situada entre los primeros, a pesar de que el ingreso medio familiar es un 30% inferior a la media de la OCDE.
Tuula Haatainen, ministra de Educación finlandesa, atribuye el éxito de sus alumnos a “la igualdad de oportunidades para todos los jóvenes y a la sólida formación del profesorado”. También puntualizó que su país utiliza el mismo nivel de recursos que la media de la OCDE.
Por otra parte, los mediocres resultados obtenidos por los alumnos alemanes han llevado al gobierno de Berlín a cuestionarse al sistema educativo y, especialmente, la temprana segregación de niños de 10 años en tres tipos de escuelas, según declaraciones de Edelgard Bulmahn, ministra federal de Educación y Ciencia.

Factores positivos

Las relaciones alumno-profesor, la heterogeneidad en las clases, la descentralización de la educación, la no selección precoz de los alumnos y las actividades extraescolares influyen positivamente en el rendimiento académico. Las grandes diferencias de género observadas, a la favor de las chicas, en el estudio del año 2000 sobre comprensión escrita, desaparecen en este informe que profundiza en las matemáticas.
Ante la publicación de los resultados del informe PISA, Alejandro Tiana, secretario general de Educación ha anunciado que el Estado promoverá un acuerdo con las comunidades autónomas, con el fin de incrementar de forma “corresponsable” el gasto educativo. Además de la inversión, para mejorar los resultados educativos influyen el profesorado y los centros afirmó. A su juicio, “si solamente una parte de las administraciones hacen este esfuerzo y otras no, es muy probable que el conjunto del país no puede subir en la medida que debe”.

Corresponsabilidad

En este sentido, reiteró el compromiso del MEC como responsable del 6% del gasto, de hacer un mayor esfuerzo a través de un “acuerdo de corresponsabilidad”, aunque matizó que el Estado no puede imponer a las comunidades autónomas, responsables del 94% restante, “cómo y cuánto deben destinar a la educación”. El presupuesto español está por debajo de la media de la OCDE, en el indicador de principal de esfuerzo educativo o gasto en relación con el PIB por habitante, así como en gasto por estudiante, reveló.
En el estudio PISA 2003, 276.165 alumnos de 10.104 centros educativos han profundizado en matemáticas, a la que se ha dedicado un 55% del tiempo de evaluación y las otras materias han sido lectura, ciencias y solución de problemas, con un 15% del tiempo de evaluación cada una. De los 41 países participantes, 30 son miembros de la OCDE y 11 asociados.

Resultados similares

Los alumnos españoles han obtenido resultados semejantes a los de 2000, un poco mejores en alguna subárea de matemáticas y ligeramente inferiores en las áreas de lectura y ciencias. Mientras que la media de los 30 países de la OCDE en matemáticas es de 500 puntos, los españoles obtienen 485.
Según fuentes del MEC, el sistema educativo español es de los que menos diferencias producen entre sus alumnos, sin embargo califican de “modesto” el porcentaje de estudiantes situado en los niveles de rendimiento más altos. De estos datos se desprende que las alumnas presentan un rendimiento en matemáticas inferior al de sus compañeros, aunque obtienen mejores resultados en lectura, 39 puntos por encima de los chicos.
Por otra parte, el origen socioeconómico y cultural de los estudiantes explica ciertas diferencias en los resultados como las observadas entre centros públicos y privados. Otro de los aspectos se concreta en que se pueden alcanzar buenos resultados, sin que ello tenga que provocar una aumento de desigualdades entre los centros por el tipo de alumnos que escolarizan y España se encuentra cercana al grupo de países que combinan el rendimiento de sus alumnos con niveles aceptables de equidad. En este sentido, Tiana subrayó la “buena tasa de equidad”, según el origen del alumnado, aunque el desafío es mantenerla.

“Situación mejorable”

A la vista de estos datos, el secretario general de Educación manifiesta que la situación de España es “muy mejorable” y señaló que nuestro país ocupa el puesto 27 de la OCDE en el nivel educativo de la población adulta, que corresponde en muchos casos a los padres de los estudiantes de 15 años. “Si queremos converger con los países de la UE, tenemos que estar por encima de la media” puntualizó y, entre las asignaturas pendientes, señaló la formación del profesorado, las organización de los centros y su autonomía y el diagnóstico temprano de las dificultades de aprendizaje.
A iniciativa de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA) analiza el rendimiento de los alumnos de 15 años, en matemáticas, lectura, ciencias y solución de problemas. Estos estudios se realizan cada tres años y, en cada uno, se profundiza especialmente en una de las materias. Mientras que en el año 2000 se incidió en la lectura, sobre alumnos de 32 países, en 2003 se analizó especialmente matemáticas y participaron 41 países. Para el próximo informe, que se llevará a cabo el año 2006, se prevé la participación de más de cincuenta países y la materia principal será ciencias.  

 

arriba