Más propuestas por una nueva educación
Para combatir el fracaso escolar hay que reducir el número de alumnos por aula y aumentar las plantillas y las dotaciones de los centros, según las propuestas realizadas en unas jornadas sobre la reforma organizadas por los STEs. Esta organización pide al MEC un “compromiso valiente por una escuela pública, laica y democrática”, y pide que
la financiación pública llegue al 7% del PIB.
Los STEs piden al MEC más recursos y un “compromiso valiente” para una escuela pública, laica y democrática
Los STEs piden más autonomía para los centros, que se refuercen la labor tutorial y los departamentos de orientación, y que se reduzca la carga lectiva del profesorado. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Confederación de STEs-intersindical ha organizado unas jornadas que, bajo el lema “Por una nueva ley de educación”, ha reunido en Almagro (Ciudad Real) a más de ciento cincuenta profesores de todo el Estado, para analizar el documento difundido por el MEC con las líneas generales de la próxima reforma educativa. Ha inaugurado este encuentro el consejero de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Valverde, quien ha calificado de “democrática y participativa” la forma en que el Ministerio ha planteado sus propuestas, en contraposición con la LOCE “que fue impuesta por la mayoría absoluta del PP en la anterior legislatura”.
También ha intervenido en el acto de apertura en representación de los organizadores Augusto Serrano, quien ha planteado la necesidad de un “compromiso social por la escuela pública, laica y democrática” sustentado en una ley de financiación de la reforma. Por su parte, el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, ha afirmado que el MEC intentará “combinar la valentía con la prudencia” en el momento de dar forma definitiva al proyecto de ley, una vez concluido el debate. También ha manifestado que en aspectos como la elección de directores de los centros se están recogiendo opiniones muy contrastadas, y todavía es prematuro determinar cuál será la solución que se adopte. Y ha vuelto a expresar el deseo del Gobierno de promulgar una ley que, “recogiendo sensibilidades generales, acabe con los “vaivenes” del sistema educativo.
Las intervenciones y debates de estas jornadas se han estructurado en bloques, sobre temas referidos a la calidad de la educación; los valores y la formación ciudadana; la educación temprana y la prevención de las desigualdades; las posibilidades de los centros; la lucha contra las exclusiones en la sociedad del conocimiento; el protagonismo del profesorado; competencias y saberes para la sociedad del siglo XXI; y lo que falta en la propuesta del MEC. En este sentido, los STEs creen que para paliar el fracaso escolar, “que no es otra cosa que un fracaso del sistema educativo”, hay que reducir el número de alumnos por aula y aumentar las dotaciones y las plantillas de los centros, “incluyendo profesionales para la atención a la diversidad del alumnado y para el trabajo directo con las familias”, y más personal de administración y servicios.

Más autonomía

Además, los STEs quieren que sean las Consejerías de Educación de las comunidades autónomas las que regulen y gestionen la etapa de Educación Infantil de 0 a 3 años, “dado su carácter educativo”, y que los centros tengan “más autonomía pedagógica y organizativa, incluso para decidir el modelo de jornada escolar”. En la ESO proponen la formación de “grupos heterogéneos reducidos”, potenciar la labor tutorial y la reducir la carga lectiva del profesorado, reforzar los departamentos de Orientación, apoyar a las familias de alumnos con necesidades educativas especiales, y que la atención a la diversidad se realice durante los cuatro cursos de este nivel.
Esta organización también proponen que cada comunidad autónoma tenga “planes específicos de acogida e inmersión lingüística para el alumnado inmigrante”, rechazan “la propuesta del MEC de limitar la capacidad de elección democrática” de los equipos directivos de los centros, y se oponen igualmente a que la enseñanza de las diversas religiones y de la asignatura de “educación para la ciudadanía” formen parte del currículum escolar, “ya que los valores deben estar en el sistema educativo con carácter transversal”. Por último, reclaman una Ley de Financiación de la Educación que eleve hasta el 7% del PIB la inversión en enseñanza.

 

arriba