Iniciativas para una educación de calidad
La Semana Monográfica de Santillana convoca a ministros y expertos
de diversos países iberoamericanos
Ministros de Educación de Brasil, Argentina y Colombia y expertos internacionales se reunieron en Madrid, para abordar la educación del siglo XXI, en la XIX Semana Monográfica de la Fundación Santillana.
María Jesús San Segundo se dirige a los participantes en la inauguración de estas jornadas. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Patrocinado por la Fundación Santillana, este encuentro giró en torno al documento “Diez factores para una educación de calidad para todos en el siglo XXI”, elaborado por Cecilia Braslavsky, directora de la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO.
Durante la inauguración de estas jornadas, la titular del MEC, María Jesús San Segundo reveló que buscará “un acuerdo social para redefinir el sistema educativo en la dirección correcta en aras de la estabilidad para las próximas décadas” de la educación española. Entre sus prioridades figuran dedicar una atención especial a la formación inicial y permanente del profesorado, además de buscar apoyos en otros profesionales y administraciones, como los ayuntamientos.

Apoyo social

La titular del MEC se mostró partidaria de compartir experiencias que hayan alcanzado buenos resultados en Europa y en Iberoamérica, además de en las comunidades autónomas. No obstante, matizó que estas iniciativas requieren “esfuerzos financieros”, que deben asumir todas las administraciones educativas. También reclamó la colaboración de los centros, las familias y la sociedad en general.
En su intervención, la ministra hizo un repaso a la reforma que ha emprendido su Departamento y subrayó que “una educación de calidad para el siglo XXI debe atender a toda la población”. A su juicio, el sistema educativo debe contar con apoyo social, donde sus protagonistas deben ser los centros y el profesorado, para configurar “entornos de aprendizaje ricos”, donde tengan un papel relevante la innovación y la experimentación.

Factores de calidad

La coordinadora de estas jornadas, Cecilia Braslavsky, en el documento “Diez estrategias para promover la calidad de la educación en un mundo en movimiento” lleva a cabo un análisis de los diez factores claves en este proceso. En la presentación realiza una síntesis de los retos educativos del futuro y concluye con la observación de los indicadores que conducen a una educación de calidad.
Según esta experta, una educación de calidad para todos tiene que ser “pertinente, eficaz y eficiente”, mientras que el segundo factor se concreta en “una tensión creativa entre la convicción, la estima y la autoestimas de las sociedades y de las dirigencias políticas y de las administraciones en el valor de la educación”.
También quiso destacar el hecho de que “si muchos maestros logran enseñar bien en condiciones de adversidad, se debe a su profesionalismo y su fortaleza ética”. En esta línea, aludió a la correlación entre el ejercicio del rol directivo y la posibilidad de gestar instituciones apropiadas para promover aprendizajes de calidad. Para Braslavsky, “trabajar en equipo a todos de los niveles, dentro de la escuela y de los sistemas educativos, es un clave en el proceso de logro de una educación de calidad”.

Comunidad educativa

De igual modo, las alianzas entre las escuelas y los otros agentes educativos constituyen un factor clave, además definió el currículo como elemento relevante, para definir la pertinencia de la educación. Esta experta asegura que “no hay calidad educativa sin entorno rico en materiales, que puedan ser utilizados como materiales de aprendizaje”, aunque matiza, que “la riqueza de los materiales no es una garantía en el proceso de producción de calidad educativa”. Por otra parte, manifiesta que “la mejor constelación de recursos para el aprendizaje es inútil, si no existen buenas didácticas y si esas buenas didácticas no son variadas y no están al alcance de los profesores”.
Por último, explica el décimo factor de calidad que hace referencia a los mínimos materiales por debajo de los cuales es muy difícil construir calidad educativa para todos. “Esos mínimos materiales deben garantizar que los niños vayan debidamente alimentados a las escuelas, que los salarios de los profesores sean dignos y que el equipamiento esté disponible”, demuestra.

Análisis comparativo

En su intervención, Alejandro Tiana, secretario general de Educación del MEC, realizó un análisis comparativo entre este documento y “Propuestas para el debate”, presentado por su Departamento, como punto de partida para iniciar el proceso de debate sobre la reforma educativa. Este experto constató que la demanda social de mejora de la calidad de la enseñanza y precisó la aparición de “nuevos públicos escolares” con una menor formación, por lo que es necesario “adaptar los sistemas educativos”. Para Tiana una educación de calidad para todos constituye un objetivo irrenunciable, para una nación moderna y desarrollada.
En su discurso abordó la formación en el siglo XXI e hizo referencia a “la felicidad”, un elemento novedoso que introduce Braslavsky en su decálogo, y la necesidad de atender afectos y sentimientos en la educación.
Como puntos de coincidencia con el documento de esta experta, el secretario general de Educación precisó que entre las condiciones de desarrollo de la educación figuran unas instituciones comprometidas y convencidas de la educación de calidad, el trabajo en equipo, la alianza con otros agentes educativos y la capacidad de liderazgo de directores e inspectores. Así como, en el reconocimiento y apoyo a la función docente y la importancia del trabajo de los profesores en este proceso.
Tiana subrayó que una de las iniciativas del MEC se concreta en revisar la formación del profesorado, sobre todo en Educación Secundaria. Por último, abordó el apartado de los recursos y explicó el contexto español, muy descentralizado y con muchas competencias asumidas por las comunidades autónomas, por lo que “no se puede abordar, sin la corresponsabilidad”.

Ejemplo francés

En la jornada dedicada la educación, como respuesta a los cambios sociales, Claude Thélot, presidente de la Comisión para el debate sobre el futuro de la escuela, explicó el desarrollo del debate sobre la reforma educativa en Francia, que se canalizó a través de reuniones de padres y profesores, una campaña en medios de comunicación, una página web, encuestas a familias desfavorecidas y jóvenes, que no habían intervenido en las iniciativas anteriores.
Durante su ponencia Juan Pablo Fusi, catedrático de Historia Contemporánea, examinó las transformaciones que se han producido tras la caída de los regímenes comunistas. Seguidamente, Miriam Abramovay, profesora de la Universidad Católica de Brasilia, abordó la violencia en la escuela, desde distintas perspectivas, e hizo hincapié en que el profesorado también puede ser víctima de estas agresiones.
La jornada de clausura contó con la presencia de Andreas Schleicher, quien consideró un “error” creer que existe un conjunto estático de saberes que servirá para todo el mundo. Para el director de la División de Indicadores y Análisis educativos de la OCDE, “el desafío no es preparar a los jóvenes para un mercado laboral estático, sino para lo desconocido y cambiante. Se trata de que aprendan a aplicar lo que saben y hacer lo junto en el momento justo”. El director del Informe Pisa aclaró que “alfabetización no significa sólo saber leer y escribir, sino gestionar, valorar, resumir, entender, una vez leído”. También aseguró que “hay que saber matemáticas, pero para alcanzar un desarrollo abstracto y poder pensar el mundo de forma compleja”.

Nuevas tecnologías

Asimismo, Luis Millán, consejero de Educación de la Junta de Extremadura, centró su comunicación en uso de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo y explicó el proyecto informático que su comunidad autónoma ha introducido en sus centros.
Estas jornadas contaron con la participación de José Luis García Garrido, catedrático de Educación Comparada de la UNED, que analizó las competencias comunicativas, como motor de arranque del aprendizaje permanente.
Durante su participación en este encuentro, Daniel Fernando Filmus, ministro de Educación de Argentina, fijó como prioridad de su Departamento la calidad y destacó que la primera medida del Gobierno fue actualizar los salarios de los profesores, aunque reconoció que faltan algunos profesionales de enseñanza media en determinadas disciplinas. También anunció que, para garantizar la eficiencia y transparencia, “hemos propuesto la creación de un comité de ONG y organismos internacionales para que los recursos lleguen a las aulas”.

Financiación

Por su parte, Tarso Genro, ministro de Educación de Brasil, expresó que su preocupación es la financiación de la enseñanza básica y la remuneración salarial del profesorado. Así como, lamentó la falta de docentes de matemáticas, física, biología y química.
Según manifestó Lorenzo Gómez-Morín, subsecretario de Educación Básica de México, los estudiantes de su país no obtienen buenas calificaciones en las evaluaciones internacionales e hizo referencia al Informe Pisa, que les sitúa en penúltimo en lectura, matemáticas y lengua, pero matizó que su población escolar en enseñanza básica es de 25 millones de niños.
Por su parte, Cecilia María Vélez, ministra de Educación de Colombia, considera que el sistema educativo español puede servir de referencia para su Departamento y coincidió con sus homólogos en el objetivo de la mejora de la calidad. Además, anticipó que entre sus prioridades figuran la ampliación de la cobertura escolar, incidir en las competencias básicas y el uso eficiente de los recursos.

 

arriba