Seminario sobre los objetivos educativos para el año 2010

Representantes de la UE y de comunidades autónomas analizan los procesos de reforma

Ciento veinte expertos de seis países europeos y de las comunidades autónomas se reunieron en Madrid, para profundizar en los objetivos educativos para 2010 y los distintos procesos de reforma. Por otra parte, María Jesús San Segundo compareció ante la Comisión de Educación del Congreso para analizar aspectos sobre la propuesta de reforma educativa.
La ministra presidió la sesión inaugural, junto con Francisco Piñón, secretario general de la OEI, y Marta Mata, presidenta del Consejo Escolar del Estado. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA.
La ministra presidió la inauguración del Seminario “Objetivos de los Sistemas Educativos Europeos para 2010. Las políticas nacionales”, que se celebró en la sede del Consejo Escolar del Estado en Madrid. Este encuentro, organizado por el MEC, ha contado con la colaboración de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (OEI) y el Consejo Escolar del Estado. A lo largo de las sesiones, 120 representantes de la Comisión Europea y de distintos países inmersos en procesos de reforma, de las comunidades autónomas y miembros del Consejo Escolar del Estado han reflexionado sobre las políticas educativas para la consecución de los objetivos europeos y sobre las reformas que se están llevando a cabo en España.
Además de las comunicaciones presentadas por las comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid y Navarra, el MEC centró su exposición en las coincidencias con los objetivos europeos sobre la necesidad de armonizar calidad y equidad, tanto en la ordenación del sistema, como en el ejercicio de las políticas educativas.

Retos educativos

En el acto de inauguración, María Jesús San Segundo especificó que en titulados en ciencias y enseñanzas técnicas se superan las medias europeas, aunque existe un desequilibrio por sexos inferior al de la UE y el porcentaje de jóvenes con bajos niveles de comprensión lectora también es inferior a la media europea. Entre las metas de su Departamento citó extender la formación permanente, que en España llega al 5% de la población adulta, frente al 8% de la media de la UE y al objetivo del 12,5%. También hizo referencia a la necesidad de impulsar acciones para que un mayor número de jóvenes complete la enseñanza secundaria superior (Bachillerato y FP). Si el objetivo europeo es del 85%, en España es del 69%.
Según sus propias palabras, “la reforma educativa que el Gobierno plantea como necesaria para el logro de una educación de calidad para todos, debe tener muy presentes estos ambiciosos objetivos de expansión de la educación secundaria y de la formación permanente”.

Colaboración

De igual modo, expresó la necesidad de mejorar la formación inicial y continua del profesorado, el acceso universal a la Tecnologías de la Información y la Comunicación, el impulso y mejora del aprendizaje de idiomas, además de la promoción de la ciudadanía activa y de la cohesión social.
Para lograr estos objetivos, María Jesús San Segundo se mostró partidaria del esfuerzo compartido para “educar a todos entre todos”. A su juicio, “la responsabilidad del aprendizaje y la formación no debe recaer sólo en el alumno, sino que debe ser asumida por las familias, por las administraciones educativas, por los centros y por el conjunto de la sociedad”.
En su discurso tuvo palabras de reconocimiento a la labor del profesorado y anunció el compromiso del MEC de elaboración del Estatuto de la Función Pública Docente, mediante la negociación con las Comunidades Autónomas y los representantes de los profesores. Según precisó, “en el Estatuto se definirán los derechos y deberes de los profesores, los perfiles profesionales y las condiciones en las que se desempeña la profesión”. Además, propuso un esfuerzo coordinado de todas las administraciones para favorecer la movilidad internacional de los docentes, los intercambios puesto a puesto, el apoyo de los auxiliares de conversación y las iniciativas que potencien la enseñanza de idiomas y la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación a la práctica educativa. Asimismo, hizo referencia a la apertura de los centros a su entorno social para que los jóvenes y sus familias desarrollen actividades de cultura, deporte y ocio.

Presupuesto

Por último, reconoció que la evolución del gasto educativo en relación con el PIB en España, en los últimos años, lejos de aproximarse a la media de la UE o de los países de la OCDE, se ha distanciado. No obstante, puntualizó que en los presupuestos para el ejercicio 2005, “el Gobierno apuesta decididamente por la educación y la investigación, como motores de desarrollo social y económico”.
Seguidamente, precisó que la cuantía asignada al MEC crece un 9,78% y subrayó que en becas y ayudas el incremento es de un 10,5, con respecto a 2004, hasta superar un gasto total de 903 millones de euros. Así como, en Educación Compensatoria aumenta un 26% y, finalmente, reiteró el compromiso del Gobierno de que el futuro proyecto de ley de educación contenga una memoria económica para “dar solidez a los proyectos futuros”.
Entre las aportaciones más destacadas figura la de la Comisión Europea, que planteó líneas de acción para alcanzar los puntos de referencia europeos: inversión económica, estrategias de aprendizaje, para los grupos de alumnos con más desventajas, promoción de la movilidad y la ciudadanía y establecimiento de grupos de trabajo entre los distintos países de la UE, que estén implicados en actuaciones en las mismas áreas.

Distintas iniciativas

Por una parte, en Alemania se plantean la necesidad de una reforma de la educación para no perder su posición económica y social, reducir la dependencia entre origen social y éxito en la educación y transformar su actual sistema educativo selectivo. Según manifestó su representante, la reforma educativa debe afectar a la mejora de la calidad de la enseñanza, a los contenidos y a los métodos, además de la mejora de la cultura escolar y al control del sistema.
Para promover el objetivo europeo de “abrir los sistemas educativos al mundo exterior”, Francia propone favorecer la movilidad y los intercambios y reforzar la cooperación europea. Al parecer, próximamente, la Comisión Europea impulsará unos principios comunes para la validación de títulos y experiencia profesional entre los países de la UE.
Asimismo, la representante húngara reveló que en su país están intentando aumentar la calidad y la eficacia de la educación con una metodología de trabajo centrada en la mejora de la formación y evaluación del profesorado. Además, apuestan por compartir las mejores prácticas educativas entre países, el desarrollo de la enseñanzas de lenguas extranjeras y las tecnologías de la información y la comunicación, así como el incremento de estudiantes graduados en matemáticas y ciencias y en potenciar la enseñanza del inglés y los valores para la ciudadanía.

Rendimiento

Según reveló el delegado del Reino Unido, desde 1998 han puesto especial énfasis en elevar los rendimientos, combinando el apoyo a los centros con la responsabilidad y el rendimiento de cuentas. Esta política ha logrado altos niveles de excelencia, pero reconoció que tienen pendiente elevar el nivel de equidad. Para ello, se intentará dar a los jóvenes la oportunidad de alcanzar su potencial, mejorar las capacidades docentes, favorecer una mayor colaboración con los centros y apoyar la autoevaluación. Además, se trata de comprometer a los gobiernos central y municipal, padres, centros y profesores.
En esta línea, las comunidades autónomas presentaron planes específicos para la consecución de los objetivos europeos. Entre otros, abordaban la implantación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en los centros escolares, con la finalidad de pasar de “las aulas de informática a la informatización de las aulas”. También se analizaron proyectos específicos para desarrollar el espíritu empresarial, el modelo de “aulas abiertas”, la formación inicial del profesorado, la enseñanza de idiomas y los puntos de referencia europeos en educación y formación.

Debate en el Congreso

Por otra parte, durante su comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso, la titular del MEC, María Jesús San Segundo, señaló que la futura reforma educativa debe fijar los aspectos básicos del sistema, y negó que el Gobierno tenga intención de invadir las competencias de las CCAA, en coherencia con el Estado autonómico y el interés general.
San Segundo, que comparecía a petición del Grupo Popular y el BNG (Grupo Mixto), aclaró que no todos los aspectos de la propuesta ministerial Una Educación de calidad para todos y entre todos van a formar parte del proyecto legislativo de reforma de la actual Ley de Calidad, que el Gobierno enviará a las Cortes en los primeros meses de 2005.
Según dijo la ministra "nos parecía que era mejor abordar el debate sin barreras y que luego diéramos el paso de incluir algunos aspectos en la ley; la lectura de que las propuestas invaden competencias no se corresponde a esa intención", precisó. También destacó el papel crucial de las Comunidades Autónomas en materia educativa y apostó por compartir ideas y experiencias, como por ejemplo en el establecimiento de programas experimentales de centros de atención a la diversidad, que podrían articularse por medio de convenios.

Prioridad autonómica

La ministra rechazó que la paralización de la LOCE y el debate educativo abierto sean tiempo perdido, pues los alumnos, el profesorado y las familias quieren ser "escuchados". Asimismo, aseguró que en el debate tendrán "gran prioridad" las CCAA y que la participación de los grupos parlamentarios es fundamental. También anunció que durante el periodo de debate abierto en Internet se han recibido unas 65.000 visitas a la web del MEC y 55.000 entradas a los foros de diálogo, en las que se han recogido más de 15.000 intervenciones sobre numerosos aspectos de la reforma.
San Segundo explicó en la Comisión de Educación que es partidaria de que la educación en valores tenga carácter transversal, pero sin excluir, la idea de que se impartan materias concretas sobre principios de ética o temas específicos como las sociedades democráticas y los derechos humanos. Al mismo tiempo, dijo que muchas de las mejoras que se pretenden serán posibles sólo con un papel muy activo de los centros educativos y su implicación convencida, así como la importancia de atención a estudiantes con discapacidad.

Diversidad

Respecto del tratamiento de la diversidad del alumnado, se mostró partidaria de grupos flexibles, que no segmenten sistemáticamente según los rendimientos y no etiqueten a los estudiantes por su rendimiento. También abogó por ofrecer segundas oportunidades a quienes abandonen el sistema educativo para tener alternativas de formación útiles en la vida profesional y personal. La titular del MEC insistió en que la repetición de curso debe estar vinculada a programas específicos de recuperación y pidió que las evaluaciones de los resultados del sistema sirvan también para corregir los déficit y mejorar la calidad.
Por su parte, Eugenio Nasarre, del PP, se refirió a los efectos "perversos" de la suspensión temporal "irresponsable" de la LOCE, que supondrá la "pérdida de dos años" y el "alejamiento" de los objetivos europeos de sociedad del conocimiento para 2010, lo que dará lugar, en opinión de Nasarre al “desconcierto, desmoralización del profesorado y sensación de incertidumbre e inseguridad en los claustros”.
Francisco Rodríguez, del BNG, se mostró partidario de una educación "plurinacional, plurilingue e integrada", con sistemas educativos propios de las CC.AA., evaluados por las administraciones más próximas, nunca por la central, y pidió que la inversión llegue al menos al 6 por ciento del PIB.
Aitor Esteban, del PNV, reclamó que la nueva ley no repita las "vulneraciones" de la LOCE contra las CC.AA. y se preguntó por qué no se menciona a las lenguas propias de algunas comunidades como elemento de calidad educativa. También, Mercé Pigem, del CiU, aseguró que la mayor parte de las propuestas del MEC "invaden" las competencias de la Generalitat de Cataluña y de los centros educativos, y advirtió que, por los plazos, parece que la ley ya está hecha y que falta diálogo político.

 

arriba