Una comisión de expertos esboza las bases de la reforma educativa en Francia
El informe propone adelantar la enseñanza obligatoria a los
5 años y aumentar el tiempo de dedicación del profesorado
Un informe realizado por una comisión de expertos sobre el futuro de la escuela pública en Francia recomienda centrarse en la escuela básica, adelantar un año la escolarización obligatoria
(de los 6 a los 5 años), aumentar el tiempo de presencia y trabajo de los docentes en los centros escolares y fomentar e impulsar
la formación y el aprendizaje profesional.

Madrid.
El informe, bajo la denominación “Sobre el futuro de la escuela”, fue entregado al primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin, por el coordinador del equipo de expertos encargado de su elaboración, Claude Thélot, cabeza visible del “comité de sabios” encargado de elaborar las bases de la reforma educativa que el ministro de Educación, François Fillon, quiere aplicar en el curso escolar 2006-2007, según información de agencias.
Raffarin, tras recibir el informe, cuya elaboración encargo a Thélot hace poco más de un año, señaló que “sus propuestas son una contribución central a la que será una ley de orientación, pero también de programación, con el establecimiento de perspectivas educativas para un período de 15 años”.
El primer ministro francés resaltó el carácter “preferente” de la reforma educativa, que será debatida por el Ejecutivo conservador “en diciembre o enero” antes de pasar al Parlamento, con el fin de reemplazar “lo antes posible” a la normativa educativa del Gobierno socialista de 1989.
En esa “carrera contrarreloj” para la reforma de la educación, una de las prioridades fijadas por el presidente francés, Jacques Chirac, las conclusiones del informe de la comisión Thélot suponen un paso fundamental, esperado con impaciencia por el ministro de Educación Fillon, pero que han levantado críticas en ciertos sectores por lo que califican como “rehabilitación de antiguos métodos”.

El futuro de la escuela

El informe Thélot “sobre el futuro de la escuela” propone ocho programas de acción con cuatro objetivos prioritarios: educar, instruir, integrar y promover, que pasan “por la necesidad de redefinir el oficio de profesor”. En el informe se precisa que, “además de enseñar, el docente debe cumplir otras misiones, como el seguimiento de los alumnos o las relaciones con los padres”, actividades que implican “un aumento de entre 4 y 8 horas por semana del tiempo de presencia en los centros escolares, que deberá ser tenido en cuenta en su remuneración”. Esta medida, que, según el informe, “se aplicará a los nuevos profesores y se propondrá a los demás”, deberá ir acompañada de “docentes mejor reclutados y formados si se desea la transformación y el éxito de la escuela”.
Asimismo, el informe de la comisión refleja el pronunciamiento de los expertos a favor de “adelantar un año la escolarización obligatoria, que comenzaría a los 5 años, para atenuar la ruptura en el paso a la educación elemental”.
Sobre las materias educativas, la comisión aboga por “una base común” de saberes fundamentales, que deberán dominar todos los alumnos al término de la enseñanza obligatoria, a los 16 años, y propone que sea “una autoridad independiente” quien defina esa base común, si bien se sugiere que en torno a “lectura, escritura y literatura” se incluyan otras materias, como “matemáticas, informática o inglés”, además de “reglas de convivencia”, que cada alumno pueda “aprender a su ritmo”.
Al término de la enseñanza obligatoria, en la que ya se fomentarán “varias opciones para ayudar al alumno a construir un proyecto claro”, los jóvenes pasarán a un instituto “más diversificado”, que, en el caso de los alumnos de formación profesional, “abrirá una vía a una remuneración durante sus prácticas en empresas”.
Asimismo, en el informe se propone favorecer “la mezcla social” y que se tienda hacia “la igualdad en la calidad de los centros”.
Las propuestas de la comisión Thélot han provocado ya críticas, incluidas las de algunos miembros que dejaron el grupo por lo que calificaron de “una vuelta a métodos conservadores”.

 

arriba