El Instituto Cervantes, en proceso de expansión, busca una nueva sede central en Madrid
Los Reyes presiden la reunión del Patronato del organismo, que ha colaborado con las 22 Academias de la Lengua Española en el Diccionario Panhis- pánico de Dudas
El Rey Juan Carlos, acompañado en la imagen por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, y la Infanta Elena, presidió la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes. (Foto: EFE)
Los Reyes de España presidieron en Aranjuez la reunión anual del Instituto Cervantes, organismo que incorporará ocho nuevas sedes en Europa y Asia antes de 2006 y que busca una nueva sede central en Madrid ante las necesidades que plantea la nueva etapa de expansión de la institución, encargada de la difusión de la lengua y la cultura española en el mundo.

Madrid.
Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados por la Infanta Elena, presidieron el pasado día 14, en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid), la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes, en la que el director del organismo, César Antonio Molina, informó a los patronos de las actividades realizadas en el curso 2003-2004 y los planes de futuro inmediato de la institución, responsable de la enseñanza y difusión de la lengua y la cultura españolas en el mundo.
A la reunión del Patronato asistieron el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en calidad de presidente ejecutivo del Patronato, y los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; de Cultura, Carmen Calvo, y de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, así como el presidente del Instituto de España, Salustiano del Campo; el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, y el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Ramón González de Amezúa, y el resto de los patronos del Instituto.

Proyección cultural de España

En su intervención, el Rey Juan Carlos, según información de agencias, manifestó que “el Instituto Cervantes, en sus escasos años de vida, se ha convertido en la columna vertebral de la proyección cultural de España e importante instrumento al servicio de toda la comunidad hispanohablante”, y resaltó al respecto que “desde 1991, en instituto Cervantes viene cumpliendo eficazmente su objetivo fundacional de promocionar la lengua española, un idioma cuya presencia en el mundo, como vehículo de solidaridad e intercambio, no ha hecho más que aumentar”, significando asimismo en relación con nuestro idioma que “su papel en las relaciones políticas, sociales, económicas, comerciales, culturales y de la comunicación es prueba de una gran vitalidad, que, entre todos, debemos seguir apoyando y estimulando”.
Don Juan Carlos resaltó asimismo la pujanza y el futuro prometedor de la comunidad hispanohablante, y destacó que “las culturas en lengua española producen creaciones admirables que poseen una vitalidad extraordinaria”, añadiendo que “se trata de un idioma que, pese a su diversidad, conserva el tesoro de su unidad lingüística”.
Su Majestad el Rey concluyó su intervención ante el Patronato recordando la celebración del III Congreso Internacional de la Lengua Española el próximo mes de noviembre en Rosario (Argentina) e invitando a todos a “sumar voluntades” en la celebración del IV Centenario del Quijote, el próximo año.

El español, patrimonio de la Humanidad

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, presidente ejecutivo del Patronato del Instituto Cervantes, destacó en su intervención que “el español, la cultura española, ya no es sólo patrimonio nuestro, sino patrimonio de la Humanidad, y ése es el compromiso con la historia de nuestra lengua: mejorarla y extenderla enriquecida hacia el futuro”, y en referencia a quienes se acercan a nosotros, precisó que “con el español les regalamos el Quijote, la biblioteca de Borges, el Cántico Espiritual y las novelas de García Márquez, pero también la catedral de Burgos, el acueducto de Segovia, los bulevares de Buenos Aires y un rincón de La Habana vieja; nuestra memoria, nuestro presente y nuestro futuro... nuestra vida”.
Zapatero afirmó asimismo que “el instituto Cervantes es uno de nuestros mejores activos, y es que las industrias de la lengua producen cada vez más, porque son más los consumidores, de tal modo que el valor económico de la lengua española está en alza”, y resaltó que el reto del Instituto es conseguir “que el español siga siendo un ejemplo de vitalidad y de riqueza, y que adquiera nuevos bríos, que abracen igualmente al conjunto de lenguas españolas que hablamos en España”.
El presidente del Gobierno español afirmó en su intervención que “con cada nueva sede del Instituto Cervantes se abre una puerta a la ciudadanía del mundo y a la cooperación”, y resaltó que “pensar y sentir en una lengua común une, por encima de las diferencias, a los hispanohablantes”.

Nueva sede central

El director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, dio cuenta al Patronato de los resultados del curso académico 2003-2004, que calificó de “notables”, y anunció la apertura antes del verano del próximo año de cuatro nuevas sedes europeas del Instituto, en Belgrado, Estocolmo, Praga y Sofía, y en el año 2006 de cuatro nuevas sedes asiáticas en Pekín, Shanghai, Nuav Delhi y Tokio.
Molina anunció asimismo la búsqueda “en Madrid”, de una nueva sede para el organismo, “acorde con las necesidades de esta nueva etapa”, ya que “el Instituto ha crecido inmensamente en los últimos tiempos y, tanto su sede ‘cuna’ de Alcalá de Henares como el palacio de la Trinidad de Madrid se han quedado pequeños”, y afirmó al respecto “la idea es convertir la sede de Alcalá en Centro de Formación de Profesores de Español, y trasladar a la nueva sede en Madrid todo lo relativo al Centro Virtual Cervantes y al Aula Virtual de Español”.
En relación con el balance de actividades y resultados del Instituto Cervantes en el último curso, Molina destacó que se han alcanzado más de 93.000 matrículas, un 14% más que en el curso anterior, de las que 82.000 corresponden a alumnos y 11.000 a profesores participantes en cursos de formación, y que se han registrado cerca de siete millones de visitas al Centro Virtual Cervantes y más de 2.000 visitas diarias de usuarios a las diferentes bibliotecas del organismo.

Diccionario Panhispánico de Dudas

Por otra parte, los Príncipes de Asturias, Don Felipe y doña Leticia presidieron el día 13, en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla (La Rioja), la reunión de las Academias de la Lengua Española en cuya celebración se aprobó el texto definitivo del Diccionario Panhispánico de Dudas, en cuya elaboración ha colaborado junto a las 22 Academias de la Lengua Española, el Instituto Cervantes.
El Diccionario Panhispánico de Dudas, apadrinado por los Príncipes de Asturias, incluye 7.000 entradas y tiene por objeto despejar las dudas de todos los hablantes de español del mundo, cerca de 400 millones de personas, sobre el uso del idioma en aspectos como pronunciación, ortografía, morfología, sintaxis o léxico.
El Diccionario será presentado oficialmente, en su edición digital, durante la celebración del III Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebrará en Rosario (Argentina) del 17 al 20 de noviembre del presente año, y su edición impresa está prevista para el mes de mayo de 2005.

 

arriba