Licenciatura para acceder a la función docente
Los sindicatos plantean sus propuestas sobre el futuro Estatuto del profesorado
Los sindicatos quieren una formación inicial equivalente a la licenciatura para acceder a la función pública docente, y consi-
Los sindicatos reclaman un sistema de acceso a la función pública docente que tenga en cuenta la experiencia previa, y formación permanente dentro del horario lectivo.
(Foto: Rafael Martínez)
deran que un futuro Estatuto del profesorado debe establecer un sistema de promoción que permita acceder a la docencia univer- sitaria y a cargos directivos. También reclaman incrementos en los complementos de destino, reducción de las ratios y de la jornada lectiva, y mejoras relativas a la formación permanente, las licencias por estudio y maternidad y jubilaciones anticipadas.

Madrid. G. A.
El sindicato ANPE cree que el futuro Estatuto de la Función Pública Docente “debe estar presidido por criterios integradores, que incluyan las suficientes garantías para que en nuestro país no puedan establecerse diecisiete sistemas educativos diferentes, con diecisiete enfoques distintos”. Por ello, quiere que dicho Estatuto garantice que los profesores del mismo cuerpo y que imparten idénticos puestos de trabajo, aunque en comunidades autónomas distintas, tengan las mismas retribuciones, y que no se creen “barreras separadoras que impidan el ejercicio al derecho a la movilidad” de estos funcionarios a puestos vacantes en otros territorios.
ANPE pide el mantenimiento de los distintos cuerpos, aunque incluidos todos en el grupo A de retribuciones y exigiendo a la vez la licenciatura como titulación para acceder a todos ellos, porque “el MEC no puede ignorar la exigencia de adaptar la formación inicial del profesorado a la configuración del denominado espacio europeo de educación superior”. Y propugna un sistema de acceso “ágil, ecuánime en la valoración de conocimientos y experiencia que, en todos los casos, se efectúe con respeto a los principios constitucionales de mérito, capacidad y publicidad”.
También defiende la promoción docente “tanto en el sentido vertical (desde Educación Infantil a la Universidad) como la horizontal dentro del mismo cuerpo”, y que el perfeccionamiento profesional “se efectúe gratuitamente y dentro de las horas lectivas”. Pide para los claustros “un papel más relevante en la vida de los centros, especialmente en todas las cuestiones técnico-pedagógicas, incluida la elección del director y su equipo”. Y demanda “el mantenimiento de la jubilación incentivada regulada en la LOGSE, prorrogándola más allá del año 2006”, y la posibilidad de reducción horaria para los profesores mayores de 55 años.

Promoción

La Federación de Enseñanza de CC.OO considera que un futuro Estatuto de la Función Pública Docente debe establecer un nuevo sistema salarial que recoja “una auténtica promoción profesional”, fije el nivel 24 de complemento de destino para los maestros, el 26 para los docentes de Secundaria y profesores Técnicos de FP y el 27 para los catedráticos, incremente las pagas extras al 100% de las retribuciones mensuales, y otorgue a la acción tutorial “una mayor importancia y trabajo”. También propone una jornada lectiva máxima de 21 horas semanales en infantil y Primaria y 15 en Secundaria, junto a la posibilidad de reducción voluntaria hasta un tercio de dicho horario para los mayores de 55 años.
CC.OO quiere unas ratios de 20 alumnos por aula en Infantil y Primaria, 25 en Secundaria y 30 en las enseñanzas postobligatorias, reduciéndolas incluso en centros rurales y de difícil desempeño. Y pide educadores y trabajadores sociales en la ESO para atender al alumnado con problemas de integración social. Plantea la prórroga indefinida de las jubilaciones LOGSE, jubilación anticipada voluntaria con 60 años de edad o 30 de servicio, jubilación forzosa a los 65 sin posibilidad de prórroga, y creación de fondos de pensiones “para que no haya disminución de las retribuciones al jubilarse”.
Propone asimismo licencias por estudios totalmente retribuidas cada siete años y años sabáticos con percepción del 90% de las retribuciones, “sin pérdida de derechos de jubilación”, y ampliación de los permisos por cuidado de familiares, maternidad y lactancia, “sin pérdida de destino”. Quiere una formación inicial “equivalente a la licenciatura”, promoción profesional que permita a todo el profesorado acceder a la docencia universitaria, y promoción efectiva del Cuerpo de Maestros en la ESO al de Secundaria. Y reclama un sistema de acceso a la función pública docente mediante concurso-oposición, “en el que se valore más adecuadamente la experiencia”.

Formación permanente

Por su parte, la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) cree que el futuro estatuto debe contemplar una formación inicial equivalente a la licenciatura, “en consonancia con las nuevas exigencias para la convergencia europea”. Y una formación permanente dentro del horario lectivo, para que el profesorado “pueda hacer frente a las demandas de la sociedad y de los cambios en las leyes educativas, y satisfacer también sus inquietudes profesionales y de promoción”. Además, propone una “convocatoria excepcional con la posibilidad de acceder por medio de la doble vía”, para reducir el cupo de interinos.
FETE reclama una promoción intercorporativa, “para pasar a otra etapa educativa de diferente grupo y nivel a través de concurso”, e intracorporativa sin cambiar de etapa, para mejorar las condiciones retributivas y de reconocimiento”. Y también “un tipo de promoción dirigida a otras actividades de la administración educativa, como dirección y gestión de centros, función inspectora, etc.”. Por otra parte, propone la concesión de años sabáticos tras quince de vida profesional, la reducción “escalonada y progresiva” de la carga lectiva a los 55 años, y la posibilidad de jubilación anticipada con carácter voluntario a partir de los 60 años.
Además, plantea diversas mejoras laborales como la reducción del número de alumnos por aula y del número de estudiantes que cada profesor atiende semanalmente; la potenciación de la acción tutorial con tres horas lectivas; y dotación a todos los centros de departamentos de orientación completos y del “personal especializado preciso”. O como la equiparación retributiva entre los funcionarios docentes de las diferentes comunidades autónomas, y entre los trabajadores de las dos redes educativas, y el reconocimiento de las enfermedades profesionales.

 

arriba