Málaga acoge la fase final del XVII Certamen
de Jóvenes Investigadores

 Madrid. La Dirección General de Universidades  del Ministerio de Educación y Ciencia y el Instituto de la Juventud (INJUVE), organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, organizan desde el año 1988 el Certamen de Jóvenes Investigadores, que en la edición de este año ha tenido lugar en el municipio de Mollina (Málaga), del 26 de septiembre al 1 de octubre.
El objetivo de este concurso es despertar en los jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y 19 años (estudiantes de Educación Secundaria y primeros cursos de Universidad), un interés creciente por la investigación.
Este XVII Certamen de Jóvenes Investigadores, correspondiente a 2004, tendrá su continuación en el Certamen Europeo de Jóvenes Investigadores 2005, en el que participarán los ganadores de la presente convocatoria.
El éxito de este certamen, al que contribuyen activamente tanto los premios y accésit otorgados a los ganadores como las estancias de los jóvenes investigadores en centros del CSIC, queda reflejado en el elevado índice de participación; este año se han recibido un centenar de trabajos, pertenecientes en su mayoría a institutos de Educación Secundaria de 15 Comunidades Autónomas, que cubrían todas las áreas científicas.
No sólo es reseñable la cantidad de trabajos participantes, sino también la calidad de los mismos. El 44 % de los proyectos presentados obtuvieron una calificación entre Excelente y Buena, siendo desestimados tan sólo un 19 % de los trabajos presentados. Del total de trabajos se han seleccionado 34, cuya exposición se llevó a cabo en el centro del INJUVE en Mollina.
El Congreso contó con la presencia del Vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Manuel Fernández de Labastida, en calidad de Presidente del Jurado, y de investigadores de reconocido prestigio en sus áreas de investigación.
Como actividad complementaria de carácter formativo, el jueves 30 de octubre los participantes visitarán el Torcal de Antequera.
Por otra parte, los ganadores del XVI Certamen de Jóvenes Investigadores, celebrado el año pasado, participaron, entre el 26 y el 30 de septiembre, en el “16th European Union Contest for Young Scientists”, que tuvo lugar en Dublín (Irlanda). Se trata de Arnau Busquets García, del IES “Garrotxa”, de Olot (Girona) y de Beatriz Cano Martínez, del IES “Cardenal López de Mendoza de Burgos”.
Arnau Busquets presentó en Dublín su trabajo “Viaje Genético”, premio mención especial del jurado en el XVI Certamen de Jóvenes Investigadores 2003, y Beatriz Cano expuso el estudio ganador de aquella edición del certamen, bajo el título “Como prevenir de forma natural y sencilla la contaminación de mermeladas por mohos y levaduras. Factores que influyen en su desarrollo”.

Convenio para la búsqueda de nuevas técnicas de destrucción de cadáveres de animales

Madrid. Las ministras de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa; de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, firmaron el pasado 21 de septiembre, en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en Madrid, un convenio que establece las bases de colaboración entre los tres departamentos citados en el proceso de evaluación de diferentes técnicas de destrucción de cadáveres de animales en las propias explotaciones, para analizar la viabilidad de las mismas tanto desde el punto de vista sanitario, como medioambiental y tecnológico.
Este convenio, centrado en la búsqueda de nuevas alternativas a la incineración, ha sido también suscrito por las principales asociaciones representativas de productores de porcino (ANPROGAPOR), pollo (PROPOLLO), huevos (ASEPRHU) y conejos (CONACUN), y viene a dar respuesta a las preocupaciones expresadas por los ganaderos, tras la prohibición, dictada por la legislación comunitaria, del enterramiento de los animales muertos en las granjas.
La nueva situación planteada por el reglamento comunitario exigió importantes adaptaciones y cambios de infraestructura, en especial para los sectores porcino, avícola y cunícola, por lo que las organizaciones representativas han venido demandando una respuesta de las Administraciones que permita, no sólo minimizar los costes de la retirada, transporte y transformación en planta especializada de los cadáveres de los animales muertos en las explotaciones, sino además evitar en la medida de lo posible los riesgos para la sanidad animal que ésta conlleva.
La citada legislación comunitaria posibilita, no obstante, la aprobación de otros métodos de destrucción alternativos a la transformación en plantas especializadas, y existen diversos proyectos técnicos realizados por algunas empresas, en ocasiones a instancias de diversas organizaciones y asociaciones profesionales, que conllevan la eliminación de estos subproductos en las propias granjas.
Canalizando este esfuerzo común de búsqueda de nuevas alternativas, el convenio firmado articula un mecanismo de actuación conjunta entre la Administración, a través de los tres departamentos con implicación en esta materia, y las principales asociaciones que aglutinan a los ganaderos, con el fin de escoger las técnicas de destrucción de cadáveres consideradas más interesantes por los sectores, y llevar a cabo las experiencias en las granjas que resulten más adecuadas, para obtener así datos y resultados de campo que contrasten la viabilidad de cada técnica, lo que permitirá disponer de datos científicos sólidos para someter propuestas a la aprobación de las instancias comunitarias.
La entrada en vigor, el pasado año de la normativas comunitaria sobre subproductos de origen animal ha significado un nuevo planteamiento en la eliminación de este tipo de productos que se generan principalmente en las granjas), en las industrias cárnicas, tanto en mataderos como en salas de despiece, en las industrias de la pesca, o en establecimientos de venta mayorista y minorista de productos de origen animal.
En particular, esta legislación establece y limita de manera muy estricta los posibles destinos de estos subproductos y el tratamiento al que deben ser sometidos, con el fin de que, en ningún caso, pueda producirse una eliminación inadecuada que suponga un riesgo para la salud de las personas o de los animales o para el medio ambiente.
En esta primera reunión de la comisión se ha analizado la situación actual de la aplicación de esta nueva legislación en las distintas Comunidades Autónomas, y se han establecido las líneas básicas de lo que ha de ser el Plan Nacional Integral de Subproductos. Asimismo, y con vistas a su elaboración de manera coordinada, se ha previsto la constitución de diversos Grupos de Trabajo que analizarán y desarrollarán las medidas que integrarán el Plan, así como las repercusiones de éstas. Finalmente, en la reunión se fijó un calendario para la realización de los trabajos, que deberán estar concluidos durante el presente curso.

Un grupo de escolares españoles presentan en Berlín, junto a 120 alumnos europeos, un Libro Blanco del Medio Ambiente

Madrid. Diecisiete escolares españoles, 14 niñas y 3 niños, de edades comprendidas entre los 13 y 15 años, han presentado, junto a otros 120 escolares europeos, un Libro Blanco del Medio Ambiente” en el “Ecoparlamento de los Jóvenes 2004”, que abrió sus puertas el 23 de septiembre en Berlín (Alemania) coincidiendo con la celebración del II Congreso Europeo sobre Reciclado Pro Europe.
Este proyecto de educación ambiental a nivel europeo, patrocinado en España por Ecoembes, tiene como objetivo, según informa Europa Press, “difundir los valores de respeto hacia el medio ambiente entre todos los jóvenes europeos”. Los escolares participantes presentaron el Libro Blanco del Medio Ambiente, que incluye cinco resoluciones independientes sobre el agua, la energía, los alimentos y residuos, y quince acciones individuales para contribuir a la mejora del medio ambiente, ante más de 600 expertos internacionales en medio ambiente y representantes de la Comisión y el Parlamento Europeo reunidos en Berlín.

 
arriba