Los educadores creen que no están preparados para reto de inmigración
Unos seiscientos profesionales participan en el
congreso de Pedagogía
celebrado en Valencia

Madrid.
El presidente de la Sociedad Española de Pedagogía, Ramón Pérez Juste, ha asegurado que los educadores españoles no están actualmente preparados para afrontar el reto que supone el fenómeno creciente de la  inmigración  y que se refleja

ya en las aulas, con la presencia de alumnos de nacionalidades distintas, informa Efe. Pérez Juste hizo estas declaraciones en rueda de prensa previa al decimotercer Congreso Nacional y segundo Iberoamericano de Pedagogía que, bajo el lema "La Educación en contextos multiculturales: Diversidad e Identidad", se ha celebrado en Valencia con la asistencia de más de unos seiscientos profesionales relacionados con la educación.
La elección de la diversidad cultural como eje central del congreso responde, según sus organizadores, a la necesidad de encontrar soluciones al desafío que supone la multiculturalidad y los problemas que puede generar tanto a los profesores como al resto del alumnado.
En torno a este tema se han organizado más de doscientas ponencias, divididas en ocho secciones, que han sido impartidas tanto por profesores universitarios como de Educación Secundaria.
Así, se han estudiado temas como "Interculturalismo, globalidad y localidad", "La construcción histórica de la identidad y la diversidad", "Identidad y ciudadanía", "Instituciones y escenarios para un currículo multicultural", "La formación del profesorado", "Nuevos horizontes en investigación educativa", "Fenómenos migratorios" y "Exclusión social".

Formación docente

La formación del profesorado es considerado por los profesionales de la Pedagogía como un factor clave para lograr una educación de calidad, que sepa superar, entre otros, los problemas que genera la inmigración.
Según el presidente del comité científico del congreso, Juan Escámez, en la Comunidad de Madrid se pueden encontrar aulas en las que conviven niños de veinte nacionalidades diferentes, y en toda España hay más de 400.000 alumnos extranjeros. “Se han desbordado todas las previsiones y es prácticamente imposible calcular el número de inmigrantes que ha acogido España en los últimos años", añadió.
Ante el problema que puede suponer la convivencia de alumnos de varias religiones y la posibilidad de impartir sus doctrinas como asignaturas, Pérez Juste aseguró que "es un asunto delicadísimo que habría que estudiar detenidamente, aunque siempre hay que interponer la dignidad del ser humano y sus derechos, y vigilar que ningún valor religioso atente contra ellos".

Extremismo e ignorancia

Por su parte, el ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, defendió en el encuentro el valor de la educación como factor de integración de diferentes culturas. En este sentido señaló que "el extremismo es el ejemplo límite de la ignorancia, pues siempre que alguien defiende su identidad cultural por la fuerza es porque no sabe hacerlo de otro modo".
A juicio de Mayor Zaragoza el papel de los pedagogos del siglo XXI es "el mismo que el de hace tres siglos", porque educar, "tal y como decía Giner de los Ríos, es un proceso para ayudar a dirigir con sentido la vida". El ex director general de la Unesco puso de relevancia que la educación "da libertad para poder participar en la vida publica, permite que los ciudadanos tengan sus propias respuestas y no tengan que pedirlas prestadas". "Sólo con ciudadanos educados se puede imaginar una convivencia pacífica, porque son los únicos que saben apreciar las cualidades de las otras culturas, sin imponer nunca la suya".
Ante el incremento de la inmigración y la proliferación de sociedades multiétnicas, Mayor Zaragoza explicó que, "aunque desde siempre la educación ha sido liberadora, en estos momentos es especialmente relevante para que puedan vivir todas las culturas en un gran crisol sin problemas ni roces".
A juicio de Mayor Zaragoza, los progenitores deben ser los primeros asumir sus responsabilidades y no trasladarlas a la escuela. "Primero los padres, después los maestros, los amigos y el libro, que es un elemento de reflexión y maduración. Y a partir de ahí, todo el resto de medios audiovisuales". Los grandes valores que deben regir la pedagogía son, para Mayor Zaragoza, "los principios democráticos que figuran en la Constitución de la Unesco: justicia, libertad, igualdad y solidaridad, intelectual y moral".

 

La inmigración y la diversidad cultural han sido los ejes centrales del congreso. (Foto: Rafael Martínez)
arriba