Los Institutos Cervantes y Ramon Llull promoverán conjuntamente la lengua
y la cultura catalanas en el exterior
Ambas instituciones suscriben un convenio de colaboración que abre la red de centros del Cervantes a las actividades del Instituto catalán

Madrid.
El Instituto Cervantes promoverá la difusión de la cultura catalana en el extranjero y celebrará actividades que contribuyan a la difusión de la lengua catalana, según se contempla en el convenio de colaboración suscrito entre este organismo y el Instituto Ramon Llull.
El acuerdo de colaboración fue suscrito en Barcelona, el pasado día 13 de septiembre, por el director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, y la consejera de Cultura de la Generalitat de Catalunya, Caterina Mieras, en el transcurso de un acto en el que participó asimismo el director del Instituto Ramon Llull, Xavier Folch.
Este convenio, primero que suscriben los Institutos Cervantes y Ramon Llull, establece el marco de cooperación entre ambos organismos “con la finalidad de promover la cultura catalana en el exterior a través de la red de centros del Instituto Cervantes”, y en virtud del mismo “ambas instituciones podrán acordar la celebración de programas que contribuyan a difundir la lengua catalana”.

Cesión de espacios

Según se contempla en el acuerdo, el Instituto Cervantes, organismo responsable de la difusión de la lengua y la cultura españolas en el exterior, podrá ceder espacios en sus centros para que acojan actividades que difundan la cultura catalana organizadas por el Instituto Ramon Llull, tanto en solitario como en colaboración con el propio Instituto Cervantes.
Tras la firma del convenio, César Antonio Molina señaló que “el Instituto Cervantes es de todos”, y resaltó que el acuerdo establecido “supone el primer paso para ponerlo a disposición de todos”.
El Instituto Cervantes, adscrito al Ministerio de Asuntos Exteriores, cuenta en la actualidad con 42 centros, distribuidos en 28 países de Europa, América, Asia y África, así como de 10 Aulas Cervantes en otros tantos países.
El convenio suscrito en Barcelona entre los Institutos Cervantes y Ramon Llull tendrá una vigencia de dos años, prorrogables, y próximamente se creará un grupo de trabajo, formado por dos  miembros de cada institución, que propondrá los contenidos y financiación de los programas para difundir la lengua y la cultura catalanas en el extranjero.

 

arriba