Descubierta una hormona que ayuda
a mantener sano el cerebro

Madrid. Un equipo de investigadores españoles ha identificado una nueva hormona en el hígado, que es la responsable de la formación de vasos sanguíneos en el cerebro adulto. Esta circunstancia ayuda a comprender por qué el ejercicio físico puede beneficiar tanto al cerebro, según ha manifestado a la agencia EFE el biólogo Ignacio Torres, profesor del Instituto Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y director de este trabajo, cuyos resultados se han publicado en el último número de la revista Proceedings of the National  Academy of Sciences (PNAS).
El profesor Torres ha desvelado que la nueva “hormona IGF-I es muy parecida a la insulina del páncreas, y controla la formación de vasos sanguíneos tanto en estados de salud como de enfermedad. “Por tanto -ha añadido- a través de este efecto la salud del cerebro estaría condicionada por la función del hígado. Además, el ejercicio hace que el IGF-I del hígado forme más vasos en el cerebro, de ahí que resulte tan beneficioso”.
También ha advertido que “no hay que olvidar que uno de los problemas típicos asociados al envejecimiento de la población es el deterioro cerebral que, entre otros efectos, origina una disminución de dichos vasos sanguíneos. Por tanto, hacer ejercicio ayuda a mantener el cerebro sano a medida que se envejece, y ello gracias a que los vasos se mantienen”.

La epilepsia afecta más a las mujeres

Madrid. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que cien millones de las personas que actualmente viven el mundo experimentarán episodios epilépticos alguna vez en su vida, y una gran parte de ellas serán mujeres “que no siempre están tratadas como debieran”. Aunque también reconoce que se ha avanzado mucho últimamente en dos de los recursos que vienen reclamando los neurólogos y expertos en el tratamiento de esta enfermedad; la publicación de guías clínicas terapéuticas que reconozcan las necesidades específicas de las afectados, y la disponibilidad de fármacos antiepilépticos más eficaces y seguros, con una especial indicación para las mujeres.
La epilepsia es un trastorno neurológico provocado por unos cambios breves y repentinos del cerebro, como el aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona cerebral. Los afectados sufren una serie de convulsiones o movimientos corporales incontrolados de forma repetitiva (ataques epilépticos), que se reproducen con cierta frecuencia.  Su tratamiento puede presentar diferencias entre hombres y mujeres, ya que en este último caso los fármacos precisos pueden cambiar su acción en los embarazos, interaccionar con los anticonceptivos y favorecer la osteoporosis.

Investigaciones sobre la relación entre
los metales y las biomoléculas

Madrid. Mas de un centenar de expertos de procedentes de Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y España, así como profesores de las universidades de Pau (Francia), York (Gran Bretaña), Barcelona Oviedo y Huelva se han reunido en la ciudad andaluza, para participar en el Congreso “SIMEC 2004”. La última edición de este encuentro bianual se ha destinado a debatir los últimos avances registrados en las investigaciones sobre la relación entre los metales y las biomoléculas, una ciencia creada hace tres años con la denominación de “Metallonics” (Metalónica), que permite determinar con eficacia parámetros como la autenticidad de los alimentos, el estrés ambiental de un ecosistema o la detección de enfermedades.
Ha coordinado este Congreso el profesor José Luis Gómez Ariza, quien ha declarado a la Agencia EFE que el principal objetivo de la “Metalónica” es analizar la interacción entre “las moléculas de interés biológico y su unión con otros metales que estén en el medio ambiente”. De esta forma, permite detectar de forma directa la incidencia de ciertos metales en los organismos vivos que, junto con posibles cambios metabólicos, pueden dar un diagnóstico de la realidad ambiental de un ecosistema concreto. Además, estas investigaciones sobre la relación entre los metales y las biomoléculas pueden determinar, de forma “totalmente eficaz y sin ninguna duda”, si algún alimento está manipulado o no.

 
arriba