CC.OO vuelve a pedir un pacto educativo para Madrid
La Federación regional de Enseñanza reelige a Francisco García como secretario general.

Madrid.
La Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CC.OO ha celebrado recientemente su sexto Congreso, en el que se ha debatido la política de este sindicato para todos los sectores de enseñanza durante los próximos cuatro años. Además, el 96,7% de los 186 delegados participantes han votado a favor de la reelección de Francisco García como secretario general de esta organización para dicho período, y han aprobado por idéntico porcentaje el informe de gestión de la anterior directiva y la composición de la nueva ejecutiva.
“Por un compromiso político y social con la educación. Por un acuerdo educativo para Madrid”, ha sido el lema de este Congreso que, precisamente, ha apostado por lograr un pacto en la Región “para toda la enseñanza, desde Infantil y Primaria hasta Universidad, como marco unitario que saque a la comunidad educativa madrileña de la crisis institucional a la que le ha llevado el radicalismo político del Gobierno que preside Esperanza Aguirre. Porque según ha afirmado Francisco García en su discurso de clausura, el acuerdo es “la única salida a la situación de conflicto permanente” entre la administración autonómica y la comunidad escolar.
El máximo responsable de enseñanza de CC.OO en Madrid cree que “ese pacto debería servir para evitar el deterioro de la calidad, tanto en la educación pública como en el conjunto de la enseñanza madrileña, y ha puesto como ejemplo el acuerdo suscrito en 1999 que, en su opinión, ha tenido una gran importancia “para la mejora del sistema educativo en nuestra Comunidad”. Por ello, este Congreso ha apostado por un modelo que “garantice la igualdad de oportunidades, promueva el servicio público como eje vertebrador del sistema educativo, dé preferencia al derecho a la educación sobre el derecho a la elección de centro, y garantice el control social de los fondos públicos”.

Críticas

Además, esta Federación ha difundido un comunicado en el que afirma que “el Consejero de Educación de la Comunidad Autónoma de Madrid se ha convertido en el mejor empresario de la enseñanza privada, a pesar de los propios empresarios del sector, haciendo dejación de sus funciones como servidor público de un Gobierno elegido por los ciudadanos”. Añade que “su capacidad para culpar a los centros de la ineficacia, incompetencia y dejación de funciones del Ejecutivo regional no tiene límites”, y advierte que “su radicalismo y su discurso guerracivilista se están convirtiendo en una constante que no facilita el diálogo”.

 

arriba