El Gobierno aumenta el fondo para ayudas al estudio con 36 millones de euros

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo sobre Incentivación de la Política de Becas que contempla la asignación de una dotación presupuestaria adicional, por un importe de 36 millones de euros (unos 6.000 millones de pesetas), destinada a incrementar el fondo disponible para becas educativas en el año 2004.

El programa Séneca de movilidad universitaria amplía en 400 becas su
oferta para
el próximo curso.
(Foto: Rafael Martínez)

El Consejo de Ministros amplía el número de becas compensatorias, de movilidad y de adquisición de libros,
e incrementa la cuantía de las ayudas en un 5%

Madrid.
El programa de ayudas al estudio en los Presupuestos Generales del Estado para 2004 contempla un fondo disponible para estos efectos que alcanza los 819 millones de euros, por lo que la medida adoptada por el Consejo de Ministros supone un incremento porcentual de un 4.4% en el fondo disponible para becas educativas durante el presente año.
Para el conjunto del curso 2004-2005, este incremento ahora acordado supondrá un gasto adicional en torno a 66 millones de euros (unos 11.000 millones de pesetas).
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, en su comparecencia ante los medios de comunicación al término de la reunión del Consejo de Ministros, afirmó que el aumento del número de becas y de su cuantía aprobado por el Gobierno “servirá para que España se acerque a la media que los países de la UE dedican a ayudas al estudio”, y para “evitar que los jóvenes abandonen las aulas por motivos económicos”.
San Segundo precisó asimismo que “con estas decisiones se cumple uno de los compromisos adquiridos por el presidente de Gobierno en el debate de investidura”, y aseguró que “además de favorecer la igualdad de oportunidades, estas medidas corrigen la tendencia de los últimos años, durante los cuales habían disminuido los estudiantes becados y la cuantía de las ayudas”.

Ayudas compensatorias

La ministra de Educación y Ciencia, según informa Efe, subrayó que la primera prioridad que se ha fijado el Gobierno “son las ayudas compensatorias, destinadas a las familias con menor renta”, y explicó al respecto que “estas becas dejarán de estar condicionadas a criterios específicos adicionales, como una situación de orfandad, el desempleo de algún miembro de la familia o determinadas minusvalías en el seno familiar”. San Segundo añadió a este respecto que “las familias con menos renta son un grupo especialmente sensible”, y explicó que “a partir de los 16 años (cuando la enseñanza deja de ser obligatoria) las familias necesitan esas ayudas económicas para que sus hijos no tengan que incorporarse al mercado laboral y puedan seguir estudiando”.
Según precisó la ministra, el número de becas compensatorias que se conceden en la actualidad oscila entre 90.000 y 100.000, y con las medidas adoptadas por el Gobierno “se extenderán a unos 20.000 jóvenes más”.
Finalmente, la ministra hizo referencia a las ayudas para la adquisición de libros de texto, ampliadas a 25.000 alumnos más, y al incremento en 400 becas más en el marco del programa Séneca de movilidad de los estudiantes universitarios, al detectarse “un exceso de demanda en este ámbito”.

Igualdad de oportunidades

En una nota informativa del MECD se precisa a este respecto que “la participación en los estudios post-obligatorios de los jóvenes de familias de baja renta depende de forma decisiva de las becas, que contribuyen a hacer posible el principio de igualdad de oportunidades”, y se destaca que “la importancia de los programas de becas no se limita a su obvia contribución a la equidad, sino que también mejoran la eficiencia educativa, ya que permiten aprovechas las potencialidades de muchos jóvenes de orígenes sociales modestos”.
Durante los últimos años, según se indica en el comunicado del MECD, se ha producido en España una notable reducción en el porcentaje de alumnos becarios, con una caída aproximada de entre 5 y 6 puntos porcentuales, dependiendo de los niveles educativos. Asimismo, ha tenido lugar una disminución paralela de la cuantía de las becas, que, en euros constantes, han experimentado un descenso promedio superior al 4%.
La comparación internacional muestra asimismo el déficit de gasto en becas que ha tenido nuestro país: el esfuerzo español en ayudas netas al estudio no alcanzaba el 0,1% del PIB (Producto Interior Bruto) en el año 2000, mientras que el esfuerzo medio en dicho ámbito en la Unión Europea superaba el 0,4% del PIB en ese año. “Para empezar a poner remedio a esta situación –se precisa en la nota informativa del MECD-, y atender a los compromisos adquiridos, resulta necesario introducir algunas medidas urgentes con vistas al curso 2004-2005, que reflejen la prioridad que el Presidente de Gobierno ha dado repetidamente a las cuestiones educativas”.

Becas especiales de movilidad

En el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros se concede la máxima prioridad a la extensión de las ayudas compensatorias y becas especiales de movilidad, destinadas a las familias de menor renta y que afectan de modo crucial en las decisiones de los jóvenes (a partir de los 16 años) sobre su permanencia en el sistema educativo post-obligatorio. En consonancia con esta intención, y merced al acuerdo aprobado, se suprimirán los requisitos específicos que a se añadían a los requisitos económicos de renta reducida y, como consecuencia de esta medida, se estima que se concederán unas 20.000 ayudas compensatorias más durante el próximo curso.
Asimismo, en el acuerdo se considera “urgente” incrementar la cuantía de las ayudas, tanto compensatorias como de residencia, de transporte y para necesidades educativas especiales, en un 5% real, con objeto de compensar su disminución en los últimos años.
Por último, el acuerdo aprobado contempla el incremento del número de ayudas disponibles para la adquisición de libros de texto y el aumento del número de becas Séneca de movilidad entre universidades españolas.
Estas medidas, y los cambios que conllevan, afectan a las ayudas y becas que se conceden a los estudiantes de Bachillerato, Formación Profesional y Universidad.

 

arriba