Seminario sobre “Ciencia, Tecnología
y Educación”

Madrid.- “Es necesario educar con la ciencia, sí, pero también es necesario conmover con la ciencia”, según ha afirmado el catedrático de Historia de la Universidad Autónoma de Madrid, José Manuel Sánchez Ron, durante la clausura de un “Seminario de Ciencia Tecnología y Educación” celebrado recientemente en Madrid. Estudiantes y profesores universitarios, docentes de Primaria y Secundaria, directores de centros, expertos y representantes de diversas instituciones educativas y científicas han participado en este encuentro, organizado por la Fundación Europea Sociedad y Educación, la Fundación Iberdrola y la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid.
La convocatoria de este Seminario proponía “una reflexión en torno al binomio formado por la educación y el progreso científico y tecnológico, su influencia en nuestra organización social y en los cambios que ocurren en el entorno”. Y todos los participantes han coincidido al desatacar “la importancia de la cultura científica como parte esencial de la comprensión de nuestro mundo”. El profesor Sánchez Ron ha añadido que “las vidas de nuestros jóvenes son tecnocientíficamente dependientes. Pero para una adecuada promoción de una cultura científica no basta sólo con la educación, hay que llevar la ciencia al corazón de las personas”. Por ello, cree que “debemos producir ciencia, pero también introducirla hasta el último escondrijo de nuestra sociedad, integrarla en la cultura de todos los días”.
Los catedráticos Juan Manuel Rodríguez, Fernando Broncano Y Juan Arana han analizado las relaciones entre la ciencia y la sociedad desde tres perspectivas diferentes, como la divulgación científica, la relación entre ciencia y religión, y la integración de saberes científicos y humanísticos. Aunque todos han reseñado la importancia de introducir en nuestros sistemas educativos las reformas necesarias, para afrontar con eficacia las “tensiones de nuestras complejas sociedades”. Por su parte, la también catedrática universitaria Eulalia Pérez, ha abogado por “la incorporación de modelos educativos, receptivos y participativos que permitan el enriquecimiento intelectual y ético, incorporando las cuestiones de género a las políticas y estrategias científicas”.

II Feria de la Ciencia en Sevilla

Sevilla.- La Sociedad Andaluza para la Divulgación de la Ciencia ( www.cienciaviva.org ) y el Centro del Profesorado de Sevilla (www.cepsevilla.org ) han organizado la “II Feria de la Ciencia de Sevilla”, en la que han participado más de 1.180 alumnos de entre tres y dieciocho años, y 160 profesores pertenecientes a 39 centros de esta provincia. Todos ellos agrupados en un total de 34 proyectos de divulgación científica pertenecientes a todos los niveles educativos, incluidas la FP y la Universidad. Los promotores de esta Feria han pretendido “acercar la ciencia a los ciudadanos para que la perciban como algo propio”. Y también promover la realización de experimentos científicos y tecnológicos en los centros educativos, “en los que el alumnado tenga un protagonismo especial”.
Entre los proyectos presentados destacan los referidos a “El taller del sabio”, “El granito imprime carácter”, “La ciencia en la cocina”, “Los pequesabios experimentan con la ciencia”, “Ciencia mágica”, “Electrones con historia”, “Viaja al Universo”, “La aventura del ADN”, “Sonidos visibles”, “Matemáticas para pasar el tiempo”, etc. También han participado instituciones como el Ministerio de Educación y Ciencia, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las consejerías de Medio Ambiente y de Educación y Ciencia del Gobierno autonómico, el Ayuntamiento y el Área de Juventud de la Diputación de Sevilla, el Instituto de la Grasa de esta cuidad, el Programa “Andalucía Investiga”, Cartuja 93, y Jardines Botánicos, que han mostrado en el recinto ferial sus planes para fomentar la investigación y la cultura científica.

“La Rebotica” dedica su concurso
de cuentos al Alzheimer

Madrid.- El programa radiofónico de divulgación socio-sanitaria “La Rebotica” ha convocado la VIII Edición del Concurso de Cuentos “Don Daniel”, que en esta ocasión tratará sobre el tema “Me olvidé de vivir. La decidida respuesta contra el Alzheimer”. Podrán concurrir cuantos autores lo deseen, sin limitación alguna de edad, nacionalidad, sexo o condición, con relatos “originales e inéditos, no premiados ni presentados a otros concursos, y escritos en lengua castellana”. Tendrán una extensión de entre 5 y 8 folios escritos a máquina o mediante ordenador a doble espacio, por una sola cara y en tamaño DIN A4.
Todos los cuentos deberán versar sobre aspectos relacionados con el Alzheimer, y se valorarán muy especialmente los que muestren “una clara sensibilidad a favor de los enfermos que padecen esta enfermedad, y hacia los familiares y cuidadores que se ocupan de ellos”. Y que también aporten un mensaje “de esperanza y de compromiso social” en la lucha contra dicha dolencia, “eludiendo cualquier óptica sensacionalista”.
Se concederá y primer premio de 1.500 euros y trofeo y tres accésit de 500 euros y un trofeo para cada uno. El jurado tendrá en cuenta la edad de los autores, “para galardonar si tiene suficientes méritos literarios, un relato realizado por estudiantes de entre 6 y 11 años (Primaria) y otro de entre 12 y 18 años (Secundaria). El plazo de presentación de losa trabajos finaliza el 30 de junio del presente año. Más información en www.larebotica.es y www.cope.es

 
arriba