La escuela privada no confesional se siente discriminada
ACADE quiere promover la competencia entre los centros públicos, los concertados y los no subvencionados
Hay que promover la competencia entre los centros públicos, los concertados y los privados para mejorar el sistema escolar, según las conclusiones del último Congreso Mundial de Educación
ACADE pide una mayor optati- vidad en los últimos cursos de Secundaria, para que los centros puedan adaptarse “a la realidad social de sus alumnos”. (Foto: Rafael Martínez)
organizado por ACADE. Esta patronal reclama una mayor optatividad en los últimos cursos de Secundaria, defiende el “carácter educativo” del tramo 0-6 años y pide un debate en el que participe toda la comunidad educativa.

Madrid.
La Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) ha organizado recientemente en Madrid el “VII Congreso Mundial de Educación”, que se ha centrado en el tema de “La Excelencia Educativa”. Además, se ha abierto por primera vez en nuestro país un debate internacional sobre los “Sistemas de Calidad Homologados” que están funcionando en Irlanda, Reino Unido, Francia, Portugal, Argentina, Brasil, Chile, Perú, Bolivia y, lógicamente, España, en el que han participado sus propios responsables y expertos en gestión de calidad educativa y empresarial, lo que ha permitido contrastar los resultados en los distintos programas de calidad de los citados países, con realidades socioeconómicas, educativas y culturales de índoles muy diferentes.
Todos ellos han coincidido en unas conclusiones, en las que afirman que “los responsables políticos deben promover la competencia en plano de igualdad de las tres redes educativas (pública, concertada y privada), porque esta competencia es un factor decisivo para la mejora permanente del sistema escolar”. Para ello, creen que hay que desarrollar “fórmulas de financiación a las familias alternativas al concierto, que permitan a todos los padres escoger el centro que desean para la educación de sus hijos”
Según dichas conclusiones, con una libre competencia “los colegios se verán obligados a competir entre sí ofreciendo una enseñanza de calidad para atraer a sus alumnos, tal y como ocurre en el resto de los sectores de una economía de mercado no intervenida estatalmente”. Sin embargo, ACADE ha vuelto a denunciar durante este encuentro que, actualmente, “las escuelas privadas no confesionales se encuentran discriminadas en relación con las públicas y las concertadas, lo que está creando una competencia desleal que perjudica a la enseñanza privada no subvencionada y a las familias que optan por estos centros”.

Más autonomía

ACADE ha abogado durante este Congreso por una mayor optatividad en los últimos cursos de Secundaria, “que permita a los centros adaptarse a la realidad social de sus alumnos”, y ha reclamado más autonomía para los colegios que no están sostenidos con presupuestos públicos. Ha defendido la “idéntica participación del profesorado de la enseñanza privada, con relación a la pública y la concertada, en el diseño y la formación de cualquier prueba que deban realizar sus alumnos”, así como el “carácter educativo” del tramo 0-6 años, “una fase fundamental para potenciar el máximo desarrollo de las capacidades futuras del niño”.
Por último, la patronal de los colegios no subvencionados ha aprovechado este Congreso para volver a pedir “un debate efectivo que busque el consenso entre toda la comunidad educativa, y mantenga la educación “al margen de los vaivenes políticos”. Un Congreso en cuya organización han participado igualmente confederaciones educativas de ámbito europeo (CADEICE), iberoamericano (FAEPLA) y mundial (COMEP), integradas por más de 200 organizaciones de la enseñanza privada, que representan a más de 75.000 centros educativos en los que cada año estudian más de 28 millones de alumnos.

 

arriba