El tiempo que los niños dedican a leer empieza a descender a los 10 años
Resultados de la encuesta sobre lectura de la Fundación Bertelsmann

Madrid.
Los niños leen cada vez más hasta los diez años, y a partir de esa edad el tiempo que dedican a la lectura empieza a descender hasta alcanzar la mínima frecuencia a los 16 años: a esa edad, sólo el 20% lee una vez al día o muchas veces a la semana, mientras que a los 8 años el porcentaje es del 60,4%. Los datos se  desprenden de una encuesta  so-

Foto: Rafael Martínez

bre Hábito Lector que la Fundación Bertelsmann realiza anualmente en escuelas de Educación Primaria e Institutos de las localidades españolas que forman parte de su Programa Biblioteca-Escuela, actualmente Mieres, Gandía, Linares, Alcúdia y El Prat de Llobregat (Ver COMUNIDAD ESCOLAR Nº 739).
El estudio revela que esa misma edad, 10 años, es el punto de inflexión a partir del cual empieza a disminuir la ilusión que les hace a los niños que les regalen un libro, y aumenta su interés por la ropa y los CDs de música. A los 10 años, un 44,6% consideran el libro como uno de los regalos que les hace “mucha ilusión”, mientras que a los 16 son sólo un 10,5% los que se inclinan por esta opción, frente a un 78% a los que les hace mucha ilusión que les regalen ropa y un 68% que señalan los CDs de música como una de sus opciones favoritas (a los 10 años, los porcentajes para la ropa y los CDs son del 33% y el 40%, respectivamente).
Como consecuencia de todo ello, las actividades preferidas de los niños durante su tiempo libre en casa también varían: a los 10 años, a un 49% les gusta leer, mientras que a los 16 años el porcentaje cae hasta un 18%. Por el contrario, a los 10 años sólo un 37% dicen escuchar música, frente a un 66,3% que lo hacen a los 16 años.

Escoger los libros

En cuanto a la selección de los libros que leen, son mayoritariamente los padres y familiares los que escogen los libros que regalan, si bien a los 16 años es la primera edad a la que varía la proporción y casi la mitad (un 49,5%) afirman comprar ellos mismos los libros que leen. Curiosamente, en el caso de las lecturas que realizan en la escuela, a medida que crecen resultan ser más los maestros y menos los alumnos quienes escogen los títulos: a los 9 años, los selecciona el profesor en un 32,6% de los casos y el alumno en un 69% de los casos (el 32% a partir de una lista y el 37% libremente), mientras que a los 16 años los libros los escoge el profesor un 86% de las veces, y sólo en un 14% lo hacen los propios alumnos.
La edad de los alumnos se aprecia en las preferencias en cuanto al género de sus lecturas: destaca el crecimiento del interés por las novelas de amor (a los 10 años sólo un 3,1% las eligen como el tipo de libro que más les gusta, frente a un 16% que se decantan por él a los 16 años) y el descenso en el porcentaje de niños que destacan los libros de aventuras como sus favoritos (a los 10 años es de un 46,6% y a los 16 años, de un 36%).
En términos cuantitativos, el número de libros que leen por curso se reduce drásticamente entre los 9 y los 16 años: si a los 9 hay un 49,7% que afirman leer más de 15 libros a lo largo del curso escolar, el porcentaje que lee esa misma cantidad de títulos a los 16 años es tan sólo del 2,1% (un 64,2% leen como máximo 5 libros en todo el curso).
La Encuesta sobre Hábito Lector se realiza cada año en el marco del Programa Biblioteca-Escuela, un proyecto de fomento de la lectura creado por la Fundación Bertelsmann en 1998 y que actualmente se encuentra implantado en Alcúdia, Gandía, Mieres, El Prat de Llobregat y Linares. Esta última población ha sido la primera en cumplir los cinco años de duración previstos, por lo que el Gobierno municipal ha asumido a partir de 2004 la totalidad del coste del Programa y lo ha integrado en los planes culturales del consistorio.
Más información en www.fundacionbertelsmann.org/pbe

 

arriba