El profesorado reclama más recursos
y mayor autonomía de los centros

Un estudio confirma su desconfianza ante los itinerarios y la repetición de curso

Casi 2.000 docentes de 11 Comunidades Autónomas demandan más medios y recursos para la educación. Según se desprende de
una encuesta, realizada por el Instituto IDEA y la Fundación Hogar del Empleado,
apuestan por la reducción de la ratio y el incremento del profesorado para desdobles.
Los docentes encuestados
están satisfechos
de su relación
con los alumnos.
(Foto: Rafael
Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
La implicación de los padres en la educación de sus hijos debería estar entre las prioridades de la actuación educativa. Esta una de las propuestas que recoge la encuesta sobre La situación profesional de los docentes, elaborada por Alvaro Marchesi y Eva Mª Pérez, entre 1957 profesores de Infantil, Primaria y Secundaria.
Para mejorar la calidad de la enseñanza, los encuestados se muestran partidarios del incremento de profesorado para desdobles y la reducción de la ratio, subrayó Alvaro Marchesi, director de IDEA. Según este sondeo, el 78,2% de los encuestados considera que la repetición de curso es una medida insuficiente, para resolver los problemas del fracaso escolar.
De igual modo, la mayoría desconfía de que los itinerarios, en el segundo ciclo de la ESO, sean positivos para mejorar la calidad de la enseñanza. El 70% de los profesores es contrario a la elección de estudios a los 14 años, mientras que el 16% está de acuerdo. Una de sus demandas prioritarias se concreta en el mayor compromiso de los padres en la educación de sus hijos. Además, de forma mayoritaria (el 60%) el profesorado manifiesta su desacuerdo a que la elección del director del centro corresponda a la Administración.

Satisfacción profesional

Más del 73% de los encuestados reclama una mayor autonomía, para decidir temas de organización de la enseñanza, del funcionamiento del centro y de formación y gestión del profesorado. No obstante, más del 90% reconoce un elevado grado de satisfacción con su profesión y expresa una actitud positiva ante las dificultades a las que se enfrenta en el aula.
Esta investigación confirma que más del 40% de los educadores valora negativamente su formación inicial, sobre todo los de Secundaria se muestran más críticos que los maestros de Infantil y Primaria. Pero, las diferencias más importantes se encuentran en función de los años de experiencia docente. Los más jóvenes son más críticos, el 51,9% considera que la formación inicial no es satisfactoria, frente al 37,9% de los profesores con más experiencia docente.
Asimismo, reclaman un sistema de promoción profesional vinculado a su dedicación y esfuerzo. La opinión mayoritaria del profesorado es crítica con la valoración que reciben de la sociedad, así el 75% afirma que no se considera la importancia de su trabajo.

Formación en centros

Mientras que los profesores de Secundaria expresan una evaluación más individualista de su trabajo, especialmente en la enseñanza pública, los maestros de Infantil y Primaria trabajan en colaboración con sus compañeros.
Roberto Rey, director del Centro de Innovación Educativa de la FUHEM, apuesta por “la gran capacidad de los centros para resolver cuestiones, que se pretenden legislar” y se muestra partidario de su autonomía administrativa y pedagógica, para solventar muchos de los problemas, como es el caso de los itinerarios. A su juicio, la formación del profesorado debe estar vinculada al centro y formar parte de su proyecto educativo. “Los cambios legislativos son necesarios, pero acompañados de cambios sociales”, concluyó.
Este estudio se llevó a cabo el pasado año, a partir de un cuestionario dirigido al profesorado de centros educativos públicos y concertados de la Comunidad de Madrid y de Cataluña, aunque también se han incluido colegios e institutos de Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla-León, La Rioja y Valencia. En total se recogieron 1957 cuestionarios en los niveles de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, de los que 1387 correspondían a profesores de centros concertado y sólo 570 a la enseñanza pública. No obstante, se comprobó que las opiniones de ambos colectivos eran prácticamente iguales.

 

arriba