Vuelta a la normalidad
El C.P. “Ciudad de Valencia” recu- pera su actividad académica tras
la tragedia del pasado 11 de marzo
El director Modesto Pardo afirma que el
centro va recuperando su actividad normal.
(Fotos: Rafael Martínez)
El colegio madrileño “Ciudad de Valencia” ya no exhibe los símbolos que recuerdan la tragedia del pasado 11 de marzo. De su fachada se han retirado las pancartas que denunciaban un “no” rotundo al terrorismo y las innumerables manos blancas que habían plasmado los alumnos. Las aulas han recuperado su normalidad y, en estos días, los escolares  preparan la celebración del Día del Libro.
Alumnos, familias y vecinos manifestaron su solidaridad con las víctimas
del 11 M.
(Fotos: EFE)

Madrid. ROSAURA CALLEJA.
Este centro público, ubicado en el madrileño barrio de Santa Eugenia, saltó a las primeras páginas de los medios de comunicación de todo el mundo, porque ocho de sus alumnos habían perdido a sus padres en el trágico atentado terrorista del pasado día 11 de marzo.

Modesto Pardo Rubio, director del colegio, subraya que “recuperar la normalidad” fue su objetivo desde el primer momento y reconoce que este empeño está arrojando buenos resultados. No obstante, afirma que la psicóloga del centro es quien asume la mayor responsabilidad en la atención tanto a los alumnos, como a los profesores y las familias afectadas. Esta profesional ha trabajado sin descanso desde el día siguiente a la tragedia, prolongando las intervenciones incluso durante el fin de semana.
En este sentido, el director especifica que la atención se dirige fundamentalmente a las familias y los maestros, ya que los niños deben percibir a su alrededor una actividad normalizada. “En este momento de euforia, los alumnos afectados pueden detectar un protagonismo social, que tendría consecuencias negativas en su estado emocional”.

Atención psicológica

Modesto Pardo hace hincapié en la inestimable colaboración del profesorado del centro, ya que “la psicóloga puede atender al niño puntualmente, pero es el maestro quien está a su lado durante el horario escolar”. De igual modo, tiene palabras de reconocimiento para las numerosas muestras de solidaridad que han llegado al centro de todas las comunidades autónomas: “el correo electrónico está colapsado y, además, diariamente recibimos docenas de cartas, murales y trabajos”, revela.
Esta mañana el equipo docente espera la visita de la alcaldesa de Valencia, acompañada de Alberto Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid. “Rita Barberá se puso en contacto con este centro, que lleva el nombre de su ciudad, para expresarnos su cariño y solidaridad, además de ofrecernos la posibilidad de que nuestros alumnos visiten el Museo Oceanográfico”, declara el director.

Alumnado

El colegio público “Ciudad de Valencia” acoge a 1.230 alumnos de 3 a 12 años, que cursan desde la segunda etapa de Educación Infantil hasta 6º de Primaria. El equipo docente está integrado por 79 maestros y 2 profesores de Educación Compensatoria. Además de los 75 escolares de etnia gitana, en los últimos cursos se ha incorporado alumnado procedente de Latinoamérica, Rumanía y otros países del Este europeo.
El pasado curso este centro inició un trabajo sobre alimentación, dentro del programa europeo Comenius, que desarrollaron conjuntamente con centros de Holanda, Italia y Austria. Esta experiencia ha tenido su continuación en el presente año académico, con un proyecto medioambiental, en el que colaboran con otros colegios de Alemania, Polonia, Bulgaria y Austria. La pasada semana, tres profesores y tres alumnos del “Ciudad de Valencia” se desplazaron a una localidad alemana, para celebrar el Día de la Primavera en Europa, en el colegio que actúa como coordinador del proyecto.

Creatividad

Modesto Pardo valora positivamente esta experiencia, ya que “permite conocer la metodología que aplican los profesionales de otros centros comunitarios”. Según sus propias palabras, a los profesores europeos “les sorprende la creatividad del método pedagógico de los maestros españoles, a pesar de que ellos puedan tener una formación científica más sólida”, reconoce.
Este centro madrileño también participa en el Plan de Fomento de la Lectura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con un proyecto de mejora de biblioteca escolar. Cincuenta profesores están trabajando en la aplicación de programas informáticos para actualizar la biblioteca. Con motivo de la próxima celebración del Día del Libro, los alumnos de 4º, 5º y 6º han elegido un libro en cada clase y con el título han diseñado un jeroglífico, que deben resolver sus compañeros. La biblioteca permanece abierta hasta las 18 horas, para que los chicos pueden leer, hacer los deberes o bien utilizar el servicio de préstamo y llevarse los libros a casa.

 

arriba