Este catálogo vinculará la formación de los alumnos con las demandas del mercado laboral. (Foto: Rafael Martínez)
Primeras 97 cualificaciones
del Catálogo Nacional

Nuevos currículos de Primaria, ESO y Bachillerato en el territorio MECD

Un Real Decreto introduce las primeras 97 cualificaciones, pertenecientes a 23 familias, del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales. Asimismo, el MECD establece los currículos de Primaria, ESO y Bachillerato, que se impartirán en los centros de su ámbito de gestión.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Un Real Decreto, aprobado en el último Consejo de Ministros, introduce las primeras 97 cualificaciones, pertenecientes a 23 familias, del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales. Esta incorporación cuenta con el respaldo del Consejo General de la Formación Profesional y con el informe favorable del Consejo Escolar del Estado.
Las cualificaciones corresponden a las familias profesionales Agraria; Marítimo-Pesquera; Industrias Alimentarias; Química; Imagen Personal; Sanidad; Seguridad y Medio Ambiente; Instalación y Mantenimiento; Electricidad y Electrónica; Fabricación Mecánica; Transporte y Mantenimiento de Vehículos; Edificación y Obra Civil; Vidrio y Cerámica; Madera, Mueble y Corcho; Artes Gráficas;
Textil, Confección y Piel; Imagen y Sonido; Informática y Comunicaciones; Administración y Gestión; Comercio y Marketing; Servicios Socioculturales y a la Comunidad; Hostelería y Turismo; y Actividades Físicas y Deportivas.

Desarrollo legislativo

Este Catálogo Nacional constituye la principal medida del desarrollo reglamentario de la Ley de Formación Profesional, aprobada por el Parlamento en el año 2002. Asimismo, servirá para vincular estrechamente la formación con el empleo, ya que identifica las cualificaciones que demanda en cada momento el mercado de trabajo y, al mismo tiempo, la formación necesaria para atender a esos requerimientos del mundo laboral.
De igual modo, proporcionará información y orientación sobre las oportunidades de aprendizaje para el empleo, los procedimientos de evaluación, el reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales de los trabajadores, así como ofertas formativas adaptadas a colectivos con necesidades específicas.
A través del Catálogo, se actualizarán las ofertas formativas para FP Específica o Inicial de jóvenes y adultos y también para la FP Ocupacional, dirigida a los desempleados y la FP Continua de los trabajadores en activo. De esta forma, se dará respuesta a un proceso de cualificación a lo largo de la vida, para mejorar su preparación y sus capacidades y para afrontar las nuevas necesidades de la sociedad.

Grupos de trabajo

Expertos en los diversos sectores productivos integran los grupos de trabajo que elaboran el Catálogo Nacional. Mediante un estudio pormenorizado de las necesidades del mercado de trabajo, estos especialistas identifican los nuevos perfiles profesionales demandados por el mercado laboral y diseñan la formación necesaria para ejercerlos. Entre otros figuran, la asistencia a producción y realización de televisión, actividades de venta, hidrotermal, transporte sanitario o administración y diseño de redes informáticas departamentales.
Con el fin de mantener actualizado el Catálogo, el Instituto Nacional de las Cualificaciones se ocupará de revisarlo periódicamente, en un plazo no superior a cinco años.
Para su homologación con Europa, estas cualificaciones se adaptarán a lo establecido en las normas comunitarias, lo que permitirá la movilidad de alumnos y trabajadores por todo el espacio de la UE.

Ámbito MECD

Por otra parte, el MECD establece los currículos de Educación Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato, dentro de su ámbito de gestión directa.
La LOCE define el currículo como el conjunto de objetivos, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación de cada uno de los niveles, etapas, ciclos, grados y modalidades del sistema educativo.
En uno de sus apartados encomienda al Gobierno la fijación de las enseñanzas comunes, que constituyen los elementos básicos del currículo, con el fin de garantizar una formación común a todos los alumnos y la validez de los títulos correspondientes y establece que estos elementos constituirán el 65% de los horarios escolares en las comunidades autónomas que no tengan otra lengua oficial además de la castellana.
De igual modo, se determina que las administraciones educativas establecerán el currículo de los distintos niveles, etapas, ciclos, grados y modalidades del sistema educativo, que deberá incluir las enseñanzas comunes en sus propios términos.

Primaria

De carácter obligatorio y gratuito, la Primaria comprenderá seis años académicos y se organiza en tres ciclos de dos años cada uno. Entre otras novedades, en esta etapa se adelanta la edad de aprendizaje obligatorio de una lengua extranjera a los 6 años y se refuerza el estudio de las materias instrumentales y de las asignaturas científicas y humanísticas.
Otra de las novedades se concreta en la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en todas las áreas del currículo. Así como, la comprensión lectora, la expresión oral y el fomento de lectura constituyen ejes fundamentales para el aprendizaje. El fomento de los valores y las normas de convivencia tendrán una especial relevancia, además de los hábitos de esfuerzo y responsabilidad en el estudio. Para evaluar el sistema educativo, se establecen las pruebas generales de diagnóstico, que no tendrán efectos académicos.
Las áreas de Primaria serán Ciencias, Geografía e Historia, Educación Artística, Educación Física, Lengua Castellana, Lengua Extranjera, Matemáticas, Sociedad, Cultura y Religión.

ESO

La etapa de Secundaria Obligatoria, que consta de cuatro años académicos, se cursará entre los 12 y los 16 años, aunque podrá flexibilizarse para los alumnos con sobredotación intelectual y para los escolarizados en aulas de educación especial. Los dos primeros cursos serán comunes y los dos últimos se organizarán en asignaturas comunes y asignaturas específicas, que conforman los itinerarios.
De libre elección por parte de los estudiantes, en 3º podrán escoger entre el Tecnológico y Científico-Humanístico, mientras que en 4º las opciones serán tres: Tecnológico, Científico y Humanístico. En cuanto a las asignaturas, se mantienen las líneas principales de los Reales Decretos de Enseñanzas Mínimas del año 2000, que potencian el estudio de las materias instrumentales y de las áreas científicas y humanísticas.
No obstante, se introducen algunos cambios como e la incorporación del Latín en 4º y de Cultura Clásica, que antes era optativa y ahora pasa a ser común en 3º. Las matemáticas en 3º y 4º se organizarán en dos opciones de diferente contenido. Igualmente, en 4º Física y Química ofrecerá dos opciones diferentes.

Evaluación

La evaluación se realizará por asignaturas al final de cada uno de los cursos. Los alumnos que no superen alguna de ellas, podrán realizar en los primeros días de septiembre una prueba extraordinaria para recuperarla. Una vez realizada, cuando se suspendan más de dos materias, el alumno deberá repetir curso.
Para obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria será necesario haber aprobado todas las asignaturas. En caso contrario, los alumnos recibirán un Certificado de Escolaridad, en el que constarán los años cursados. Como excepción, los estudiantes obtendrán el Título de Graduado con dos asignaturas pendientes como máximo, siempre que no se trate de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, a la vez.
En cuanto a los Programas de Iniciación Profesional, de dos cursos de duración, constarán de una formación básica que comprende ámbitos de conocimiento Social y Lingüístico, Científico y Matemático, Lengua Extranjera, Educación Física y Sociedad, Cultura y Religión.
Además de la Formación Profesional específica, integrada por módulos profesionales asociados a una cualificación del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, incluyendo un periodo de formación en centros de trabajo en el 2º curso. Los estudiantes que realicen estos programas, que sustituyen a los de Garantía Social, obtendrán el Título de Graduado en ESO.

Bachillerato

Por otra parte, los estudiantes de 16 a 18 años, que cursen Bachillerato, podrán elegir entre las modalidades de las Artes, de Ciencia y Tecnología y Humanidades y Ciencias Sociales. El currículo comprende asignaturas comunes, materias específicas de modalidad y otras optativas. Entre las novedades el estudio de una segunda lengua extranjera adquiere mayor relevancia, ya que se convierte en una asignatura específica en la modalidad de Humanidades. En Ciencia y Tecnología se incorpora como asignatura específica “Tecnologías de la Información y la Comunicación”. Así como, los currículos incluirán actividades que estimulen el interés y el hábito de la lectura, la expresión oral y la comunicación.
Los estudiantes que hayan aprobado todas las asignaturas de los dos cursos y la Prueba General de Bachillerato obtendrán el Título de Bachiller. La calificación será la media ponderada entre la nota de la PGB (40%) y la media del expediente académico del Bachillerato (60%), pero es indispensable contar con al menos un 5 en la PGB.

 

arriba