Baja presencia de la movilidad
interna en la Universidad española

Sólo uno de cada doce alumnos cursa estudios fuera de su Comunidad Autónoma de origen, según un estudio del Consejo de Coordinación Universitaria

En el curso académico 2001-02, poco más
de 114.000 estudiantes de los casi 1.370.000 alumnos matriculados en las universidades españolas cursaba sus estudios en centros universitarios ubicados en una Comunidad Autónoma distinta a la de su procedencia, un 8,37% en términos proporcionales, dato que constata la limitada movilidad en este ámbito.

La implantación definitiva del Distrito Abierto, previsiblemente, incrementará la tasa de movilidad del alumnado universitario español. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Vicesecretaría de Estudios de la Secretaría General del Consejo de Coordinación Universitaria ha realizado recientemente un “Estudio sobre la movilidad de estudiantes en universidades presenciales: evolución cursos 1998-99 y 2001-02”, que analiza los flujos del alumnado universitario entre las Comunidades Autónomas españolas.
El estudio se ha realizado con la información que contienen los registros de cada alumno universitario, sobre una muestra de 1.301.576 alumnos de los 1.367.153 estudiantes matriculados en universidades presenciales (públicas, privadas y de la Iglesia Católica), y tiene por objetivo analizar la movilidad de los alumnos entre las distintas Comunidades Autónomas.
Asimismo, en el estudio se han comparado los datos del curso académico 2001-2002 con los correspondientes al curso académico 1998-99, realizados con una muestra de 1.377.465 alumnos de los 1.437.709 matriculados entonces en universidades presenciales.
En el conjunto nacional, y en datos referidos al curso académico 2001-2002, 114.398 alumnos, un 8,37% del total, declararon un domicilio ubicado en una Comunidad Autónoma distinta a la de asentamiento del centro universitario en que estaban matriculados. Ese porcentaje, referido al curso académico 1998-99, se situaba en el 7,18% del total (103.158 alumnos), por lo que la movilidad interautonómica ha experimentado un incremento de 1,21 puntos en esos tres años.

Datos por Comunidades Autónomas

La distribución del alumnado según el número de alumnos matriculados en centros universitarios de una Comunidad Autónoma y el porcentaje de ellos tienen domicilio en la misma, así como el número de ciudadanos universitarios con domicilio en una Comunidad Autónoma y el porcentaje de ellos matriculados en centros universitarios de la misma, agrupa a las Comunidades Autónomas en dos tipos: las CC.AA. con un saldo neto positivo entre el flujo de alumnos que recibe y que sale, y las CC.AA. en las que dicho flujo presenta un saldo neto negativo.
Las CC.AA. con un saldo neto positivo en este flujo, en el curso académico 2001-2002, son únicamente 6 de las 17existentes: Andalucia, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra y Valencia. Y de ellas, sólo tres, Castilla y León, Cataluña y Madrid, según se precisa en el estudio, “han evolucionado incrementando su saldo neto entre los cursos académicos de referencia (1998-99 a 2001-02)”.
Las 11 Comunidades Autónomas que presentan un saldo neto negativo en el flujo de alumnos que recibe y que sale son, por tanto, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, La Rioja, Murcia y País Vasco, y de ellas sólo tres, según el informe, Extremadura, La Rioja y Murcia, “muestran una evolución hacia la mejora de su saldo neto entre los cursos de referencia”.
En el curso académico 2001-02, Navarra acogía en sus universidades presenciales a un 33,3% de alumnos procedentes de otras CC.AA., el porcentaje más alto en este aspecto, seguida por La Rioja (18,8%), Madrid (17,5%) y Aragón (11,2%).
El porcentaje más bajo de recepción de alumnos procedentes de otras CC.AA. correspondía a Baleares (1,00%), Canarias (1,9%), Galicia (3,5%), Andalucía y Asturias (3,6%) y Cataluña (4,4%).
En el apartado de alumnado que sale de su Comunidad Autónoma para cursar estudios en otra distinta a la de su domicilio, el porcentaje más elevado correspondía en el curso 2001-02 a La Rioja (36,3%), seguida de Castilla-La Mancha (33,7%), Baleares (24,9%), Cantabria (24,8%) Extremadura (24,6%) y Navarra (22,00%), mientras que la proporción más baja se registraba en Cataluña (1,1%), Andalucía (2,4%), Madrid (2,6%), Valencia (4,00%) y Galicia (4,8%).

Conclusiones del estudio

En el apartado final del estudio se concluye que “la movilidad de estudiantes no implica a un gran número de alumnos (8,7%)”, y se precisa que “sin embargo llama la atención la evolución creciente, aunque sea tan discreta como del 1,2% en tres años, ya que los datos anteriores al curso 1998-99 eran muy similares a éste: en el curso 1994-95 el porcentaje era del 7,11%, y en el citado 1998-99 del 7,18%”.
A este respecto, se recuerda en el informe “que el curso 2001-02 fue el primero de implantación del Distrito Abierto con el 20% de las plazas”, reservadas para alumnos de otras CC.AA.”, y se sugiere que, tras la implantación definitiva del Distrito Abierto “habrá que esperar a disponer de datos consolidados de los cursos siguientes para confirmar esta implicación”.
Asimismo, se apunta en el capítulo final del estudio, que “faltaría, para las Comunidades Autónomas geográficamente más grandes, analizar los flujos internos, que podrían ser relevantes”, y se sugiere que tales estudios de flujos internos, así como de flujos de movilidad por titulaciones, podrían realizarlos las propias administraciones autonómicas.

 

arriba