“Enséñales a vivir”, lema de
la nueva campaña de la FAD
Cartel publicitario de la presente campaña que lleva a cabo la FAD.
La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) ha iniciado una nueva campaña de sensibilización social bajo el slogan: “Enséñales a vivir”. El objetivo es concienciar a los padres, educadores y a la sociedad en general sobre la importancia de educar en valores desde edades muy tempranas, como clave imprescindible para evitar o reducir la aparición de conductas de riesgo entre jóvenes y adolescentes.
Está dirigida a
padres y profesores
y apuesta por prevenir la drogadicción desde la infancia

Madrid. MARGARITA GIRON
Esta campaña, diseñada por la agencia de publicidad “La Banda”, se dará a conocer en prensa, radio y televisión, mediante la emisión gratuita de diversos spots en medios de comunicación de ámbito nacional, autonómico y local.
Según datos obtenidos de la  investigación  “Jóvenes y

estilos de vida”, publicada recientemente por la FAD, se ha constatado que conductas de riesgo como consumo de drogas, actos delictivos, fracaso escolar, riesgos relacionados con la sexualidad, victimización, o conducción temeraria de vehículos, parecen estar cada vez más relacionadas con el aprendizaje previo de ciertos valores y actitudes.
Los jóvenes desarrollan conductas de riesgo como forma de experimentación y trasgresión. Sin embargo, solo aquellos que poseen unos valores de protección adquiridos antes de la adolescencia tienen más posibilidades de que esas conductas de riesgo no ocasionen problemas irresolubles.
Tal y como afirma el director general de la FAD, Ignacio Calderón, “los jóvenes se van a encontrar con los riesgos sociales tarde o temprano en su vida. Si antes de eso no les hemos preparado para enfrentarse a ellos, tenemos gran parte de la batalla perdida”.
Calderón señala que la clave es capacitar a los jóvenes para enfrentarse a la realidad. “Hasta ahora hemos trabajado en el tramo de más riesgo, los 12, 13 y 14 años, y muchas veces ya llegamos tarde. De ahí, la trascendencia de comenzar a trabajar en la etapa infantil”. No se trata de hablar sobre drogas a los niños pequeños, sino de ayudarles a construir una personalidad fuerte para que en el futuro pueda tomar decisiones por si mismo, sin sucumbir a la presión del grupo de iguales.

Importancia de la familia

Además, según recientes investigaciones de la FAD, la familia sigue estando a la cabeza de los valores más importantes dentro de la sociedad española. Sin embargo, los padres se sienten desorientados: un tercio de ellos confiesa abiertamente que siente que no educa bien o que no sabe hacerlo.
Esta desorientación produce un sentimiento de frustración en los padres, de tal forma que uno de cada cinco dice sentirse desbordado, así como una delegación en otros agentes educativos: el 60% de los padres pide más implicación de la escuela.
Sin embargo, la mayor parte de los valores necesarios para construir una personalidad adecuada se interiorizan en los primeros años de vida, cuando el agente fundamental en el proceso educativo es la familia. Por ese motivo, se considera vital que los padres asuman su responsabilidad educativa y no deleguen en el sistema educativo.

 

arriba