El Título de Bachiller, obtenido a través de la PGB, requisito para el ingreso en las universidades, que podrán establecer procedimientos adicionales de admisión

Nuevo sistema de acceso a la Universidad

El acceso a la Universidad queda regulado por el real decreto aprobado por el Gobierno el 19 de diciembre, que establece como requisito general estar en posesión del Título de Bachiller, cuya obtención regula el real decreto aprobado ese mismo día sobre la Prueba General de Bachillerato. Tanto esta prueba como el nuevo sistema de acceso, que incluye la posibilidad de procedimientos adicionales de admisión por parte de las universidades, comenzarán a aplicarse en el curso académico 2005-2006.

El nuevo sistema
de acceso a la Universidad
se implantará en
el curso
académico
2005-2006.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El Consejo de Ministros, en reunión celebrada el pasado 19 de diciembre, aprobó, a propuesta de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, el real decreto de desarrollo de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) por el que se establece y regula el acceso a la Universidad.
El contenido de este real decreto ha sido informado favorablemente por el Consejo de Coordinación Universitaria y por el Ministerio de Administraciones Públicas, y ha contado asimismo con el dictamen favorable del Consejo de Estado.
Entre las previsiones de reforma del sistema universitario español que preveía la LOU figuraba el establecimiento de un nuevo sistema de acceso de los estudiantes a la Universidad, con la consiguiente supresión del actual sistema de acceso (selectividad).
Según se establece en el real decreto aprobado por el Gobierno, para acceder a la Universidad, con carácter general, bastará con estar en posesión del Título de Bachiller, cuya obtención establece y regula el real decreto aprobado ese mismo sobre la Prueba General de Bachillerato (PGB).
La nota global del Título de Bachiller será la calificación con la que los alumnos concurran al acceso a la Universidad, y las universidades tendrán la posibilidad, en virtud del principio de autonomía universitaria, de establecer procedimientos adicionales de admisión para determinadas titulaciones, que deberán respetar los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Procedimientos adicionales de acceso

En estos casos de procedimientos adicionales, en el acceso a la Universidad se primará la nota global del Título de Bachiller, que supondrá un 60% de la nota de acceso, con lo que los procedimientos que en su caso establezcan las diferentes universidades nunca supondrán, en su evaluación, más del 40% de la nota de acceso.
Estos criterios complementarios, según se establece en el real decreto, serán:
· Itinerario cursado en el Bachillerato, en relación con la titulación que se desea estudiar, o estudios de Formación Profesional realizados.
· Calificaciones obtenidas en asignaturas concretas del Bachillerato o de la Formación Profesional, vinculadas a los estudios que se desean cursar en la Universidad.
· Formación académica o profesional complementaria a la formación académica oficial acreditada por el solicitante.
· Evaluación específica de conocimientos y/o de aptitudes personales.
· Estudios universitarios cursados con anterioridad.
Asimismo, el real decreto establece un sistema de coordinación entre las universidades, que se llevará a cabo en el seno del Consejo de Coordinación Universitaria, para el reconocimiento mutuo de estos procedimientos adicionales de admisión, establecidos para titulaciones concretas.
Este sistema de coordinación permitirá que los alumnos no se vean obligados a trasladarse a otras universidades fuera de su lugar de origen para la realización de estos procesos, sino que podrán realizarlos en su propia Comunidad Autónoma.

Oferta de plazas

Las diferentes Comunidades Autónomas efectuarán la programación de la oferta de enseñanzas de carácter oficial y de la oferta de las plazas correspondientes a las universidades públicas, que serán comunicadas al Consejo de Coordinación Universitaria, organismo que procederá a su estudio y a la determinación, antes del día 1 de junio de cada año, de la oferta general de enseñanzas y plazas, que será publicada en el Boletín Oficial del Estado.
Asimismo, para que los estudiantes puedan contar con toda la información necesaria para tomar sus decisiones, las universidades deberán indicar las titulaciones de carácter oficial para las que pretenden establecer procedimientos de admisión adicionales, así como las fechas de realización de los mismos.
Las universidades públicas no podrán, en ningún caso, dejar plazas vacantes ofertadas siempre que existan solicitudes para las titulaciones de que se trate.
En aquellas titulaciones en las que el Gobierno, de acuerdo con las Comunidades Autónomas, establezca limitación de plazas a nivel estatal (por motivos de interés general o porque así sea estipulado por directivas europeas o convenios internacionales), se establecerán procedimientos de admisión con validez en todo el territorio nacional, tanto para las universidades públicas como para las universidades privadas.
El real decreto establece asimismo la reserva de plazas para determinados alumnos: discapacitados, alumnos que hayan superado estudios de Formación Profesional, estudiantes de países no comunitarios que reúnan los requisitos de acceso a la Universidad en su país de origen, deportistas de alto nivel, y mayores de 25 años, dentro de las proporciones que determinen las Comunidades Autónomas.
Una importante novedad del real decreto aprobado es que contempla que la experiencia académica y profesional acreditada por personas mayores de 45 años, aún cuando no dispongan del Título de Bachiller, pueda ser valorada a efectos de su ingreso en la Universidad para realizar estudios universitarios oficiales. En estos casos, el Gobierno, previo informe del Consejo de Coordinación universitaria, será el encargado de establecer un procedimiento específico de admisión para estos alumnos.

Convergencia europea

Este real decreto que regula el acceso a la Universidad se ha elaborado teniendo en cuenta el proceso de convergencia en el que se encuentran actualmente los sistemas universitarios de los países de la Unión Europea, fruto de la Declaración de Bolonia, así como los acuerdos internacionales que España mantienen con otros países en este ámbito educativo.
En virtud de estas consideraciones y acuerdos, se facilita el acceso a las universidades españolas a los estudiantes que hayan cursado estudios con arregle a sistemas educativos extranjeros, sin necesidad de homologación previa en el caso de los países de la Unión Europea y de aquellos países con los que España tienen suscritos acuerdos internacionales a este respecto.

 

arriba