Símbolo y cultura

Ruta de iniciación espiritual y camino de gestación de muchas de las actitudes, creencias y hallazgos de ese entramado cultural que hoy denominamos Europa, el Camino de Santiago concentra
en su milenaria
existencia códigos
imprescindibles para entender nuestra
propia historia. El Museo Arqueológico Nacional nos lo demuestra.
El Museo Arqueológico Nacional muestra el enorme influjo del Camino de Santiago en el inicio de Europa

Madrid. JULIA FERNÁNDEZ
“Santiago y cierra España”; “Santiago matamoros”; “Santiago el patrón de España”: Santiago el apóstol, una personalidad que cierra en sí misma las variantes posibles de la España medieval, el símbolo de la cristiandad, el concitador desde su tumba y hasta hoy de la ruta de iniciación espiritual más austera y auténtica de la historia occidental, es también en estos días de conformación de Europa como estado múltiple uno de los pilares que se nombran,  asumen

y veneran en la múltiple y rica historia común que basa esta nación de naciones. Hombre, santo, símbolo político, cultural, social y religioso, que es trascendido y superado por el propio fenómeno que lleva hasta él: su Camino, el sendero y la vía que lleva a su santo sepulcro, consigue en muy poco espacio de tiempo desde las primeras incursiones de peregrinos, el gran protagonismo de una historia en la que Santiago es, sí, motivo, pero de una búsqueda que enriquece en el mismo quehacer, que lleva en sí misma el gran júbilo de haber entrado en el itinerario de los que buscan lo moral, lo civilizado y lo espiritual, en una época de intrigas, guerras y amenazas. Una ruta para la concordia, la cooperación y el intercambio: El Camino de Santiago y su cultura.

Xacobeo 2004

El Año Xacobeo 2004 –una conmemoración que tiene lugar sólo aquellos años en los que la festividad de Santiago el Apóstol cae en domingo y que fue una réplica del cristianismo a la conmemoración establecida en La Biblia cada siete años del Año Jubilar de los israelitas- inicia estos días en el Museo Arqueológico Nacional lo que será una extraordinaria sucesión de actos –150 festivales de música pop-rock internacional, española y gallega; 55 conciertos del Festival Internacional de Música de Galicia; 1.100 encuentros, festivales y actuaciones de teatro, música y danza; 1000 actos culturales; 275 exposiciones de carácter jacobeo fuera y dentro de España; 350 congresos, encuentros, simposios y jornadas; 110 eventos deportivos..- que recuerdan y celebran el símbolo, la historia, la cultura y el papel trascendental que el Camino de Santiago tiene en la historia de España y de Europa. El mismo papel que ya el escritor alemán Goethe declaraba en el siglo XVIII con estas palabras: “Europa nació peregrinando a Compostela” y que el Consejo de Europa reconoció al dejar escrito que la peregrinación a Santiago está en la base de la forja de Europa.
Es esta memoria de su trascendente significado en la historia occidental lo que ha querido reflejar la muestra “Luces de peregrinación”, el proyecto que bajo la coordinación de Francisco Singul han puesto en pie de forma conjunta Xacobeo 2004, Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia, los gobiernos autónomos de Asturias, Castilla y León y La Rioja y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, además de la colaboración de Unión FENOSA, y que se exhibe hasta el próximo 14 de marzo en Madrid para posteriormente viajar al Museo Diocesano de Santiago de Compostela.

Arte y arquitectura

La muestra abre sus puertas con Santiago, Luz de Europa, sección que reúne una colección de obras de orfebrería de los siglos XI-XX, realizadas en el culto al apóstol por maestros y talleres de Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido, con la participación de algunas de las mejores escuelas de plateros de España y que dan paso a la dedicada a La ciudad del Apóstol como simbólica luminaria del finisterre hispano, faro del culto apostólico, clérigos, peregrinos y artistas: varias piezas que identifican los orígenes del santuario medieval y el proyecto multisecular iniciado por Diego Gelmírez, que soñaba con una ciudad universal unida a Europa por el cordón umbilical del Camino de Santiago.
Cultura y peregrinación, tercera sección del recorrido, engloba las manifestaciones artísticas de los centros monásticos, las artes suntuarias –platería, azabache, tejidos- y las reliquias, auténticas “Luces de peregrinación” para los devotos. Las devociones específicas del Camino de Santiago, aquellas que alcanzan la santidad en el ejercicio de la caridad, están reflejadas en el apartado Luz de santidad en la que se recogen los ejemplos de San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de La Calzada, San Isidoro o La Virgen Peregrina. La quinta sección, Luz de la memoria, continúa esta mirada al Camino con el rico legado de orfebrería sacra de los siglos XVI-XIX, procedente del monasterio compostelano de San Martiño Pinario. De ella se pasa al último tramo de la muestra, El culto a Santiago e iconografía jacobea, el apartado dedicado más específicamente al apóstol Santiago y a su representación a través del tiempo como miembro del colegio apostólico, apóstol evangelizador y peregrino y, finalmente, soldado de Cristo. Con él se cierra este homenaje a su benéfica influencia.

 

arriba