Medidas de apoyo al profesorado
que depende del MECD
Pilar del Castillo firma con los sindicatos un acuerdo por el que reconoce como méritos la función tutorial y la especial dedicación al centro
La función tutorial se considerará un mérito a efectos de movilidad nacional y en posibles convocatorias de provisión, según un acuerdo suscrito por el MECD con la mayoría de los sindicatos de la
La ministra de Educación junto a los representantes sindicales momentos antes de la firma. (Foto: Rafael Martínez)
escuela pública. Contempla medidas de apoyo al profesorado que depende de su gestión directa, según lo establecido en la LOCE, como la reducción de jornada para mayores de 55 años, el reconocimiento de la especial dedicación al centro, o una mayor cobertura de responsabilidad civil.

Madrid. G. A.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha suscrito con los sindicatos ANPE, CSI-CSIF, CC.OO y UGT, un acuerdo para la aplicación de medidas de apoyo al profesorado en su ámbito de gestión, según lo establecido en la LOCE. La ministra Pilar del Castillo ha presidido el acto de la firma de este convenio, que se circunscribe al ámbito personal y territorial cuya gestión depende del Departamento, es decir, Ceuta, Melilla y los centros dependientes del Ministerio de Defensa acogidos al convenio con el MECD.
Por este acuerdo el Ministerio se compromete a incluir la función tutorial como “mérito a efectos de movilidad nacional y, en su caso, su consideración como mérito en otras posibles convocatorias de provisión”. Y también a formalizar ante los ministerios de Administraciones Públicas y de Hacienda el establecimiento de un complemento retributivo para el profesorado que desempeñe esa función. Su cuantía será de 576 euros anuales para los funcionarios de los cuerpos de Catedráticos y Profesores de Enseñanza Secundaria, de Música y Artes Escénicas, y de Artes Plásticas y Diseño, así como para los Profesores Técnicos de Formación Profesional. Para los maestros será de 456 euros al año.
En el marco de “los planes para valorar la función pública docente”, promete el establecimiento de un complemento económico “que retribuya la especial dedicación del profesorado al centro o, en su caso, su participación en los planes de innovación educativa”. Por otra parte, los mayores de 55 años podrán sustituir parte de su jornada laboral por “actividades de otra naturaleza en los centros escolares”, o conseguir una reducción de hasta un tercio en su jornada de trabajo. Esta medida se implantará progresivamente a partir del próximo curso, comenzando con los mayores de 58 años.

Responsabilidad civil

El MEC se compromete asimismo a “realizar las actuaciones tendentes” a suscribir una póliza de responsabilidad civil para garantizar “la debida protección y asistencia jurídica a todo el profesorado”. Su cobertura se extenderá a “los hechos que se deriven de su ejercicio profesional y de sus funciones que, incluidas en la programación general anual, se realicen dentro o fuera del recinto escolar y den lugar a que los alumnos o sus familias reciban una indemnización económica”.
Además, incrementará el número de licencias retribuidas por estudios, y promoverá “la convergencia retributiva del personal docente de Ceuta y Melilla en torno a la media de las demás administraciones educativas, en materia de gratificación extraordinaria”. Y para los maestros que impartan docencia en la ESO establecerá un complemento compensatorio de 1.225,44 euros anuales, con el fin de retribuir esta dedicación especial y homologar sus condiciones retributivas a la de los que lo tienen reconocido en otras comunidades autónomas. Por último, el MEC va a promover “ante las instancias correspondientes” la prórroga del sistema de jubilación voluntaria previsto en la LOGSE.

Referencia

ANPE ha mostrado su satisfacción por la firma de este acuerdo, pues “supone mejoras retributivas y en las condiciones laborales del profesorado” y considera que “será de obligada referencia para el resto de las administraciones educativas a la hora de desarrollar lo preceptuado en la LOCE”. Por ello, pide al Ministerio que “lidere y tutele un proceso negociador similar” en las comunidades autónomas. Para CSI-CSIF el convenio mejora la actual situación y “pone fin al agravio y retraso” que sufrían los profesores de Ceuta y Melilla que, en su opinión, estaban en peores condiciones que los del resto del país. Además, cree que “obligará a las comunidades autónomas a echarse para adelante en esta materia”.
La Federación de Enseñanza de CC.OO mantiene su posición crítica frente a la LOCE, pero ha suscrito este convenio porque “resuelve algunas reivindicaciones históricas de estos profesores, contempla medidas concretas que mejoran sus condiciones laborales, y va a servir de referencia para futuras negociaciones en otras comunidades autónomas, y también en la enseñanza privada”. En opinión de FETE-UGT supone “mejoras retributivas para los docentes y contempla algunos de los aspectos del acuerdo de 3 de marzo de 2000, pero es insuficiente porque muchas comunidades cuentan con medidas de apoyo superiores a las que hoy se han rubricado. También es discriminatorio –añade- para los maestros que imparten el primer ciclo de la ESO, puesto que sus condiciones no son equiparables a las de los profesores que desempeñan la misma función”. En cualquier caso, confía en que sea “un primer paso para que las condiciones laborales de estos trabajadores se homologuen a las del resto del territorio”.
La Confederación de STEs no ha firmado este acuerdo, por entender que algunos de sus puntos “entrañan un peligro para el profesorado”, mientras que algunas de sus reivindicaciones no se han recogido y otras se han contemplado de manera “insuficiente”. Quiere que el complemento a la función tutorial se extienda a todos los docentes, teme que la compensación económica por especial dedicación al centro pueda ser “fuente de agravio y conflicto en el futuro”, y cree que la reducción de jornada lectiva a los mayores de 55 años “no consigue evitar la correspondiente reducción proporcional de salario”.

 

arriba