Los Reyes de España presiden la
apertura del nuevo curso universitario

El acto académico, celebrado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, albergó un homenaje a la Constitución en su 25 aniversario

El acto inaugural del nuevo curso académico universitario, presidido por los Reyes de España y celebrado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, acogió un expreso homenaje a la Constitución, en su vigésimo quinto aniversario, a los ponentes que la redactaron y al propio Rey Juan Carlos.

Los Reyes de España posan junto a los ponentes de la Constitución en la inauguración del nuevo curso. (Foto: EFE)
 

Madrid.
Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, inauguraron el pasado día 14 de octubre el curso académico universitario 2003-2004, en un solemne acto celebrado en el Rectorado de la Universidad Rey Juan Carlos, en Móstoles (Madrid), que contó con la presencia y participación de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo; del presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Pedro González-Trevijano.
El acto inaugural del nuevo curso universitario, celebrado en la universidad pública de más reciente creación, albergó en su desarrollo un explícito homenaje a la Constitución y a los siete ponentes que la redactaron. En sus intervenciones, los participantes en el acto coincidieron en elogiar, según informa Efe, “a la Constitución y a la Corona como responsables de la pujanza actual de la Universidad española”, que en el presente curso atenderá a 1.476.000 alumnos, unos 30.000 estudiantes menos que en el pasado año, en las 71 universidades existentes, 21 de ellas de titularidad privada.

Discurso del Rey

Don Juan Carlos, en su intervención, expresó su agradecimiento, “como español y como Rey”, a los siete ponentes de la Constitución, seis de los cuales se hallaban presentes en el acto académico de inauguración del nuevo curso (Jordi Solé Tura, por razones de salud no pudo asistir), y pidió a los asistentes un aplauso para “los padres de la Constitución”, a quienes “nunca podremos agradecerles bastante la labor que hicieron”.
En su discurso, Don Juan Carlos afirmó que “el considerable desarrollo económico y social alcanzados por España en los 25 años de vigencia de la Constitución no hubiera sido posible sin un marco constitucional en el que tenemos cabida todos los españoles”, y recordó que “la contribución de la Universidad a la construcción europea es decisiva, ya que es el motor y referencia de una Europa sin fronteras, más sólida y consciente de su papel en el mundo”.
Don Juan Carlos resaltó asimismo en su intervención la necesidad de recordar siempre “la proyección social de la Universidad”, y expresó su orgullo por “la capacidad del sector universitario de contribuir a la mejora del mundo de hoy y a construir una España cada día mejor.
Posteriormente, Don Juan Carlos recibió de manos del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, García-Trevijano, la primera Medalla de Honor de esta universidad, distinción entregada también a los ponentes de la Constitución.

Intervención de Pilar del Castillo

La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, inició su intervención haciendo referencia asimismo a la celebración del vigésimo quinto aniversario de la Constitución, y señaló que “con la ayuda siempre eficaz de la Corona, los españoles hemos vivido un cuarto de siglo apasionante, durante el cual hemos llevado a término cambios políticos, sociales y culturales de gran trascendencia y con un dinamismo que han reafirmado nuestra posición entre los países más avanzados”.
“La Constitución de 1978 –resaltó la ministra- y las instituciones que consagra son para todos una fuente de seguridad y confianza en nuestra capacidad para superar los retos que el futuro pueda plantearnos”, y añadió que “a las universidades españolas les ha correspondido un papel importante en estos 25 años; la libertad de cátedra y la autonomía institucional, establecidas por la Constitución, han permitido multiplicar la docencia e investigación universitarias, mejorar la cualificación de nuestros titulados en toda una serie de ramas del conocimiento e ir adaptando la Universidad a las necesidades del aprendizaje durante toda la vida profesional de las personas”.
Pilar del Castillo resaltó asimismo en su intervención que “la Universidad española de comienzos del siglo XXI se desenvuelve dentro de una sociedad estable y plural”, y destacó que “su valor es muy importante, porque como principal institución investigadora su producción científica y tecnológica constituye más del 70% del total de la investigación en España”.
Tras reseñar el reto y el compromiso de la progresiva organización de un Espacio Europeo de Enseñanza Superior, Pilar del Castillo aludió a la responsabilidad de “seguir avanzando y crear las condiciones apropiadas para alcanzar los niveles de excelencia propios de un país que ha alcanzado el nivel de desarrollo general del nuestro”.

 

arriba