Casi un millón y medio de estudiantes
inician el nuevo curso universitario

La Universidad española acogerá en el curso académico que ahora se inicia a 1.476.194 alumnos, 30.000 menos que en el pasado curso, de los que casi la mitad,
706.000 estudiantes, cursará estudios del área de las Ciencias Sociales y Jurídicas. En los últimos años viene registrándose un paulatino descenso en la población universitaria y un incremento en la proporción del alumnado que cursa estudios de ciclo corto.

 

Los estudios del área de las Ciencias Sociales y Jurídicas
concentran la mitad del alumnado

Madrid.
El sistema universitario español acogerá en el nuevo curso académico, 2003-2004, a un total de 1.476.194 alumnos, según las estimaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, lo que supone una disminución de alrededor de 30.000 estudiantes respecto al pasado curso académico, en el que cursaron estudios en las diferentes universidades españolas 1.506.248 alumnos.
En los últimos años se constata una progresiva disminución en el número de alumnos del sistema universitario español, que en el curso 1998-1999 llegó a situarse en 1.582.795 estudiantes. Desde entonces, curso tras curso, viene registrándose un descenso en la población universitaria española.
En el curso que ahora se inicia, 895.820 alumnos realizarán estudios de ciclo largo, y el resto, 580.374 alumnos, cursarán estudios de ciclo corto, que año tras año aumentan proporcionalmente, respecto al total, el número de matriculaciones. De hecho, el alumnado de estudios de ciclo corto mantiene desde el curso 1993-1994 una tendencia ascendente, reducida en el presente curso a únicamente 140 alumnos respecto al pasado año.
En los estudios de ciclo largo, la disminución del alumnado es progresiva desde el curso académico 1998-1999, en el que cursaban este tipo de estudios más de un millón de alumnos.

Evolución del alumnado matriculado en Educación Universitaria (1)

Distribución del alumnado

La distribución del alumnado del sistema universitario español por áreas de enseñanzas muestra una concentración notable en la rama de las Ciencias Sociales y Jurídicas, que prácticamente acoge a la mitad de la población universitaria española. Así, los estudios de ciclo corto en esta área de enseñanzas concentran al 49,5% del alumnado, mientras que los estudios de la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas de ciclo largo acogen, por su parte, a un 48,3% del alumnado total en este nivel. Los datos del MECD especifican a este respecto que de los 1.476.194 alumnos matriculados en la Universidad española, 708.625 cursarán estudios en el área de las Ciencias Sociales y Jurídicas, que, sin embargo, acogerán a unos 25.000 alumnos menos que en el pasado curso.
Las Enseñanzas Técnicas cuentan en este curso con 405.261 alumnos, cinco mil más que en el pasado curso, y suponen el 40,2% del alumnado de ciclo corto y un 17% del alumnado de ciclo largo.
Los estudios de Humanidades acogerán en este curso a 136.652 alumnos, unos cinco mil menos que en el pasado curso, y los estudiantes de este tipo de estudios, todos ellos de ciclo largo, suponen un 15,9% del total de alumnos en este nivel.
Las Ciencias Experimentales también experimentan un ligero descenso en el número de alumnos, casi seis mil, respecto al pasado curso. Este año se han matriculado en esta área de enseñanza 108.406 estudiantes, que suponen un porcentaje del 1,9% en los estudios de ciclo corto y 11,6% en los estudios de ciclo largo.
El único incremento absoluto en número de alumnos se registra en el área de las Ciencias de la Salud, que cursan este año 117.250 estudiantes, apenas 400 más que en el pasado curso, con un porcentaje del 8,3% de alumnado respecto al total en titulaciones de ciclo corto y de un 7,2% en los estudios de ciclo largo.

Redefinición de los estudios universitarios

Por otra parte, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, expresó recientemente, durante su visita a Nador (Marruecos), su deseo de que “España esté a la cabeza del sistema universitario europeo” cuando se homologuen los estudios y las titulaciones en el ámbito de la Unión Europea (UE).
Durante su visita al Instituto español “Lope de Vega” de Nador, Pilar del Castillo indicó que “la nota singular del curso universitario que ahora comienza es el proceso de redefinición de los estudios universitarios”, que quedarán estructurados en estudios de grado y de postgrado (doctorado y máster), y precisó al respecto que “esta redefinición tiene como objetivo facilitar la movilidad de los estudiantes entre universidades de un país y otro dentro de la UE”, en un proceso de reconocimiento mutuo que se inicio en Bolonia (Italia), en 1999, y que cubrirá sus primeras metas en el año 2005. “El objetivo -según afirmó Pilar del Castillo- es que la Universidad española ocupe un lugar preeminente”, de forma que los estudiantes europeos que quieran realizar estudios de postgrado “tengan a España como una de las acciones prioritarias”.
La ministra destacó asimismo el “clima de colaboración muy favorable” entre universidades, Comunidades Autónomas y MECD para conseguir el objetivo de “crear un espacio europeo que abarque todos los sistema universitarios”, y manifestó que la Ley Orgánica de Universidades (LOU) “ha funcionado con un rendimiento muy satisfactorio” desde su implantación.

 

La Universidad española emprenderá a partir de este curso el proceso de redefinición de sus estudios, con objeto de adaptarse a las directrices de convergencia de la Declaración
de Bolonia.
(Foto: Rafael Martínez)
arriba