Los retos de los maestros del siglo XXI

(...) La reforma de las titulaciones que dan acceso a la docencia para adaptarlas al espacio universitario de la UE  puede suponer la desaparición de algunas especialidades, lo que está despertando inquietud entre profesionales y estudiantes. Un futuro, por otro lado, que no es tan lejano, ya que el Ministerio de Educación quiere que el proyecto de adecuación de las titulaciones de Maestro al  Espacio Europeo de Educación Superior esté finalizado antes del 15 de marzo.
Hasta el momento, nadie se atreve a calcular los costes económicos de una reforma que se adivina polémica, entre otras razones porque puede llevar al aumento de los años de estudio, con el fin de que los nuevos profesionales formados en las universidades españolas puedan trabajar como maestros sin problemas de convalidación de títulos, en los demás países de la UE.
Uno de los objetivos de las reuniones que están teniendo los decanos es analizar la conveniencia de reducir el número de titulaciones de Educación dispersas que existen ahora mismo en nuestro país. En la actualidad, los titulados como maestro en las facultades de Educación pueden dar clases solo en las etapas infantil y primaria o en el primer ciclo (1º y 2ª) de la ESO, la carrera dura tres años y el título que tienen es una diplomatura de tres años. Con la adaptación de los estudios universitarios al espacio europeo, el Ministerio de Educación ya ha anunciado que desaparecen todas las diplomaturas y que las futuras carreras serán de tres o cuatro años. La mayoría de las licenciaturas duran actualmente cuatro años(...)

Francisco Cantalapiedra
EL PAIS. 22 de septiembre de 2003

 
arriba