Nuevo sistema de créditos y calificaciones

El Gobierno aprueba un real decreto que adapta estos aspectos del sistema universitario al Espacio Europeo de Enseñanza Superior

Un real decreto, aprobado en la última reunión del Consejo de Ministros, establece el nuevo sistema de créditos y de calificaciones en las titulaciones universitarias, con objeto de adaptar el sistema universitario español a las directrices de la Declaración de Bolonia y al Espacio Europeo de Enseñanza Superior.

La adopción del nuevo sistema posibilita la comparación y reconocimiento de los estudios universitarios en los países de la UE y fomenta la movilidad estudiantil y de titulados. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El Consejo de Ministros, en reunión celebrada el viernes 5 de septiembre, ha aprobado, a propuesta de las ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, un Real Decreto por el que se establece el Sistema de Créditos y el Sistema de Calificaciones en las titulaciones universitarias de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. Este Real Decreto ha contado con el informe favorable del Consejo de Coordinación Universitaria y del Consejo de Estado.
Los Estados miembros de la Unión Europea, en consonancia con las recomendaciones de la Declaración de Bolonia, están trabajando actualmente en el desarrollo del proceso de convergencia de los sistemas universitarios europeos, con el objetivo de crear y establecer el Espacio Europeo de Enseñanza Superior.
En este sentido, la Ley Orgánica de Universidades (LOU), aprobada por el Parlamento español en diciembre de 2001, establece la necesidad de adoptar medidas orientadas a la plena integración del sistema universitario español en el Espacio Europeo de Enseñanza Superior. Entre estas medidas se incluye el establecimiento de un sistema común de créditos, con objeto de fomentar y alcanzar la compatibilidad de los estudios y de promover con ello la movilidad de estudiantes y titulados en el ámbito de todos los países de la Unión Europea.

Sistema de créditos europeos

El crédito es la unidad de referencia sobre la que se organizan los currículos de los estudios universitarios en la mayor parte de los países europeos, y en nuestro país, los créditos se definen en la actualidad en función de las horas de docencia, teórica o práctica, impartidas por los profesores. En el sistema universitario español, un crédito equivale a 10 horas de clase o formación.
El real decreto aprobado el pasado viernes, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea, propone la sustitución de esta noción de crédito, vigente hasta ahora en nuestro sistema universitario, por la noción estipulada en la Declaración de Bolonia, denominada “crédito europeo”.
La diferencia entre ambas nociones o sistemas radica en que el crédito europeo, a diferencia del crédito que se aplica actualmente en España, no es una medida de duración temporal de las clases impartidas por el profesor, sino una unidad de valoración del volumen de trabajo total del alumno, expresado en horas, que incluye tanto las clases, teóricas o prácticas, como el esfuerzo dedicado al estudio o a la realización de seminarios, trabajos, prácticas o desarrollo de proyectos, así como las horas exigidas para la preparación y realización de los exámenes y pruebas de evaluación. En resumen, en el crédito europeo, ahora adoptado en España, se incide en el trabajo del estudiante, en su aprendizaje, y no en las horas de docencia de los profesores.

Reconocimiento académico y profesional

De acuerdo con el nuevo sistema, establecido en el real decreto ahora aprobado, el número total de créditos establecido en los planes de estudio para cada curso académico será de 60, con un mínimo de 25 horas y un máximo de 30 horas por crédito.
El Gobierno, previo informe del Consejo de Coordinación Universitaria, será quien fije el número mínimo de créditos que deban ser asignados a cada asignatura en los planes de estudio conducentes a la obtención de títulos universitarios nacionales con validez en todo el territorio nacional.
La adopción por parte de todos los países miembros de la Unión Europea del sistema de créditos europeos permitirá dar respuesta a la necesidad de encontrar y establecer un sistema de equivalencias y de reconocimiento a los estudios cursados en otros países.
La generalización de esta nueva unidad de medida académica es considerada fundamental para la creación y establecimiento del Espacio Europeo de Enseñanza Superior, ya que posibilitará que el trabajo desarrollado por un estudiante en cualquier universidad sea fácilmente reconocible y reconocido, académica y profesionalmente, en todos los países de la Unión Europea, factor que fomentará la movilidad estudiantil y de titulados.
Asimismo, la implantación de este nuevo sistema de créditos europeos es una condición previa y necesaria para establecer las nuevas titulaciones superiores, que deberán ir configurándose de acuerdo con las líneas generales que emanan del Espacio Europeo de Enseñanza Superior. 

Sistema de calificación

Por otra parte, el real decreto aprobado por el Consejo de Ministros establece el nuevo sistema de calificación de los resultados académicos obtenidos por los estudiantes en las enseñanzas universitarias.
El sistema de calificación debe ser formulado para facilitar su comparación y equivalencia con el sistema de grados de calificaciones del sistema de créditos europeos y el establecimiento de una distribución interna de las calificaciones otorgadas; de este modo se favorece la transparencia entre los sistemas educativos de los distintos países.
Para tal fin, el real decreto fija y establece un sistema numérico de calificaciones con valores de 1 a 10, con un decimal, a la que podrá añadirse su correspondiente calificación cualitativa (0 – 4,9, suspenso; 5 – 6,9, aprobado; 7 – 8,9, notable, y 9 – 10, sobresaliente). La mención de “matrícula de honor” podrá ser concedida a aquellos alumnos que hayan obtenido una calificación igual o superior a 9.
Todas las medidas incluidas en el nuevo real decreto serán de aplicación a las directrices generales propias correspondientes a títulos universitarios oficiales que el Gobierno apruebe a partir de su entrada en vigor, y, en cualquier caso, las enseñanzas conducentes a títulos oficiales implantadas en la actualidad deberán adaptarse al sistema de créditos que establece el nuevo real decreto antes del día 1 de octubre de 2010, fecha designada por la Declaración de Bolonia para lograr y establecer la plena convergencia de los sistemas universitarios europeos.

 

arriba