El Gobierno aprueba el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales
La transparencia del mercado
laboral y la movilidad de los
trabajadores son sus objetivos
El Consejo de Ministros ha aprobado el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profe- sionales. Este proyecto de Real Decreto de desarrollo de la Ley de FP ha sido elaborado por los Ministerios de Educación, Cultura
y Deporte y de Trabajo y Asuntos Sociales.
El Catálogo facilitará a trabajado- res, desempleados y jóvenes el progreso en la carrera profesional. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Tras su debate en la Comisión de Formación Profesional de la Conferencia Sectorial de Educación, en el Consejo Escolar del Estado y en el Consejo General de la Formación Profesional, este proyecto ha obtenido el dictamen favorable del Consejo de Estado.
En su informe, este organismo resalta la plena constitucionalidad del proyecto y considera que no cabe plantearle "ninguna objeción", desde el punto de vista jurídico. También, afirma que constituye un instrumento de gran utilidad para facilitar la integración entre la formación profesional y el mercado laboral, así como la formación a lo largo de la vida y la movilidad de los trabajadores.
Este Catálogo Nacional ordenará sistemáticamente las cualificaciones identificadas en el sistema productivo y la formación asociada a las mismas, para atender a los requerimientos de empleo. Entre sus objetivos figuran la adecuación de la formación profesional a las necesidades del sistema productivo y la integración y el desarrollo de las ofertas de formación profesional. Además de facilitar la formación a lo largo de la vida, mediante la acreditación y acumulación de aprendizajes profesionales adquiridos en distintos ámbitos.
Uno de los objetivos fundamentales de la ley de Formación profesional es relacionar directamente la formación con el empleo. Para conseguir este objetivo la norma estabece un Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales (SNCP), de aplicación en toda España, en el que se crea un Catálogo de Cualificaciones Profesionales, cuya finalidad es ordenar las cualificaciones identificadas en el sistema productivo y la formación asociada a las mismas para responder a las demandas de empleo. Asimismo, se crea un Catálogo Modular de Formación Profesional, donde se detallan los módulos de formación necesarios para que las personas puedan conseguir cada una de esas cualificaciones que requiere el mercado laboral. Dicho catálogo vendrá a determinar el marco para establecer los títulos de Formación Profesional y Certificados de Profesionalidad.
El Catálogo también servirá para facilitar información y orientación sobre las oportunidades de aprendizaje y formación, así como sobre los procedimientos de evaluación, reconocimiento y acreditación. Se contempla, por tanto, como un instrumento esencial para mejorar la transparencia del mercado de trabajo, además de ser elemento integrador de las diferentes administraciones educativas y laborales.

Homologación europea

Durante su intervención en el Encuentro sobre "Formación Continua: competitividad y cohesión social", Isabel Couso, subrayó la importancia del aprendizaje a lo largo de la vida, que "ha pasado de ser un principio o idea invocado a convertirse en componente interno de nuestros sistemas de educación y formación" y señaló que la ley de FP homologa el sistema español con las directrices y recomendaciones de la Unión Europea. Para la secretaria general de Educación y Formación Profesional, el Catálogo es "el eje institucional del sistema" e introduce la flexibilización con su potencialidad para el desarrollo de sistemas de créditos en el ámbito de la formación y de esquemas individualizados de formación en el contexto del aprendizaje a lo largo de la vida.
El Catálogo será un instrumento esencial para mejorar la transparencia de nuestro mercado de trabajo, así como un elemento integrador de las distintas administraciones educativas y laborales, que facilitará a trabajadores, desempleados y jóvenes el progreso en la carrera profesional. Este registro estará constituido por las cualificaciones profesionales más significativas, ordenadas por niveles de cualificación, según la competencia profesional requerida por las actividades productivas.
Por su parte, el Instituto Nacional de las Cualificaciones se ocupará de elaborar y mantener actualizadas, mediante su revisión periódica efectuada en un plazo no superior a cinco años, las cualificaciones profesionales incluidas en el Catálogo.

 

arriba