Pilar del Castillo presenta
la campaña “Libros a la calle”

Madrid. MARGARITA GIRON
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, ha presentado la séptima edición de la campaña “Libros a la calle”. Esta actividad, que forma parte del Plan de Fomento de la Lectura impulsado por el MECD, consiste en la colocación en los transportes públicos de Madrid de carte-

Más de 17.000 adhesivos con textos literarios se colocarán en los transportes públicos
Foto: Rafael Martínez

les con fragmentos de libros de todas las épocas. Según la ministra, “esta campaña se ha convertido en uno de los instrumentos con mejor relación coste-eficacia, dada la gran cantidad de ciudadanos a los que llega y la curiosidad que despierta en los ciudadanos por los libros”.
Este año se podrán leer textos de José Hierro, Monterroso, José Jiménez Lozano, Benedetti, Rosa Chacel, Manuel Rivas, Max Aub y Quevedo, entre otros. El objetivo es llevar los libros a un entorno cotidiano como es el transporte público, a través de carteles, que con llamativas ilustraciones, recogen textos de nuestra mejor narrativa poesía y literatura infantil y juvenil.

Viajar y leer

En total, se han editado 17.000 adhesivos, de los cuales, 7.200 se colocarán en las líneas de red de Metro; 4.000 en el servicio de cercanías de RENFE; 3.800 en los autobuses de la EMT; y 1.000 en los autobuses interurbanos. Además, se han editado carpetas con fragmentos de los libros, para distribuirlos en colegios, bibliotecas y hospitales.
Esta campaña, cuya iniciativa partió de la Asociación de Editores de Madrid y del Gremio de Libreros, ha contado desde el principio con la colaboración del MECD, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Madrid, la Empresa Municipal de Trasportes, el Metro de Madrid, Cercanías RENFE y el Consorcio de transportes.
Personas de todas las edades y condición entretendrán su viaje leyendo. Unos reencontrarán un poema; otros descubrirán autores nuevos; algunos querrán conocer como continúa ese texto interrumpido e irán a buscarlo en librerías y bibliotecas. Para todos, el libro será compañero de viaje.
En concreto, este año se podrán leer en autobuses, vagones de metro y trenes de cercanías, fragmentos de obras como “El traje nuevo” de José Jiménez Lozano; “La calle de Valverde”, de Max Aub; “La mente humana”, de José Luis Pinillos; “La cebra Camila”, de Marisa Núñez; “Barrio de Maravillas”, de Rosa Chacel; “Epístola satírica y censória”, de Francisco de Quevedo; “El olivo”, de Antonio Rodríguez Villén; y “Corazón coraza”, de Mario Benedetti.

 

arriba