Polémica por la escolarización de inmigrantes
Organizaciones de la enseñanza concertada rechazan los datos y recomendaciones del informe del Defensor del Pueblo
La mayoría de los alumnos inmigrantes en los niveles obligatorios están matriculados en centros públicos, según un informe del Defensor del Pueblo que pide medidas para paliar esa "irregular distribución". Destacadas organizaciones del sector concertado rechazan los términos de dicho trabajo y la ministra de Educación dice que sería un "gravísimo error" enfrentar a la escuela pública y la concertada.
Según el Defensor del Pueblo la
gran mayoría de los escolares de origen inmigrante estudian en centros públicos y se concentran
en localidades de más de 20.000 habitantes. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Oficina del Defensor del Pueblo y el Comité Español de UNICEF han elaborado un informe sobre "La escolarización del alumnado de origen inmigrante en España: análisis descriptivo y estudio empírico", fruto de una amplia investigación realizada por ambas instituciones en 181 centros de Andalucía, Cataluña, Madrid, Murcia y la Comunidad Valenciana durante el curso 2001/02, y de los datos oficiales de las autoridades del Estado y de todas las comunidades autónomas referidos al ejercicio anterior. En el primer caso se han realizado encuestas específicas con los equipos directivos de dichos centros, con 2.222 de sus profesores, 1.270 alumnos inmigrantes y 10.936 autóctonos, compañeros de los anteriores, y con 275 familias foráneas y 5.123 nacionales.
Los máximos responsables de los citados organismos, Enrique Múgica y Francisco González Bueno respectivamente, han presentado públicamente los principales datos y recomendaciones de este estudio, reproducido íntegramente en www.defensordelpueblo.es .Según han informado, el número de alumnos extranjeros se ha duplicado entre los años 1998 y 2001, hasta situarse en 124.000. El 33,7% de ellos proceden de América Latina y el Caribe, el 31,5% de África (especialmente del Magreb), el 17% de la Unión Europea, el 6,7% de Asia, el 2% de Norteamérica, y el 8,9% de la Europa no comunitaria.
También han resaltado que el 79,7% de estos alumnos están matriculados en centros públicos, frente a un 20,3% que estudian en colegios concertados, y su peso porcentual en relación con el total del alumnado es del 2,22% en la red pública y del 0,96% en la privada. Además, el 71,5% de estos estudiantes se concentran en ciudades de más de 20.000 habitantes. En lo referente a su distribución por niveles educativos, el 50% de los alumnos inmigrantes están matriculados en Primaria, el 21,19% en Infantil y sólo el 27,61% en Secundaria, etapa (12-16 años) a la que muchos no llegan pese a ser obligatoria, y en la que la presencia de niñas africanas es muy reducida.

Apoyos

El informe revela, precisamente, que los resultados académicos de los alumnos de origen inmigrante son "significativamente peores" que los de los españoles en dicho nivel, y encuentran las mayores dificultades en las áreas de lengua y matemáticas. Por ello, ambas instituciones recomiendan a las administraciones educativas competentes que aumenten la dotación, competencia y estabilidad del profesorado de apoyo en los centros con mayor número de inmigrantes matriculados. Y que se amplíe el horario de apertura y disponibilidad de los centros, bibliotecas o aulas informáticas.
También proponen diversas medidas para paliar la "irregular distribución de los inmigrantes en los centros sostenidos con fondos públicos", como la realización de campañas específicas para ellos sobre la gratuidad de la educación obligatoria en los centros privados y en los concertados, y los criterios de admisión. O fijar cupos de reserva para inmigrantes, aumentar el control sobre el proceso de admisión de alumnos e, incluso, limitar el derecho a la libre elección de centro "cuando existan circunstancias que lo justifiquen".
Todas estas afirmaciones han provocado reacciones de rechazo entre destacadas organizaciones de la enseñanza concertada. Así, la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE) ha difundido un comunicado en el que denuncia "la falta de rigor" de este estudio", y dice que "es indignante que se expongan datos fuera de contexto, que no tienen en cuenta la presencia real de la escuela concertada en España. Afirma que "el porcentaje total de alumnado escolarizado en la escuela católica concertada es del 16,8%, y el porcentaje de alumnos extranjeros que estos centros escolarizan es del 17%, lo que significa que tenemos la cuota que legalmente nos correspondería asumir". Y pide al Defensor del Pueblo "que tenga en cuenta la realidad de la enseñanza concertada y de toda la educación española, y rectifique las conclusiones de su informe".

Rechazos

La Confederación de Centros "Educación y Gestión" considera "un desatino muy grave e imprudente que se quiera limitar el derecho a la libre elección de colegio, para acabar con supuestos desequilibrios entre la red pública y la privada concertada a la hora de escolarizar a alumnos inmigrantes". Y añade que "no se puede generalizar ni hablar de porcentajes", porque cree que "hay que tener en cuenta que mientras existan niveles no concertados (Infantil, Bachillerato y FP) no se puede hacer un reparto equitativo entre ambas redes, porque no todos los padres pueden asumir el coste de etapas no concertadas".
Según el sindicato FSIE "el señor Múgica no hace honor a su cargo de Defensor de todo el Pueblo al mostrar con sus imprudentes declaraciones un preocupante desconocimiento de la Educación y sus problemas, por lo que le instamos a que rectifique sus consideraciones o dimita". En su opinión, "los centros concertados, e indirectamente sus profesionales, estamos recibiendo un ataque injusto y desproporcionado por organizaciones contrarias a la libertad de enseñanza y de la enseñanza privada". En lo referente a la distribución de alumnos inmigrantes, afirma que las administraciones educativas "no pueden fijar proporciones pública-privada, sino que éstas deben ser fijadas por la sociedad en uso de su libertad".

Igualdad de medios

La Federación de Enseñanza de USO cree que "son radicalmente falsas las acusaciones que afirman que la escuela concertada margina a estos alumnos", y afirma que lo único que ha pedido para escolarizarlos "son los mismos medios humanos, materiales y económicos que recibe la escuela pública". Este sindicato exige al Defensor del Pueblo un mayor conocimiento del sector, en el que hay aulas y niveles que no están concertados, y "cuando la mayoría de los inmigrantes buscan una enseñanza gratuita, que sólo encontrarán ahora mismo en las escuelas públicas". Y recuerda que muchos de ellos viven en determinados barrios donde sólo existen centros públicos.
Por último, la ministra de Educación, Pilar del Castillo, ha afirmado que "la situación de distribución de inmigrantes entre la educación pública y la concertada es muy distinta según las comunidades autónomas, que actúan de la manera más sensata posible, acomodándose a las distintas demandas que hay". También ha insistido en que "hay muchos niños inmigrantes concentrados en determinados barrios, donde hay una oferta mayor de un tipo de escuelas que de otras, y deben estar escolarizados en el entorno donde viven". Y ha advertido que enfrentar a la escuela pública y la concertada sería "un gravísimo error, muy perjudicial para el sistema educativo".

 

arriba