Entrega de los Premios Nacionales de Bachillerato y Formación Profesional 2000-01
Los galardones, dotados con 1.200 euros cada uno, reconocen el esfuerzo y
el trabajo de los alumnos de estos niveles educativos
El secretario de Estado de Educación y Universidades del MECD, Julio Iglesias de Ussel,
presidió el pasado día 30 de abril, en el Salón de Actos
del CSIC, en Madrid, el acto de entrega de los Premios Nacionales de Bachillerato y de Formación Profesional correspondientes al curso académico 2000-2001.
Los 45 alumnos
de Bachillerato y FP galardonados posan en grupo
al término del
acto de entrega
de los Premios Nacionales. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
A los Premios Nacionales de Bachillerato, convocados para todo el territorio nacional, han concurrido los alumnos que han finalizado los estudios de este nivel educativo en el curso 2000-01 en cualquier centro docente español y que han obtenido un premio extraordinario de Bachillerato en su Comunidad Autónoma o en el territorio de gestión directa del MECD.
Para optar a estos Premios Nacionales, los alumnos realizaron unas pruebas que se celebraron simultáneamente en las 17 Comunidades Autónomas, Ceuta, Melilla y en las Consejerías de Educación españolas en el extranjero, y que fueron valoradas por un Tribunal nombrado por la Secretaría General de Educación y Formación Profesional e integrado por inspectores de educación.
Una vez calificados los ejercicios, el Tribunal otorgó los Premios Nacionales de Bachillerato a los 15 alumnos que obtuvieron en las citadas pruebas las mejores calificaciones. Los premios, dotados cada uno con 1.200 euros, correspondieron a siete varones y ocho mujeres, mientras que las Comunidades Autónomas con más alumnos galardonados han sido en esta edición Castilla y León y Andalucía, con tres alumnos premiados cada una.

Ramas profesionales

Los Premios Nacionales de Formación Profesional, convocados también para todo el territorio nacional, están distribuidos por familias y ramas de las dos modalidades de FP que aún coexisten en el sistema educativo español: Formación Profesional Específica de Grado Superior y Formación Profesional de Segundo Grado.
A estos premios optaron los alumnos que, habiendo finalizado sus estudios en el curso 2000-2001, obtuvieron un premio extraordinario de Formación Profesional en el ámbito de su Comunidad Autónoma o en el ámbito de la gestión directa del MECD (ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y centros españoles en el extranjero).
La concesión de los Premios Nacionales de Formación Profesional, dotados asimismo con 1.200 euros cada uno, se ha llevado a cabo en función de los expedientes académicos de los candidatos, así como de otros méritos académicos y profesionales convenientemente acreditados, que han sido valorados por un Jurado integrado por representantes del MECD e inspectores de educación.
En total se han concedido 40 Premios Nacionales de Formación Profesional, de los que 26 han correspondido a mujeres y los 14 restantes a hombres.
La distribución de los galardones por Comunidades Autónomas en la presente edición presenta a la Comunidad de Madrid con 10 alumnos premiados, mientras que Aragón, Comunidad Valenciana y Asturias tienen a cinco alumnos galardonados y Galicia y Castilla-La Mancha, 4 alumnos.

Reconocimiento al trabajo

Tras la entrega de los 55 premios a los alumnos galardonados, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, afirmó en su intervención que "este acto de entrega de los Premios Nacionales de Bachillerato y Formación Profesional es el más importante del Ministerio de Educación a lo largo del año", porque, según precisó, "constituye el reconocimiento de los méritos extraordinarios y del esfuerzo de los alumnos que más se han distinguido en su labor".
Iglesias de Ussel resaltó asimismo en su intervención que la sociedad española necesita de ejemplos como el de los jóvenes alumnos galardonados, y agradeció a los premiados su trabajo, "porque se pueden tener profesores, instalaciones y mucho más, pero si al final no hay un joven con su dedicación y su trabajo, todo lo demás sobra".

 

arriba