El nuevo sistema de evaluaciones ofrece mayor transparencia
La ministra de Educación responde a preguntas parlamentarias sobre los decretos de desarrollo de la Ley de Calidad
La ministra de Educación ha explicado en el Senado la importancia del nuevo sistema de calificaciones que permite dar
a los padres una información más fiable del rendimiento escolar de sus hijos. Igualmente, insiste en la necesidad de garantizar
el bilingüísmo en las comunidades con lengua oficial propia.

Madrid.
En la comparecencia realizada ante el Pleno del Senado, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, ha explicado que las evaluaciones que propone la LOCE ofrecen "mayor información y transparencia en un sistema educativo que establecía excesivas penumbras para conocer la situación real" del alumno. En este sentido, ha señalado que el anterior sistema estaba considerado "impreciso y poco fiable" por parte de "un amplísimo sector del profesorado y de las familias" y con el nuevo sistema "se persigue que el profesorado califique al alumno con mayor decisión" para poder ofrecer "una información más precisa sobre el progreso de sus hijos" a los padres.
Del Castillo considera de difícil interpretación los términos "necesita mejorar" y "progresa adecuadamente", por lo que en Primaria se establecen los conceptos de Insuficiente, Suficiente, Bien, Notable y Sobresaliente, siendo calificación negativa el primero. En la ESO se introduce, además, la calificación numérica de 0 a 10, mientras que en Bachillerato y Formación Profesional esta numeración se utilizará sin decimales.

Matrícula de honor

Igualmente, los alumnos de ESO, Bachillerato y FP que obtengan la calificación de 10 en alguna asignatura o módulo podrán obtener una mención honorífica y alumnos de Bachillerato que obtengan una calificación igual o superior a 9 podrán recibir matrícula de honor.
Por otro lado, la ministra respondió también a una pregunta del grupo parlamentario socialista sobre los requisitos mínimos para el establecimiento de centros de preescolar, y afirmó que las comunidades autónomas son las administraciones que "mejores condiciones" reúnen para determinar los requisitos y los criterios básicos de estos centros. Además, en respuesta al senador del PSOE Manuel Fernández Zanca, la ministra aseguró que este modelo ha sido demandado "por todas las comunidades autónomas", incluidas las gobernadas por el PSOE. Añadió que así las administraciones atenderán las necesidades de las familias y coordinarán la oferta de puestos con el fin de satisfacer la demanda social. También aclaró que esta etapa será impartida por profesionales con la debida cualificación para prestar una atención apropiada a los niños de esa edad y que las autonomías establecerán los controles y la inspección necesaria para garantizar la calidad del servicio.

Bilingüísmo

Por otra parte, la ministra afirmó en el Pleno del Congreso que "no se puede imponer una lengua sobre otra" y que la LOCE pretende garantizar el bilingüísmo en las comunidades con lengua oficial propia. Según el proyecto de desarrollo de la Ley se impartirán cuatro horas semanales de castellano en Primaria, que "es lo mínimo que se exige para poder aprender el castellano en condiciones suficientes".
El objetivo del Gobierno es que "se garantice que los alumnos de Cataluña tengan la oportunidad de tener un perfecto bilingüismo", así como las mismas posibilidades "para aprender las competencias básicas de la lengua castellana y catalana", según explicó Del Castillo.
Además, a la ministra no le "cabe la menor duda de que la Generalitat de Cataluña y cualquier ciudadano de esta comunidad autónoma va a cumplir con aquellas normas aprobadas por el Parlamento o el Gobierno de la Nación en aquello que es de su competencia".
Por su parte, el diputado del Grupo Mixto Joan Puigcercós acusó al Gobierno de poner en marcha una "campaña de cruzada y casi exterminio" contra el catalán, a través del desarrollo de la Ley Orgánica del Calidad de la Educación. El diputado exigió diálogo con el Gobierno de Cataluña y que se respete la pluralidad lingüística.

 

arriba