Concurso para la mejora de las bibliotecas escolares
Los centros públicos no universitarios podrán participar en el primer Concurso Nacional de Proyectos de Ideas para la mejora e innovación de bibliotecas escolares. Este certamen se enmarca en el Plan de Fomento de la Lectura que desarrolla el MECD.
Enmarcado en el Plan de Fomento de la Lectura, la
dotación del certamen asciende a 960.000 euros
Pilar del Castillo durante la presentación de este certamen. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Dentro de las actividades del Plan de Fomento de la Lectura, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte convoca el primer Concurso Nacional de Proyectos de Ideas para la mejora e innovación de las bibliotecas escolares 2003. Durante la presentación de este certamen, Pilar del Castillo aludió los datos de una encuesta, donde se revela que el 40% de la población "no lee" y que uno de cada cuatro jóvenes se define como "no lector". Esta convocatoria responde a un nuevo concepto de biblioteca escolar, ya que los cambios derivados de las nuevas tecnologías están transformando las bibliotecas en espacios esenciales para el aprendizaje.
Los centros públicos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional podrán participar en este certamen, en el caso de que dispongan de biblioteca escolar, con un horario de atención a los alumnos no inferior a las dos horas diarias, y que pretendan acometer su modernización.

Dos modalidades

En el transcurso de este acto, Isabel Couso, secretaria general de Educación y Formación Profesional, precisó las dos modalidades del concurso, una de ellas dirigida a Educación Infantil y Primaria y la otra especialmente diseñada para centros de Secundaria y Formación Profesional. En cada una de ellas se establecen un primer premio de 230.000 euros, el segundo con una dotación de 150.000 euros y el tercero cuya cuantía es de 100.000 euros, además los ganadores recibirán un diploma acreditativo. Las mejoras se realizarán antes del 31 de marzo de 2004.
Según especifica la convocatoria, los proyectos serán originales e inéditos y se presentarán en los 30 días naturales, contados a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE de fecha 7 de mayo). El fallo del Jurado se hará público antes del 30 de octubre del presente año.

Selección de proyectos

Para la valoración de los proyectos, el Jurado tendrá en cuenta la estructuración de la biblioteca escolar, como un espacio de encuentro del saber y como un verdadero centro de recursos culturales, científicos y multimedia, que ofrezca servicios para el fomento de la lectura, el autoaprendizaje, la utilización de las nuevas tecnologías, el estudio y aprendizaje permanente de personas adultas, además de la formación permanente del profesorado.
De igual modo, se valorarán las propuestas de mejora de las infraestructuras, equipamiento, dotación, atención al usuario y organización destinadas a favorecer la utilización de sus fondos bibliográficos y a convertir la biblioteca en un lugar idóneo para el trabajo personal, el estudio y la búsqueda de documentación e información.
Asimismo, se considerarán las iniciativas de mejora de su dotación de fondos, materiales adaptados a los alumnos con necesidades educativas especiales y para la formación e integración de estudiantes extranjeros, así como las propuestas que promuevan la implicación el entorno escolar en las actividades culturales del centro y en la afición por la lectura.
En este sentido, Pilar del Castillo subrayó la necesidad de realizar un "esfuerzo por implicar a los centros escolares en el entorno", lo que propiciaría "una identificación con la escuela o instituto, que se ha perdido".

Fomento de la lectura

Estos premios nacionales se incorporan a las iniciativas que desarrolla el MECD para mejorar e incentivar el uso de las bibliotecas escolares. Con la puesta en marcha en 2001 del Plan de Fomento de la Lectura comienza una importante colaboración con instituciones públicas y privadas, para incentivar los hábitos lectores entre la población española, especialmente entre los jóvenes. La mejora de la Red de Bibliotecas Públicas y Escolares constituye uno de los principales ejes de actuación de este Plan.
En esta línea, el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE) desarrolla, junto con las Comunidades Autónomas, diferentes cursos de perfeccionamiento y educación a distancia para la modernización y actualización de las bibliotecas escolares, además de diversas aplicaciones informáticas y recursos educativos de apoyo para la creación de bibliotecas escolares presenciales y virtuales.
Por último, este Departamento ha puesto en marcha iniciativas pioneras como "Viaje por el mundo de los libros", "Pasaporte de lectura" y "Guía de Padres", que pretenden fomentar la lectura y la utilización de las bibliotecas escolares.

 

arriba