El Hespérides regresa a España tras su campaña más larga

Madrid. El buque de investigación oceanográfica Hespérides ha atracado en estos días en su base de Cartagena de regreso de una singladura de seis meses en aguas de los océanos Atlántico, Antártico, Pacífico y en el Mar Caribe. El barco partió de Cartagena con rumbo a Río de Janeiro el pasado 28 de octubre de 2002, fecha en la que inició su Campaña Antártica 2002-2003, que ha supuesto un auténtico reto para los científicos, técnicos y tripulación participante, puesto que ha sido la de más larga duración realizada por el Hespérides en sus doce años de vida y en la que mayor número de millas ha recorrido. Por añadidura, el buque batió su marca de navegación en latitud sur, al alcanzar los 71 01 S, localización que supera con creces el Círculo Polar Antártico.
En aguas del Atlántico, el buque ocupó la primera parte de su travesía con las actividades científicas de 2 proyectos. En el primero, investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC) llevaron a cabo mediciones sistemáticas de la concentración parcial de CO2 en el mar y en la atmósfera para conocer mejor el papel que juega el océano en el intercambio de "gases invernadero". El proyecto tiene continuidad desde el año 2000. Apoyándose en las variaciones de los valores de las mediciones en distintas latitudes, el proyecto tiene como finalidad estimar qué zonas del océano funcionan como fuentes o cuáles como sumidero de este gas, y sus correspondientes implicaciones en lo que se ha llamado "cambio climático global".
Tras partir de Río de Janeiro rumbo a la Antártida, el buque tomó medidas de distintos parámetros hidrográficos y bio-ópticos de la capa superficial del océano. Los resultados posibilitan una utilización más precisa de los sensores situados en los satélites de observación del océano SeaWiFS, MODIS, MERIS y, en especial, del sensor argentino SAC-C, para el que los datos tomados desde el Hespérides servirán de referencia, y cuya aplicación marina está siendo objeto de desarrollo cooperativo entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), en Argentina, y el Instituto Canario de Ciencias Marinas (ICCM), en España.

Aguas antárticas. Una vez en aguas antárticas, y tras completar las labores de apoyo logístico a las bases españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla, situadas en las islas Livingston y Decepción, respectivamente, se llevó a cabo la primera campaña de investigación en estas latitudes. En ella, un amplio grupo de científicos de diferentes instituciones, encabezados por investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (CSIC), de Barcelona, realizaron diversos estudios a lo largo del Estrecho de Gerlache, en la Península Antártica, para analizar los efectos de los pequeños cambios en la temperatura sobre los organismos planctónicos antárticos y su posible efecto en el intercambio de CO2 entre la atmósfera y el océano.
Posteriormente se abordó la campaña BREDDIES, cuyo objetivo global era la identificación y definición del acoplamiento físico-biológico asociado a los remolinos y meandros oceánicos de mesoescala (30 kilómetros de diámetro aproximadamente) en la parte central del Estrecho de Bransfield. Bajo la dirección de expertos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, participaron en el proyecto investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (CSIC) y del grupo de biología larvaria de la Universidad de Vigo. El grupo de investigadores consiguieron hacer un muestreo la región con unos grados de resolución y de integración entre la componente física (hidrodinámica) y la biológica (dinámica planctónica) no realizado previamente.
La última campaña en aguas antárticas llevó al buque hasta los 71 S, en un estudio multidisciplinar sobre las comunidades biológicas ligadas al fondo marino. El equipo de la expedición BENTART-2003, liderado por investigadores del Instituto Español de Oceanografía de Málaga, simultaneó el muestreo tradicional -pesados sacatestigos de caja y trineos epibentónicos para la recogida de invertebrados de los fondos marinos-, con tecnologías más sofisticadas, como el rastreo mediante ecosonda multihaz para la búsqueda de fondos aptos para el arrastre, la toma de datos físicos y biológicos de la columna de agua, la inmersión de robots submarinos operados desde superficie, y el mantenimiento de animales vivos en los acuarios instalados a bordo, destinados a servir de base a diversos estudios experimentales con peces y poliquetos.
Una vez terminada esta campaña, el buque se dirigió hacia el Canal de Panamá bordeando la costa pacífica de Sudamérica, trayecto durante el que se realizaron estudios complementarios del proyecto OCEAN-SAC, y se continuó con la toma de medidas de parámetros oceanográficos que coadyuven a la calibración de satélites de observación oceánica.
Por último, y tras realizar sendas escalas en Cartagena de Indias y en San Juan de Puerto Rico, el Hespérides inició en aguas del Mar Caribe la campaña FICARAM VI, en la que investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC) continuaron su labor de toma de medidas de concentración parcial de CO2 en el océano y en la atmósfera para conocer su variación con la latitud.

El Instituto Cervantes difundirá los yacimientos de Atapuerca en su página web

Madrid. La Fundación Atapuerca va a difundir, a través de la página web del Instituto Cervantes, una "exposición virtual" sobre los yacimientos arqueológicos en los que se descubrió el Homo Antecesor, una nueva especie con cerca de un millón de años de antigüedad. Según ha informado la coordinadora cultural de dicha Fundación, Amalia Pérez, se quiere potenciar la difusión del proyecto científico de Atapuerca en colaboración con un organismo como el citado Instituto, que tiene presencia en los cinco continentes y cuya página web es visitada diariamente por varios miles de personas.
El director de la Fundación, Juan José Sánchez, ha dicho que la exposición celebrada recientemente en Nueva York ha sido "muy importante", pero ha añadido que son necesarias otras actividades para promocionar estos yacimientos, situados a 17 kilómetros de Burgos, "a nivel mundial y de forma comprensible para todos los ciudadanos". Para ello se ha diseñado un proyecto cultural con actividades para Castilla y León, programas de difusión nacional e internacional, e iniciativas para colectivos específicos, como grupos de escolares.
Además de la proyectada "exposición virtual", la Fundación va a desarrollar otras actuaciones a corto plazo, como el portal "Atapuerca.com" que será la referencia del proyecto científico, y va a crear una editorial para publicar sus propios libros. También va a impulsar una línea expositiva con su sello de identidad, y va a organizar unas jornadas didácticas para alumnos de Secundaria y discapacitados psíquicos que, bajo el nombre "Limpiemos la sierra", pretenderán dar a conocer los yacimientos burgaleses entre los estudiantes.

Ordenadores portátiles para ciudadanos
con pocos recursos

Madrid. El Ministerio de Ciencia y Tecnología ha cedido 1.900 ordenadores portátiles a "ciudadanos con más riesgo de infomarginalidad", como inmigrantes, personas mayores, habitantes de zonas rurales, discapacitados y, en general, a quienes tienen más dificultades para acceder a las tecnologías de la información y las comunicaciones. La iniciativa se desarrollará a través del Programa de Alfabetización Digital y está dirigida a más de 60 entidades, entre las que se encuentran asociaciones de padres, de familiares de minusválidos, y de pensionistas y jubilados, ayuntamientos, diputaciones provinciales, federaciones de mujeres y de familias de ámbito rural, y organizaciones de mayores.
Las instituciones beneficiarias de este programa se comprometen a aportar los locales y la conexión a Internet, a mantener los equipos informáticos en correcto estado, a captar y seleccionar a los alumnos dentro del colectivo correspondiente, y a aportar formadores necesarios para impartir los cursos pertinentes. La Comunidad de Madrid ha recibido 532 equipos, Castilla-La Mancha 373, Andalucía 343, Castilla-León 232, Extremadura 123, Galicia 95, Murcia 45, Cantabria 40, Cataluña 35, Canarias 30, la Comunidad Valenciana 28, Navarra 15 y Asturias 12, mientras que Baleares, el País Vasco y La Rioja no han presentado solicitudes para este programa.

 
arriba