El presente artículo complementa y completa, con esta segunda entrega, la reflexión que su autora, Comisionada para la Sociedad de la Información de la Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas, traza sobre la presencia y las posibilidades del uso de Internet en el desarrollo de una sociedad democrática, iniciada en el número anterior de Comunidad Escolar (719).

Internet y democracia (y II)

Sonia González Pachón
Comisionada para la Sociedad de la Información
Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas

E puede afirmar que una  Comu-

nidad Virtual es un sistema de intervención, instrumentalización, articulación y promoción del desarrollo local en todas sus vertientes.
La Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas nace con el compromiso de aglutinar todos los esfuerzos en innovación, investigación y desarrollo tecnológico con que cuenta nuestra comunidad autónoma, lográndose de esta forma sintetizar la visión global del entorno, y cuyo principal objetivo es "conseguir una comunidad vertebrada, informada y organizada... pues tan solo de esta forma estaremos en condiciones de garantizar una sociedad participativa, solidaria y tolerante".
Dicha Comunidad es posible crearla estableciendo un núcleo común cuya mecánica está basada en un entorno telemático y cuyo objetivo primordial consiste en promover y favorecer la comunicación, la cooperación y el desarrollo de servicios entre los ciudadanos, asociaciones, empresas y administraciones que constituyen una comunidad local (entendida esta en sentido amplio).
En definitiva, tratamos de hacer realidad lo que el propio espíritu del INFO XXI establece en su memoria básica, posicionándonos de esta forma como elemento de comunicación y cohesión de la Comunidad Andaluza en la moderna sociedad de la información.
-Constituyéndonos como plataforma y observatorio para el lanzamiento de proyectos a escala regional, nacional y europea en colaboración con todos los agentes, que apoyen y asesoren a las redes telemáticas en favor de la integración social y el desarrollo local; en este sentido cabe señalar la excelente labor desempeñada por la A.E.R.C (Asociación Española de Redes Ciudadanas) y la A.E.T (Asociación Española de Teletrabajo)
-Y por ello participamos y tratamos de estar presentes en los diferentes foros con el ánimo de transmitir, sensibilizar y divulgar las ventajas de la Sociedad de la Información a través del intercambio de experiencias e ideas que surgen a todos los niveles.
No obstante he de señalar que todo esto no tendría sentido si no existiera un compromiso por parte del Gobierno a la hora de ir eliminando las barreras que pueden dificultar el adecuado desarrollo de la Sociedad de la Información. En este sentido, la Asociación se ha propuesto en particular, reducir la diferencia entre los niveles de desarrollo de las diversas regiones y el retraso de las regiones hoy día menos favorecidas, sobre todo las zonas rurales.
Igualmente, no hay que olvidar que el Gobierno pretende mantener una estrecha colaboración con las Comunidades Autónomas, las Corporaciones Locales y con el sector privado para poner en marcha iniciativas comunes que tengan un interés general para los ciudadanos, y para ello necesitará de un interlocutor único que represente a cada Comunidad; ésta quizás sea la tarea más ardua y dura por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología: la identificación de los lideres locales o, en su defecto, tendrá que dotar de responsabilidad a instituciones u organismos competentes para que sean capaces de provocar innovación en los entornos más insospechados, es decir, responder al compromiso de utilizar el desarrollo tecnológico para producir desarrollo económico (lo que algunos asociamos con el fenómeno Silicon Valley).

Red ciudadana

Al mismo tiempo he de destacar que en esta nueva era surgen términos de nuevo cuño, tales como Innovación Social, que no es otra cosa que utilizar la red para convertir las ideas y recursos de la innovación en aplicaciones tangibles.
Este modelo virtual de Redes Ciudadanas al que asistimos, planea conectar el mundo real con el "virtual", con el objeto de guiar el proceso de incubación y desarrollo de la Sociedad de la Información, absorbiendo e incubando de esta forma las ideas propias del lugar en donde nace la red ciudadana.

Algunos de los servicios que ofrece actualmente son:
-Gestión de la innovación.
-Registro de buenas prácticas a través del dispositivo A.I.R.E y canalización de las mismas.
-Estimulación de la creación de redes regionales, compartiendo en todo momento conocimientos.
-Se preocupa porque la formación en nuevas tecnologías sea de carácter relevante para la región, basándose en una formación autóctona, adecuada y adaptada a las necesidades del entorno, adoptándose para cada localidad diferentes medidas formativas.

Se trata pues de crear la arena donde los diferentes municipios e interlocutores puedan reunirse informalmente e intercambiar ideas y experiencias, pues tan solo de esta forma se logrará mejorar el marco para el desarrollo económico regional de carácter innovador y el clima para que se genere la innovación, lo cual indudablemente se verá traducido en una mejora en la competitividad de las empresas y en un constante alimento para el espíritu emprendedor de la zona.
Pero, evidentemente, a la hora de apostar por esta iniciativa, y para poder hablar de realidades, en nuestro caso se hizo necesario realizar un diagnóstico antes de intentar prescribir lo que podría ser en un primer momento un borrador de intenciones, para ello comenzamos por:
-Analizar y evaluar las políticas y programas gubernamentales existentes.
-Del mismo modo estudiamos el impacto que supondría la reorganización y la adaptación de los conceptos de negocio del entorno rural al ámbito de las Nuevas Tecnologías.
-Y en algunos casos como es el caso del Municipio Granadino de Jun; hemos tratado de adaptar y mejorar lo que ya existe en términos de innovación y desarrollo tecnológico

Los resultados que arrojó el diagnostico fueron los siguientes:
-El número de Alcaldes que utilizan Internet es escaso.
-Poca Información sobre las oportunidades que brindan el uso de las Nuevas Tecnologías y de las potencialidades de Internet.
-Insuficiente Formación en materia de Nuevas Tecnologías.
-Escaso desarrollo de la Sociedad de la Información con la consiguiente perdida de competitividad de las empresas.
Del estudio también se desprende que se hace necesario fomentar la implantación de espacios dotados de recursos tecnológicos que favorezcan la creación de nuevas economías locales, pues se hace evidente que las zonas rurales presentan mayores desventajas que las ciudades colindantes.
Al mismo tiempo tuvimos la oportunidad de detectar los principales obstáculos y rigideces que están impidiendo el correcto desarrollo de la innovación y la tecnología en nuestra región, los cuales se engloban en los siguientes apartados:

  1. Desconocimiento por parte de los responsables políticos locales.
  2. Dificultades de apoyo económico para las dedicaciones que conllevan el impulso de actividades relacionadas con la Sociedad de la Información.
  3. La participación empresarial en estos procesos es todavía escasa y además con una escasa cultura innovadora a la hora de lanzar nuevos productos y servicios al mercado.
  4. Dispersos y alejados mecanismos de generación y difusión tecnológica.
  5. Una investigación excesivamente academicista no orientada a los problemas regionales

A raíz de estos resultados nos hemos marcado unos objetivos y unas medidas para paliar la situación, los cuales paso a detallar brevemente:

Sociedad de la Información

Partimos de la premisa de que el impulso de la Sociedad de la Información en las Comunidades Autónomas no es un problema sólo de infraestructura tecnológica sino de organización de personas y actividades. Por ello nos hemos comprometido a lograr ser un escenario dinámico de promoción socioeconómico de los diferentes territorios logrando entre todos los actores que la configuran, estrategias novedosas que promuevan la creación de riqueza y el nacimiento de nuevas iniciativas de empleo.
Para ello las acciones que se están llevando a cabo están centradas en el desarrollo económico social de la comunidad en su conjunto y el desarrollo equilibrado de sus regiones, nuestro principal esfuerzo está centrado en la diseminación de diferentes redes ciudadanas unidas por un nexo común; la Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas, ya que:
-Con las Redes Ciudadanas se minimizan los costes, por tanto, no es necesario construir edificios y estructuras costosas a la hora de promover el desarrollo de la Sociedad de la Información en las diferentes regiones y lograr que todas avancen al mismo tiempo.
Además se constituyen como elementos claros de cohesión y coordinación a la hora de relaccionar a los directores de proyectos locales en el proceso de planificación, es decir, se trata de contactar con ellos lo más pronto posible para asegurar la adaptación a las características locales y reducir los lapsos de tiempo entre la planificación y la implementación, evitando de este modo la duplicidad de esfuerzos innecesarios, ya que, se establecen sistemas de información y procedimientos para controlar y saber qué es lo que funciona, dónde y cómo
-Por otra parte nos aseguramos de que todos los actores participantes disponen de las herramientas necesarias para hacer frente al desarrollo de la Sociedad de la Información, por ello hemos diseñado unas medidas que responden en síntesis al compromiso fijado por la Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas.
La Asociación Andaluza de Redes Ciudadanas en respuesta a los objetivos previstos se preocupará de estimular en todo su territorio a las empresas, incluidas a las pequeñas y medianas, a los centros de investigación, a las asociaciones, a los ciudadanos... en sus esfuerzos de investigación y de desarrollo tecnológico de alta calidad.
De esta forma pretende promover el progreso social y económico de sus pueblos, lograr un alto nivel de empleo y conseguir un desarrollo equilibrado y sostenible, con el fortalecimiento de la cohesión económica y social.
Por ello pone especial énfasis a la hora de incrementar el intercambio de información y de experiencias sobre las cuestiones comunes a la Sociedad de la Información mediante la recogida, el almacenamiento, el tratamiento, el análisis e intercambio de información. (garantizando la recogida correcta de la información).
Todo ello con el ánimo de favorecer la constitución y gestión de empresas que ya se encuentran en marcha; promover la integración de las personas excluidas del mercado laboral, y, sobre todo, poner a las diferentes Administraciones al mismo nivel.
De nuevo cabe señalar que para hacer frente a las medidas aquí expuestas hemos de ser realistas con nuestra propia Comunidad y no podemos obviar que:
-Andalucía necesita que se difundan las ventajas de las NTC para cada territorio.
-Necesita ser dotada de nuevos espacios de innovación en donde existan procesos de aprendizaje mutuo y observatorios de buenas prácticas entre diferentes organismos e instituciones, que logren el desarrollo de una cultura emprendedora y sea a su vez plataforma de proyectos europeos.
-Necesita de verdaderas células de animación.
-Necesita encontrarse con voces nuevas que irradien iniciativas que sean capaces de despegar independientemente de los ideales políticos.
-Identificar los líderes locales, y utilizarlos como impulsores de la Sociedad de la Información en sus regiones.
Por ello se hace necesario formar un "partenariado" con otras organizaciones dedicadas a la implantación de la Sociedad de la Información con el fin de evitar la duplicidad de esfuerzos (compartiendo costes, información y conocimientos).
Asimismo de esta forma lograremos construir la capacidad local o masa critica a la hora de apostar por la implantación de la nuevas tecnologías.

Conclusiones

En el futuro inmediato la tecnología va a aprender a fijarse mas en las aptitudes de las personas, cubriendo las necesidades de formación, información y posibilidades de negocios, sirviendo como herramienta a una sociedad nueva, en donde las personas son las grandes protagonistas, pues se verán inmersas en nuevos mercados de aprendizaje, en nuevos trabajos y experimentando nuevas formas de desarrollo personal, todo ello fruto de un conocimiento caracterizado por un acceso omnipresente en todas partes y con una personalización de tales aprendizajes, es decir, de persona a persona, y en donde se desarrolla una democracia participativa, con nuevos ciudadanos que se relacionan a través de una nueva economía, evitando las graves rupturas sociales y económicas entre los políticos dirigentes y el pueblo, logrando esta última fomentar un entorno favorable a la iniciativa y al desarrollo de las empresas en el conjunto de la comunidad, y en particular, de las pequeñas y medianas empresas, contando claro está, con un gobierno que sea capaz de mejorar el potencial industrial de las políticas de innovación, de investigación y de desarrollo tecnológico y sobre todo decidido a asegurar mediante una acción común, el progreso económico y social de las ciudades y los pueblos.
Por tanto el "papel" del Gobierno debe limitarse a considerar los proyectos de Redes Ciudadanas como incubadoras locales, como proyectos gubernamentales que involucran al sector privado; seleccionar proyectos, consultores o directores de proyecto con ningún otro criterio mas que el de la realidad. De esta forma se evitan duplicidades y se interviene justamente cuando el mercado no consigue dar respuesta a las necesidades, y proporcionar a los Municipios una esponsorización inicial. Financiación y ciertas responsabilidades.
Al mismo tiempo los gobiernos locales deben ayudar a crear el entorno adecuado para las nuevas empresas y los Gobiernos nacionales puedan facilitar y coordinar las actividades emprendidas por los anteriores. Con ello se logrará el acercamiento de los Servicios públicos al ciudadano.
Ambos proyectos (Imnotep e Interville) representan la base para construir una red de información entre todos los agentes de la innovación en Andalucía que permita transformar Andalucía en una región del conocimiento, ya que, reconocen el papel activo que las administraciones locales y todos lo agentes sociales deben tener en el desarrollo de la Sociedad de la Información, proponiendo actuaciones de coordinación y cooperación para llevar la innovación y la tecnología a los ámbitos más reducidos y alejados del territorio. Esta red será la suma de Internet y de conocimiento, encargada de formar a los andaluces en el uso de Internet y al mismo tiempo lograr que los andaluces podamos ofrecer valor a través de Internet.
Los obstáculos que se deberán superar en los próximos años, discurren entre las dificultades para asimilar los cambios tecnológicos, la escasez de recursos especializados, frente a la creciente demanda y el aumento de la complejidad y la sofisticación de la tecnología. Para afrontarlos se ha de apostar por la formación, la planificación, el control y la gestión de los propios recursos humanos.
Para finalizar, dejar constancia de que el futuro que se nos presenta es que tanto el PC como la infraestructura de Internet serán más baratos y hasta gratis, lo que costará será la información que nos aporte, el reto de los ciudadanos será tomar esa información, absorberla y aplicarla y en donde la administración juega un importante papel, convirtiéndose en una "Administración intelectual", animando a todos a que ofrezcan sus conocimientos, implicando a la sociedad y reajustando los diferentes hábitos individuales, logrando ser un foco de pensamiento crítico y que todos estén dispuestos a compartir para poder progresar juntos, siendo ésta responsable de esa selección del conocimiento, dotándolo de calidad.
Apostamos por la creación de comunidades locales en donde participen jóvenes y adultos, en donde se escucha a los ciudadanos y se gestionan sus ideas, necesidades, inquietudes y expectativas. De esta forma podemos lograr una administración intelectual, animando a todos a que ofrezcan sus conocimientos, implicándolos en definitiva en la construcción de la sociedad del futuro, cuyos principios son: Democracia, Solidaridad, Colaboración y Tolerancia.
Cada uno de nosotros tiene una inteligencia personal, una capacidad para resolver los problemas, son inteligentes las ciudades que favorecen el desarrollo personal de sus ciudadanos en el aspecto educativo, cultural y económico. La ciudad inteligente es aquella que aumenta el bienestar y las posibilidades de sus habitantes.
Las ciudades van a ser embajadoras de las aspiraciones de los ciudadanos. Las personas son las grandes protagonistas. Esta Sociedad del Conocimiento avanza sin invierte su principal activo los recursos humanos: las personas.
Derechos humanos y democracia han de ser los pilares de la educación para una ciudadanía activa, dicha educación se logra con la adquisición de costumbres democráticas y hoy es posible con las nuevas tecnologías.
Estamos hablando de una Internet sensible con alma y sentido común y de una Internet diferente que surge en los territorios en respuesta a una serie de interrogantes (Sonia Glez).
"Esta Sociedad necesita nuevas voces oigámoslas, saber interpretarlas será la verdadera meta"

 

arriba