Una educación para construir el futuro
La Fundación SM organiza un Congreso para debatir el papel de la escuela en la nueva sociedad del conocimiento
La educación se enfrenta a un "profundo cambio de óptica", y es un elemento fundamental para construir el futuro y
dar respuesta a la nueva sociedad del conocimiento, según las conclusiones de un Congreso realizado por la Fundación SM. Profesores y alumnos
universitarios han debatido sobre el
papel de la familia en la enseñanza, las soluciones a los problemas de los centros docentes, la formación del profesorado y la educación a lo largo de la vida.
La educación y la sociedad del futuro exigirán a los profesores una permanente actividad de aprendizaje y una gran capacidad de innovación. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La "Fundación Santa María" (SM) ha organizado recientemente en Madrid un Congreso pedagógico dirigido a educadores, profesores de distintos niveles y alumnos universitarios, cuyos trabajos se han centrado en el lema "La Educación crea futuro". Esta institución ha querido aprovechar su 25 aniversario para "reflexionar sobre la educación en un momento en el que se enfrenta a un profundo cambio de óptica, y a la necesidad de poner en juego toda su creatividad para dar respuesta a la sociedad del conocimiento".
Todas las actividades y trabajos de este Congreso han tenido un carácter abierto y participativo, y han coincidido en la conclusión de que "la educación tiene en sus manos la tarea dura y apasionante de construir el futuro, de cambiar el rumbo de la historia desde la labor callada de cada día". Y que "hacer realidad la utopía de educar exige por igual una rigurosa renovación profesional, y un refuerzo mutuo del entusiasmo". El presidente de la "Fundación Cultura para la Paz" y ex director General de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, ha inaugurado el Congreso con una conferencia, en la que ha afirmado que "una nueva sociedad, éticamente exigible", sólo será posible a través de la educación, la formación y la información".
En la primera sesión ha se ha debatido la importancia de la familia como agente de educación. La psicóloga y psicoterapeuta familiar en la Clínica Tavistock de Londres, Emilia Dowling, se ha referido a las relaciones que deben existir entre padres y profesores, para que las situaciones familiares que afectan a la vida del niño no perjudiquen sus estudios. Y su colega de la Universidad Pontificia de Comillas, Virginia Cagigal, ha afirmado que en la colaboración entre familias y docentes hay que intentar reforzar el papel de los padres como "figuras de autoridad y de referencia para los niños".

Mejorar los centros

La segunda jornada se ha dedicado a analizar el papel de la institución escolar como elemento de cambio, y las posibles soluciones a los problemas de los centros docentes. La profesora de la Universidad de Barcelona, Juana María Sancho, ha destacado la importancia de la implicación del profesorado y del apoyo de la administración y de la sociedad para el cambio y la mejora de la educación. Su compañero Fernando Hernández ha dicho que la escuela debe ser "un lugar seguro donde se construyan relaciones positivas", y el profesorado debe ser "justo, respetuoso y mantener altas expectativas en sus alumnos".
La formación de los educadores ha sido el tema de la tercera sesión, en la que el catedrático de Métodos de Investigación Educativa y vicerrector de Innovación Pedagógica en la Universidad de Deusto, Aurelio Villa, ha manifestado que para superar los cambios que suponen para el sistema escolar factores como la interculturalidad o las nuevas tecnologías, es precisa una mayor implicación de las familias en los programas educativos, un esfuerzo en la formación y actualización del profesorado, y una mayor cooperación entre la sociedad y la escuela. El profesor de la Universidad de Sevilla, Carlos Marcelo García, ha advertido que existen en la formación del profesorado "elementos que no responden a los desafíos que presenta una sociedad como la nuestra, en la que se exige a los profesionales una permanente actividad de aprendizaje y una gran capacidad de innovación".

Nuevas tecnologías

Los trabajos del último día han tratado sobre la educación a lo largo de la vida, y se han centrado en cómo conseguir las competencias educativas básicas en la sociedad de la información y ante las nuevas tecnologías. El profesor de la Universidad de Barcelona, Ramón Flecha, ha señalado que el paso de la sociedad industrial a la de la información "exige trabajadores con iniciativa y capacidad de adaptación, por lo que los procesos de aprendizaje son más decisivos a la hora de acceder al mercado laboral". Y el profesor de la UNED, Florentino Sanz, ha hablado de la necesidad de una organización del aprendizaje en red "que haga circular el valor de los conocimientos adquiridos en diferentes lugares, con distintos procesos, en distintos tiempos y con diferentes maestros".
Todas estas sesiones se han completado con paneles, en los que grupos de profesores y estudiantes han presentado sus conclusiones sobre trabajos relativos a temas como las relaciones entre familia y escuela, la intervención con familias en dificultades, o cómo mejorar los centros con actuaciones referentes al clima escolar, el trabajo en equipo y las personas, espacios y tiempos. Y también sobre la formación del profesorado frente a las nuevas tecnologías, la diversidad cultural y los cambios previstos para las próximas décadas, y la orientación personal y profesional y la educación de adultos en el marco de las nuevas tecnologías.

 

arriba