ACADE reclama financiación
directa para las familias

La patronal de centros no subvencionados organiza un "Foro Europeo de la Educación" con motivo de su XXV aniversario
La patronal de centros no concertados ha vuelto a pedir financiación directa a las familias para garantizar la libertad de enseñanza, durante la celebración de su XXV aniversario. Por su parte, la ministra Pilar del Castillo ha relacionado la calidad
de enseñanza con el establecimiento de sistemas de evaluación.

Madrid. G. A.
La Asociación de Centros de Enseñanza Privada (ACADE) ha organizado en Madrid un "Foro Europeo de la Educación", que ha pretendido ser un espacio de debate, de reflexiones y de propuestas para convertir los sistemas educativos en verdaderos instrumentos para la paz, la justicia y la libertad". Este encuentro forma parte de los actos de celebración del XXV aniversario de esta organización cuyo presidente, Jesús Núñez, ha vuelto a solicitar un cambio en los modelos de financiación educativa, de forma que las familias puedan desgravar fiscalmente los gastos de educación de sus hijos.
En el acto de apertura de este Foro el máximo responsable de ACADE se ha referido a las principales leyes educativas desarrolladas en España en los últimos 25 años, y ha reconocido "el enorme esfuerzo que a lo largo de este cuarto de siglo han hecho los distintos gobiernos por extender la educación en nuestro país". Pero también ha denunciado que "la libertad de enseñanza y el derecho a la educación que proclama la Constitución no se han cumplido plenamente, ya que los padres no tienen todavía libertad para elegir la educación que quieren para sus hijos". Por ello ha pedido que el Estado financie directamente a las familias en vez de a los centros docentes, y ha pedido un marco de autonomía diferenciadora para los colegios privados.
La ministra de Educación, Pilar del Castillo, ha inaugurado oficialmente el Foro, con una intervención en la que ha destacado el compromiso de esta patronal por alcanzar la excelencia, y ha afirmado que "es imposible garantizar la calidad si no se utilizan simultáneamente sistemas de evaluación". También ha valorado "el gran esfuerzo de ACADE por lograr la integración de los alumnos extranjeros", y ha dicho que "la educación es el principal valor de cohesión social. Por eso -ha añadido- el Ministerio ha desarrollado una reforma educativa con dos objetivos: mejorar la calidad de la educación de nuestros alumnos y combatir los índices de fracaso escolar".

Libertad y autonomía

El autor del informe PISA de la OCDE, Andreas Schleicher, se ha referido a los mismos temas, al afirmar que "los niveles de libertad de que disfrutan los colegios españoles son muy bajos, y hay que dar a los centros más autonomía para que puedan decidir el clima de aprendizaje y para que puedan gestionar sus recursos. A mayor libertad, mejor rendimiento". También ha indicado que España se encuentra por debajo de la media de los países de la OCDE en cuanto a rendimiento escolar de los alumnos, aunque "está haciendo un gran esfuerzo por mejorar este nivel". De los resultados de esta investigación se desprende, según su autor, que "la clave de los colegios con éxito es que disponen de buenos mecanismos de evaluación de calidad, además de su capacidad para motivar a los alumnos. Los países donde se dan los mejores resultados son los que más exigen a sus centros escolares".
También se ha celebrado un panel de expertos sobre el tema "la encrucijada del siglo XXI. Los desafíos de la educación", con la participación de la escritora Josefina Aldecoa, el filósofo Gustavo Bueno, el periodista Felipe Sahún, el economista Ramón Tamames, y el presidente de la Delegación del Parlamento Europeo en la Convención sobre el futuro de la UE, Iñigo Méndez. Todos ellos han abordado los principales retos a los que se enfrenta la enseñanza en la sociedad de este siglo, como son el nuevo orden político y económico, los avances científicos y tecnológicos, y las respuestas a fenómenos como la globalización, los nacionalismos, la inmigración y el terrorismo.

 

arriba