El vuelo espacial del astronauta español Pedro Duque se pospone hasta el próximo octubre

Madrid. Los próximos vuelos de los astronautas europeos se retrasarán seis meses, según el acuerdo alcanzado en este sentido por las agencias espaciales norteamericana (NASA), rusa (Rosaviakosmos) y europea (ESA), respaldado por las autoridades españolas y holandesas. La finalidad de este acuerdo es permitir que el vuelo de la nave "Soyuz", planificado para el mes de abril, en el que debía viajar el astronauta español Pedro Duque, se use para reemplazar la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS).
"El acuerdo se hizo para garantizar la continuidad del manejo y utilización de la Estación Espacial Internacional", explicó Jörg Feustel-Büechl, director de Vuelkos Tripulados de la ESA, quien añadió que dicho acuerdo "debe entenderse como un símbolo de estrecha cooperación y de solidaridad entre los socios de la Estación Espacial".
En principio, se había planeado reemplazar la tripulación que actualmente se haya a bordo de la ISS en el presente mes de marzo, con nuevos miembros que llegarían a bordo del transbordador espacial "Discovery", y en el mes de abril se había planificado el vuelo de una nueva nave "Soyuz" para transportar a la ISS al astronauta español de la ESA Pedro Duque, para que permaneciera durante ocho días a bordo de la ISS, en una operación con apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología español.
La permanencia en tierra de la flota de transbordadores espaciales de Estados Unidos ha hecho necesario que el vuelo de la "Soyuz" de abril se use para reemplazar la tripulación de la Estación Espacial.
La misión española con Pedro Duque que da ahora planificada para el mes de octubre de 2003, y en ella el astronauta español llevará a cabo una serie de experimentos científicos en el campo de las ciencias de la vida y la física, a bordo de la ISS. Por su parte, el astronauta holandés de la ESA André Kuipers, cuyo vuelo estaba planificado para octubre de 2003, llevará a cabo su misión en la primavera de 2004.

Científicos del Instituto Curie descubren un nuevo tipo de linfocitos que podría mejorar el tratamiento del cáncer de aparato digestivo

Madrid. Científicos del Instituto Curie de París anunciaron recientemente, en la revista "Nature" del día 12 de marzo, el descubrimiento de un nuevo tipo de linfocitos T, encargados de la regulación de la inmunidad intestinal, lo que podría mejorar el tratamiento de los cánceres del aparato digestivo.
Según informa Europa Press, mientras la mayoría de los linfocitos T (células ‘centinelas’ que protegen el organismo) sólo se multiplican después de su encuentro con el agente patógeno que están específicamente encargados de eliminar, los ‘nuevos linfocitos’ ahora descubiertos, denominados MAIT, proliferan permanentemente y poseen receptores cuya estructura es idéntica en el hombre, en el ratón y en la vaca.
"Las enfermedades inflamatorias (enfermedad de Crohn, rectocolitis o úlcero-hemorrágica) podrían ser mejor tratadas a raíz de estos nuevos conocimientos; pero es posible asimismo plantearse la utilización de estos linfocitos T para desencadenar una respuesta antitumoral en los pacientes aquejados de un cáncer digestivo", estiman los científicos del Instituto Curie en un comunicado, en el que se añade a este respecto que "los MAIT, actores claves de la respuesta inmunitaria intestinal, podrían servir para estimular las defensas inmunitarias a fin de que reconocieran y eliminaran las células tumorales, un descubrimiento que podría aportar nuevas perspectivas a uno de los tratamientos prometedores en cancerología: la inmunoterapia".

Emilio Lora-Tamayo, nuevo presidente del CSIC

Madrid. A propuesta del ministro de Ciencia y Tecnología, Joseph Piqué, el Consejo de Ministros ha nombrado presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a Emilio Lora-Tamayo, en sustitución de Rolf Tarrach.
Emilio Lora- Tamayo es doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid. Al término de su carrera universitaria, trabajó como becario en Toulouse (Francia), donde obtuvo el Diplôme d`Etudes Approfondies, y como investigador en Grenoble.
Ingresó en el CSIC en 1975, como colaborador científico en el Centro Torres Quevedo de Madrid, y en 1985 alcanzó la categoría de investigador científico en el Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC de Barcelona, en cuya creación participó.
Lora-Tamayo es catedrático de Electrónica en la Universidad Autónoma de Barcelona desde 1989, y en julio de 1996 fue nombrado vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC. Desde el pasado mes de diciembre presidía el Comité Científico Asesor del Gobierno para el hundimiento del buque "Prestige".
En calidad de colaborador o director, ha participado en más de 40 proyectos nacionales e internacionales de I+D, y es autor o coautor de más de 60 artículos publicados en revistas internacionales y de más de 100 comunicaciones a congresos nacionales e internacionales.
Lora-Tamayo es coautor de 7 patentes, 9 libros especializados y está en posesión de la Encomienda de número de la Orden del Mérito Civil.

 
arriba