Prácticas en empresas europeas para 550 estudiantes de últimos cursos

La Dirección General de Universidades del MECD presenta el Proyecto Faro, una iniciativa de movilidad profesional abierta a 28 países

La Dirección General de Universidades del MECD y el Programa Leonardo da Vinci de la Unión Europea han creado el Proyecto Faro, una
iniciativa de movilidad estudiantil para la realización de prácticas en empresas de 28 países europeos, de la que se beneficiarán 550 alumnos
de últimos cursos y cuya gestión efectuará la Fundación General de la Universidad de Valladolid.

El Proyecto Faro introduce la posibilidad de prácticas profesionales en 28 países de Europa, en estancias de cuatro meses, ampliando los programas de movilidad ya existentes. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El director general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Pedro Chacón, presentó en Valladolid, el pasado día 24 de enero, el "Proyecto Faro", una iniciativa que propiciará la movilidad de estudiantes universitarios españoles de últimos cursos para la realización de prácticas en empresas de 28 países europeos durante períodos de cuatro meses.
En el acto de presentación de este proyecto estuvieron presentes el rector de la Universidad de Valladolid, Jesús María Sanz Serna, y diversos representantes de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. La Fundación General de la Universidad de Valladolid será la encargada de la gestión del Proyecto Faro, y ha puesto a disposición de los interesados una página web www.becasfaro.net para facilitar el proceso de concurrencia y selección de los becarios.
Esta iniciativa, promovida y cofinanciada por el MECD, a través de la Dirección General de Universidades, y por el Programa Leonardo da Vinci de la Unión Europea, pretende mejorar la calidad, la innovación y la dimensión europea de los sistemas y prácticas de formación profesional mediante la cooperación internacional. El presupuesto previsto para la ejecución del Proyecto Faro asciende a 1.845.000 euros, de los que 1.615.000 euros serán aportados por el MECD.

Condiciones y características de las becas

El principal objetivo del Proyecto Faro es mejorar las competencias profesionales de los jóvenes universitarios españoles, para favorecer su integración profesional, y en su ámbito de aplicación se financiarán un total de 550 estancias, de cuatro meses de duración, para la realización de prácticas en empresas europeas durante los años 2003 y 2004. Las becas disponibles, según precisó Pedro Chacón, "se distribuirán con criterios que garanticen la igualdad de oportunidades de todos los estudiantes que las soliciten".
Cada beca está dotada con 440 euros mensuales, destinados a gastos de estancia y manutención, e incluye bolsa de viaje, seguro de accidentes enfermedad y responsabilidad civil privada, y una ayuda de 135 euros para gastos de preparación cultural y lingüística.
La organización de acogida puede aportar además una parte adicional de los gastos de estancia, y está obligada a colaborar en los objetivos del proyecto, definiendo claramente el programa de trabajo del beneficiario, designando un tutor, realizando informes intermedios y finales de seguimiento y asegurando el estricto cumplimiento de las normas legales de su país.
Por tratarse de un plan de dimensión nacional, la convocatoria de las becas Faro favorece la igualdad de oportunidades de movilidad profesional en el extranjero para los estudiantes universitarios de últimos cursos de toda España, y contempla la posibilidad de priorizar aquellas solicitudes que hagan referencia a titulaciones con mayor dificultad de acceso al mercado laboral de nuestro país.

Objetivos y participación de las universidades

Como objetivos fundamentales del Proyecto Faro figuran los siguientes: promover la movilidad de los estudiantes universitarios españoles de últimos cursos; crear una red de colaboración estable entre las empresas y las universidades participantes; mejorar las competencias y capacidades profesionales de los beneficiarios; mejorar las competencias lingüísticas de los becarios; establecer nuevos procedimientos de movilidad basados en las tecnologías de la información y la comunicación, y promover el empleo de los beneficiarios.
Para que un proyecto de estas características pueda tener éxito, según quedó patente en la presentación del mismo, se precisa la participación activa de aquellas entidades en las que los beneficiarios van a obtener su cualificación académica, las universidades, que a través de esta iniciativa pueden reforzar sus vínculos con sus estudiantes, comprometiéndose en su formación con un ciclo práctico de calidad que permitirá a los becarios del programa alcanzar una situación ventajosa en el mercado laboral.
Los interesados disponen de las siguientes direcciones web para profundizar en los contenidos y condiciones del Proyecto Faro: www.univ.mecd.es , www.mec.es/fp/leonardo y www.becasfaro.net .

 

arriba