David se mete en líos
David Shannon.
Editorial Everest, 2002.
"No" y "David" eran las únicas palabras que utilizó David Shannon en un libro que realizó cuando era pequeño, porque era las únicas que sabía escribir. En una segunda entrega, el protagonista descubre que su maestra también dice "no" y en esta tercera edición el mismo utiliza la negación, para disculpar sus travesuras y evitar meterse en líos.

 
 

Nuestros niños
Anatole France.
José de Olañeta, 2002.
Anatole publicó en 1887 este álbum de escenas de niños, en que revela una fina sensibilidad y una aguda percepción del mundo infantil. Estas tiernas estampas evocan unos lugares y una época, pero al mismo tiempo, gracias a la magia poética del autor, son de todas partes y de todos los tiempos.

   
 

Beltrán, el erizo
Concha López Narváez y Rafael Salmerón.

Espasa Juvenil, 2002.

Beltrán siente una enorme curiosidad por todo lo que sucede a su alrededor y pregunta sin parar a su mamá, la señora Erizo, ¿qué, quien, cuándo, cuánto, cómo, dónde, por qué, para qué...? . Con este libro, los niños a partir de 8 años, además de leer, podrán adivinar, cantar, jugar y construir la escena que más les haya gustado de la historia.

   
 

El anticlub
Angel Burgas.
La Galera Editorial, 2002.
Un grupo de nueve compañeros de clase se une para formar un club y su intención es luchar contra las injusticias en un deseo valiente de hacer un mundo más justo, como reflejo del que quieren encontrar cuando sean mayores. Las "acciones anti" que protagonizan los unen más que ninguna otra cosa, desde sexto de Primaria a tercero de ESO.

   
 

Cuentos y leyendas de los héroes
de la mitología

Christian Grenier.
Grupo Anaya, 2002.
Orfeo, Antígona, Teseo, Perseo, Edipo, Paris, Aquiles y Ulises son héroes que, aunque actúan con la complicidad de los dioses, conservan las debilidades humanas. Estas historias de la mitología clásica rebosan de personajes cuya generosidad o audacia los llevaron a realizar proezas ejemplares. El autor destaca las hazañas le parecen de cierta actualidad, como Filemón y Baucis, tan respetuosos con el deber de la hospitalidad; Antígona, dispuesta a infringir una ley injusta; u Orfeo, al que su pasión conduce a los infiernos.

   
 

El secreto de los buscadores de perlas
Juan Pedro Molina.
Ediciones Siruela, 2002.
Esta novela de aventuras, amor y misterio está basada en un hecho histórico: cómo los españoles esclavizaron a los indios de la isla de Cubagua, para que sacaran del fondo del mar las ostras perlíferas. El protagonista es un oficial a quien Felipe II envía a Venezuela, para que averigüe si su ejército es cruel, si los indios tienen alma o el paradero de un gobernador despiadado, responsable del comercio de perlas. Pero también trata de un viaje interior hacia el conocimiento y la aceptación de sí mismo.

   
 

La balada de Inesa
Hasier Etxeberria.
Editores Asociados, 2002.
El mundo de los piratas, corsarios y filibusteros del siglo XVIII es el tema de esta novela de aventuras, pero su originalidad reside en que la protagonista es una muchacha, Inesa de Indazubi, una mujer adelantada a su tiempo, que huye de su hogar y de un futuro entre fogones para embarcarse junto al mítico capitán Pellot. Sin embargo, serán muchos los escollos y dificultades que tendrá que superar a lo largo de su aventura.

   
arriba