Encuentro sobre alumnos con altas capacidades

Identificación temprana, flexibilizar la duración de los niveles y etapas y programas de intensificación del aprendizaje son algunas de las propuestas que expertos internacionales analizaron en el Encuentro sobre atención educativa a alumnos con altas capacidades, celebrado en Madrid.
Profesionales
y expertos analizan los métodos para mejorar la atención educativa a superdotados
Julio Iglesias de Ussel inaugura el
encuentro sobre actuaciones educativas con
superdotados. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Directores de centros, profesores, inspectores, expertos internacionales y representantes de asociaciones han participado en el Encuentro Nacional sobre la atención educativa a los alumnos con altas capacidades, que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha organizado en Madrid.
En la inauguración del encuentro, Julio Iglesias de Ussel, secretario de Estado de Educación y Universidades, reiteró que la Ley de Calidad es la primera norma que aborda de forma específica la atención educativa a los alumnos con altas capacidades. Para ello, "es necesaria la colaboración de las familias, los centros educativos, las asociaciones y las administraciones educativas", subrayó.
La reforma recoge la identificación y evaluación temprana de estos alumnos, flexibilizar la duración de los niveles y etapas, independientemente de la edad de los alumnos, para atender las demandas de las familias, que recibirán asesoramiento individualizado e información. Otra de las medidas se concreta en la creación de programas de intensificación del aprendizaje, además de cursos de formación del profesorado que atiende a este sector de la población escolar.

Integración

Por su parte, Dolores Molina, subdirectora general de Acción Educativa del MECD, precisó que la integración en el aula es el reto fundamental en la atención de estos alumnos. También, descartó la posibilidad de crear centros de educación específicos y subrayó que "el camino más seguro es integrarlos en clases normales", para evitar su aislamiento, y se mostró partidaria por la diversificación curricular con programas individualizados de enseñanza.
Según Josep de Mirandes, director del Instituto de Superdotación de Cataluña, de los 300.000 niños con altas capacidades, un 70% presentan bajo nivel académico y de ellos un 35% está abocado al fracaso escolar.
En su opinión, la falta de educadores y centros especializados en España para atender a este colectivo está empujando a algunas familias a escolarizar a sus hijos en el extranjero.

Programas de enriquecimiento

"Algunos niños inteligentes existen a pesar del sistema educativo", afirmó Karen L. Austin, directora de programas de enriquecimiento de la Universidad de Virginia. No obstante, "muchos más pueden desarrollarse inteligentemente si creamos oportunidades que aprovechen sus fuerzas, intereses y potencial", aseguró en su conferencia.
En el transcurso de las sesiones, Deborah Eyre, directora de la Academia Nacional de superdotados de la Universidad de Warwick de Coventry (UK), explicó que el éxito del modelo británico depende de la calidad en la formación del profesorado y de un buen currículum de liderazgo en los centros. A su juicio, aunque este modelo no sea el más sencillo, sí es atractivo para los políticos y la comunidad educativa. "Dadas las dificultades inherentes en las actitudes hacia los superdotados, esta amplia aceptación es una razón consistente para adoptar este enfoque", declaró. Sin embargo, "la principal razón para poner en práctica un modelo particular debe ser porque es educativamente el más efectivo para el grupo en cuestión y creemos que este modelo es el más efectivo y también el que mira al futuro y no al pasado de la educación".

Ley de Calidad

En la clausura del encuentro, Isabel Couso, secretaria general de Educación y Formación Profesional, hizo referencia a las medidas que la Ley de Calidad incluye para mejorar la atención educativa de estos alumnos. En su discurso hizo un balance de las principales aportaciones que se han realizado durante esta reunión.
Además, constató que los estudios e investigaciones sobre el tratamiento educativo de los alumnos con altas capacidades han recibido un fuerte impulso en los últimos años, tanto en su detección y diagnóstico, como en el tratamiento pedagógico.
Entre las medidas que establece la nueva Ley, la secretaria general destacó la flexibilización de la duración de los niveles y etapas, independientemente de la edad de los alumnos, la potenciación de los programas de intensificación del aprendizaje y la necesidad de reforzar los programas de formación del profesorado, además del asesoramiento a los padres.
Para concluir Isabel Couso recabó la colaboración de las comunidades autónomas para que desarrollen las labores de detección de los alumnos superdotados en edades tempranas, para aplicar una respuesta a sus necesidades, que evite la desmotivación y les aboque al fracaso o a bajos niveles educativos.

 

arriba