Una asociación riojana, primer premio Miguel Hernández

Patronales de enseñanza firman una declaración en defensa de una educación "plural, libre y democrática" en Europa

Más de 70 países no lograrán las metas de plan "Educación para Todos"

El 25% de la población china cursa estudios
El abandono escolar, un lastre para América Latina

Una asociación riojana obtiene el primer premio Miguel Hernández

Madrid. R.C.
"Pioneros para la prevención y atención de dificultades psicosociales", desarrollado por la asociación "Pioneros", de Logroño, ha obtenido el primer premio Miguel Hernández 2002, que tiene una dotación de 6.010 euros y, además, este proyecto representa la candidatura española para los Premios Internacionales de Alfabetización. "Pioneros" constituye un modelo de intervención en medio abierto y proporciona servicios socioeducativos a la infancia, a jóvenes marginados o en riesgo de exclusión social, a mujeres y a familias.
Mientras que el segundo galardón, con una cuantía de 3.005 euros, ha recaído en el Patronato de la Universidad de Barcarrota (Badajoz), el tercero ha sido para el centro "Entre Culturas", una Asociación de solidaridad con los trabajadores inmigrantes (ASTI) de la localidad madrileña de Majadahonda, que percibirá 1.503 euros.
Los premios Miguel Hernández, que convoca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, van dirigidos a reconocer la labor realizada por instituciones públicas o privadas, sin ánimo de lucro, que se distingan por su aportación en la alfabetización de personas adultas y en favorecer el acceso a la educación de grupos socialmente desfavorecidos. La dotación económica global de la presente edición 2002 es de 10.518 euros.
Asimismo, el Jurado otorgó menciones a la Oficina Provincial de Cruz Roja Española de Valladolid, la Diputación de Valladolid, la Red Ciudadana del Ayuntamiento de Foz (Lugo) y el Centro de Educación para Personas Adultas Agustina de Aragón de Móstoles (Madrid). De igual modo, la mención honorífica del Premio de Alfabetización Rey Sejong se adjudicó al Colectivo de Educación de Personas Adultas Carmen Conde de Cartagena (Murcia).

 

Una de los responsables
del proyecto "Pioneros" tras recibir el primer premio. (Foto: Rafael Martínez)
   

El español Diego Barroso ha sido elegido vicepresidente de la Asociación Europea de Padres

Madrid. El actual presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Centros de Enseñanza (FAPACE), Diego Barroso, ha sido elegido vicepresidente de la Asociación Europea de Padres (EPA) durante la asamblea general que dicha organización ha celebrado recientemente en Turín. En EPA están integradas la práctica totalidad de las asociaciones nacionales de los quince estados de la Unión Europea, representando a más de cien millones de padres. Por parte española son miembros la citada FAPACE, CEAPA, CONCAPA, EPA, FAPEL y FAPACEL.
EPA mantiene contactos y trabajos permanentes con la Comisión y el Parlamento europeos, el presidente del Consejo de Ministros y los titulares de Educación de los países miembros de la UE, y es la única asociación de padres con estatuto consultivo oficial en el Consejo de Europa. Cada año celebra una asamblea en la que renueva sus órganos directivos y define su política.

   
   

Patronales de enseñanza firman una declaración en defensa de una educación "plural, libre y democrática" en Europa

Madrid. Las organizaciones patronales europeas de enseñanza no gubernamental han afirmado recientemente una "Declaración en defensa de una educación plural, libre y democrática", gracias a una iniciativa impulsada y coordinada por la organización de escuelas europeas independientes ECNAIS que preside Carlos Díaz-Muñiz, a la vez responsable de relaciones internacionales de Educación y Gestión. Esta Declaración va dirigida a la opinión pública europea y a sus representantes políticos, para llamar su atención sobre "la vital contribución que aporta a Europa el sector de la educación independiente a través de escuelas libres subvencionadas, con contrato, sin ningún tipo de subvención, confesionales, no confesionales, de educación general o vacacional.
Los firmantes consideran que cada vez se hace más necesario "construir Europa a través de la educación permanente a lo largo de la vida", lo que hace necesaria una "convergencia en los planteamientos educativos, incluso si cada nación mantiene su propio sistema". Por todo ello piden que se reconozcan "la diversidad de opciones educativas con objeto de posibilitar la libertad de elección a las familias, y garantizar la igualdad de oportunidades". Y reclaman "una financiación realista por parte del Estado y una cierta autonomía pedagógica".

   
   

Más de 70 países no lograrán las metas de plan "Educación para Todos"

Madrid. Un tercio de la población mundial puede seguir sin "Educación para Todos" en 2015, pese a las promesas de la comunidad internacional, porque, entre otras razones, se ha subestimado el coste del programa y ha disminuido de manera "alarmante" la ayuda global a la educación entre 1990 y 2001, según ha informado la Unesco.
De acuerdo con el "Informe Mundial 2002 sobre el seguimiento de la Educación para Todos", presentado hace unos días en Londres, "si persiste la tendencia actual", más de 70 naciones, "en las que vive la tercera parte de la población mundial", no alcanzarán la meta fijada en el Foro Mundial sobre la Educación de Dakar en 2000. En cambio, 83 países sí llevan camino de alcanzar esos objetivos, indica el informe elaborado por un equipo internacional independiente, destacó la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
La comunidad internacional se comprometió en 2000 en Dakar a que para 2015 todos los niños en edad escolar tengan acceso a una enseñanza primaria gratuita de calidad aceptable, se suprima la disparidad entre los sexos en la escuela y se reduzca a la mitad el número de adultos analfabetos, entre otros objetivos.
Dirigido por el experto británico en educación Christopher Colclough, el informe revela que el coste de la "Educación para Todos" se subestimó, "porque no se tuvo en cuenta el elevado gravamen" que el sida y los conflictos suponen para la educación. Hay 73 países con crisis internas o en plena reconstrucción, "lo cual aumenta considerablemente los gastos necesarios para lograr la "Educación para Todos", añade el informe.

   
   

El 25% de la población china cursa estudios

Madrid. Tras cinco años de campaña de escolaridad y alfabetización, un total de 320 millones de chinos -el 25% de la población- estudian en escuelas, institutos o universidades estatales. "En el periodo 1996-2001 se abrieron en China 1.350.000 nuevas escuelas, lo que significa que disponemos del sistema educativo más completo del mundo", se indica en un informe divulgado hoy por el Departamento Nacional de Estadísticas.Según el Ministerio de Educación, China asignó más de 56.000 millones de dólares a la educación en el año 2001, seis veces más que en 1991.
El 85% de la población se beneficia del programa de educación obligatoria, uno de los caballos de batalla del Gobierno chino desde el lanzamiento del proceso de modernización por Deng Xiaoping y una de las principales exigencias de organismos internacionales como la Unesco y Unicef. Como parte del décimo Plan Quinquenal (2001-2005), el Gobierno chino se ha planteado como prioridad la obligatoriedad de la asistencia a los centros de enseñanza primaria durante nueve años para todos los niños en edad escolar. Además, un total de 48.720.000 personas dejaron de ser analfabetas en el lustro 1996-2001, con lo que China cuenta en la actualidad con 85 millones de adultos que no saben ni leer ni escribir. China incrementó sus índices de escolaridad en un 99,1; 88,7 y 13,3%, en escuelas, institutos de secundaria y universidades, en este periodo.

   
   

El abandono escolar, un lastre para el desarrollo de América Latina

Madrid. El desarrollo de América Latina sufre el lastre del abandono escolar, que afecta anualmente a 15 millones de estudiantes que no completan su educación básica, según advierte un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dado a conocer en Santiago de Chile. Los datos del organismo de Naciones Unidas establecen que el año 2000 15 millones de jóvenes de entre 15 y 19 años, de un total de 49,4 millones, abandonaron la escuela antes de completar 12 años de estudios. A esta cifra hay que agregar 1,4 millones de niñas y niños de la misma edad que nunca asistieron a la escuela, o la abandonaron sin completar el primer año básico, consigna el informe, que atribuye esta situación a la pobreza que soporta aún el 44% de los habitantes de la región.
La CEPAL sostiene que los atrasos educativos siguen gravitando en la persistencia de las desigualdades y en la exclusión social de los jóvenes latinoamericanos, en una suerte de círculo vicioso de la pobreza que el organismo llama a romper. El diagnóstico corresponde al "Panorama Social de América Latina y el Caribe 2001-2002", que remarca que aunque la cifra del abandono escolar disminuyó respecto de 1990, cuando 18 millones de jóvenes dejaban las aulas, diez años después sigue siendo preocupante.
"No obstante la elevada cobertura del ciclo educacional básico y la expansión de la matrícula en el ciclo secundario durante la pasada década, sigue habiendo tasas muy elevadas de deserción escolar", advierte la CEPAL. En el examen de la situación de los adolescentes de entre 15 y 19 años en 18 países de la región se detectó que la insuficiencia de ingresos de los hogares "es un factor decisivo" para el abandono escolar.

   
     
arriba