Material de escritura para
niños desfavorecidos

A lo largo de noviembre Correos y Unicef desarrollan una campaña solidaria de recogida de bolígrafos, lápices y cuadernos

Madrid.
El presidente de Correos, Alberto Núñez Feijoo y, el presidente de Unicef, Francisco González-Bueno, han presentado la campaña solidaria de recogida de material de escritura con destino a niños desfavorecidos de todo el mundo. Este programa se inició en 1999 como una de las iniciativas englobadas dentro de las acciones de mecenazgo que el organismo postal desarrolla con el fin de adaptarse a las demandas de la sociedad y comprometerse con sus problemas.
La campaña tendrá lugar entre el 1 y el 30 de noviembre y tendrá por objeto solicitar a los ciudadanos que depositen material escolar de escritura -especialmente bolígrafos, lápices y cuadernos, por considerarse que es lo que más necesitan los niños y niñas a los que va dirigido- en los buzones especiales que se instalarán en las 1.900 oficinas principales de Correos. Se distribuirán asimismo 42.000 carteles entre todas las oficinas, colegios, bibliotecas, ayuntamientos, asociaciones de padres, etc. Se prevé que el número de niños beneficiados en esta campaña superará el medio millón, aunque todavía está por decidir a que países se enviará el material recogido.
El objetivo del programa, que se ha ido renovando año tras año gracias a su buena acogida, es contribuir a los procesos de educación de niños desfavorecidos y en situación de pobreza -antes en países de América Latina y ahora de todo el mundo- para mejorar su pleno desarrollo personal y su futura integración sociolaboral. Se intenta poner al alcance de este colectivo el material necesario para adquirir unos baremos culturales dignos.
Con este fin, Correos colabora desde hace cuatro años con Unicef en sus programas "Educación para todos los niños del mundo hispano", hasta el año pasado, y "Educación para todos los niños del mundo", desde ahora, asumiendo totalmente los gastos de logística y transporte. Se encarga tanto de los procesos de difusión –acciones de comunicación con colegios, asociaciones de padres, bibliotecas o ayuntamientos, colocación de posters en las oficinas postales- como de la recogida del material en buzones especiales que pone a disposición de los ciudadanos en toda su red de oficinas. Asimismo, transporta el material verificado, clasificado e inventariado por Unicef a todos los puntos de destino que decida la organización internacional.

Anteriores campañas

Las anteriores campañas de Correos tuvieron un éxito notable. Así, en 1999 se recogieron 300.000 kilos de material de escritura y lectura, que se distribuyeron en un 75% a Honduras, El Salvador, Colombia, Venezuela y Chile; y un 25% a España, a través de diferentes organizaciones. Al año siguiente, se recogieron 150.000 kilos, que se destinaron a zonas deprimidas de Venezuela, Ecuador, El Salvador y Cuba. La menor recogida se justifica por descartarse a partir de esta ocasión la recogida de material de lectura, que en muchos casos no se adaptaba al sistema educativo de destino, y hacer acopio solamente del de escritura. La participación de los españoles fue de un millón doscientas mil. En 2001 se recogieron 119.000 kilos de material de escritura. La razón de que bajaran las cifras en relación a los otros años fue debido a la selección de la propia campaña, ya que solo se pedía material básico (bolígrafos, sacapuntas, borradores, tijeras, reglas, cuadernos, lapiceros, pinturas, etc.) que tienen menos peso que los libros de texto (inservibles en la mayoría de los casos por no adaptarse a las características de los niños).
Además de esta campaña solidaria, Correos también está presente en otras acciones sociales. Por ejemplo, en colaboración con Cruz Roja participa en el proyecto de transporte adaptado -para personas con movilidad muy reducida-; con el programa de reforestación, Línea Verde, de apoyo al Medio Ambiente; y con la misma Unicef en la recogida de firmas a favor de un mundo mejor para los niños; y en el curso de alfabetización para inmigrantes, "de la A a la Z".

 

arriba