Partidarios y detractores de la reforma
ratifican sus posturas tras la huelga

La incidencia del paro entre los docentes de la enseñanza pública oscila entre el 80%
y el 20% según las fuentes, y ha sido nula en la concertada
Los representantes de las organizaciones convocantes de la huelga del pasado 29 de octubre, en primera línea de la manifestación que tuvo lugar en Madrid. (Foto: Rafael Martínez)
La huelga del pasado 29 de octubre ha tenido una incidencia en la escuela pública que oscila entre el 80% y el 60% del profesorado según UGT y CC.OO, y el 20% según el MECD, porcentajes que aumentan en el caso de los alumnos. El Ministerio y las distintas organizaciones de la comunidad educativa insisten en sus argumentos en favor y en contra de la Ley de Calidad, mientras que el SE anuncia nuevas protestas durante noviembre.

Madrid. G. A.
La Federación de Enseñanza de CC.OO afirma que "la participación del profesorado en la huelga ha sido superior al 60% pese a las presiones de la administración y al apoyo de los medios de comunicación gubernamentales
Añade que el paro académico y la ausencia de actividad lectiva "ha sido total en los centros, con un seguimiento masivo de los estudiantes de la Enseñanza Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, y una importante colaboración de los padres y madres en Primaria que no han enviado a sus hijos a los centros". Y dice se ha registrado una participación masiva en las manifestaciones convocadas en las capitales de provincia, destacando los 100.000 asistentes en Madrid y 50.000 en Cataluña, que fuentes policiales rebajan a 15.000 y 10.000 respectivamente. En definitiva, cree que "la comunidad educativa ha plantado cara hoy al proyecto de Ley del Castillo, secundando las movilizaciones convocadas por los sindicatos mayoritarios".
También FETE-UGT dice que "profesores y estudiantes de la enseñanza pública no universitaria han paralizado la actividad de los centros educativos, para decir no a la Ley de Calidad de la Educación". Considera que "las cifras demuestran, una vez más, que la LOCE es una asignatura pendiente del Gobierno del PP, ya que más de un 80% de los docentes y el 90% de los alumnos se han secundado la jornada de huelga". Y añade que el personal laboral ha sumado el paro en comunidades como Extremadura y Madrid, mientras que "en el País Valenciano el abuso de la administración a la hora de implantar los servicios mínimos de los centros (un profesor por ciclo además del equipo directivo), ha impedido a algunos docentes ejercer su legítimo derecho a secundar dicha huelga", apoyada también por otros sindicatos como CIG y STEs, las organizaciones estudiantiles CANAE, FAEST y SE, movimientos de renovación pedagógica y la CEAPA.

Actitud serena

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Educación han cifrado la incidencia del paro en un 20%, unos datos "inequívocos" que "reflejan claramente que la gran mayoría del profesorado está sustantivamente de acuerdo con los ejes fundamentales de la reforma educativa", según ha afirmado la propia Pilar del Castillo. Ha hecho un llamamiento a los convocantes del paro, "que no han querido debatir y que no constituyen la mayoría", para que reconsideren "su posición de confrontación radical y desarrollen una actitud serena y reflexiva". Y les ha pedido que "no busquen excusas y afronten que la mayor parte de los docentes han mostrado sistemáticamente su apoyo a unas medidas de reforma llenas de sentido común, y hoy lo han vuelto a hacer".
La ministra ha dicho que el Gobierno ha sido "extraordinariamente flexible" en la elaboración y tramitación del proyecto de Ley, que es "fruto del diálogo y el debate con las muchísimas asociaciones que han querido hacerlo". Ha manifestado que en su trámite en el Senado "el grupo Popular tendrá una actitud abierta y recogerá todo lo que pueda mejorar el proyecto, pero no la negación del proyecto en sí". Y sobre la actitud de los estudiantes ha señalado que "es de imaginar que la participación del alumnado tiene que tener relación con el porcentaje de profesores que no han asistido a clase".

Comunidades autónomas

Los órganos competentes de las comunidades autónomas también han ofrecido sus estimaciones de este paro, realizado por el 60% de los profesores en Andalucía, Asturias, Baleares, Cataluña y Extremadura, según las respectivas consejerías de Educación. Los porcentajes son del 37% en Galicia, 33,3% en La Rioja, 30% en Cantabria y Castilla-La Mancha, 26% en la Comunidad Valenciana, 25% en Aragón, 23% en Madrid, 19% en Canarias, 13% en Castilla y León, y 7% en Navarra, si bien estos últimos datos se refieren únicamente a Secundaria. Los datos oficiales reconocen una participación estudiantil muy superior, entre el 97% y 91% de Extremadura y Asturias y el 42,6% y 54% de Cantabria y Galicia.
Por su parte, las patronales y titulares de centros concertados afirman que el paro ha sido nulo en la enseñanza privada, mientras que sus promotores puntualizan que las movilizaciones no se habían convocado en este sector y las protestas se limitaban a la escuela pública. En cualquier caso, la CECE dice que "ningún docente se ha sumado a la huelga mientras que entre el alumnado la no asistencia ha sido del 0,37%", y considera que "la razón de ser de esta jornada de huelga es únicamente política y el proyecto de Ley de Calidad es positivo en líneas generales".

Confrontación

Educación y Gestión denuncia que "se está intentando manipular a la opinión pública al decir, cuando se ha sabido que las movilizaciones en la enseñanza concertada no han tenido ningún eco, que este sector no estaba convocado a la huelga". Pide a la ministra que "a pesar de las presiones continúe con la reforma", y advierte del "peligro que estas protestas puedan tener una vez que se apruebe la Ley, ya que se ha alentado la confrontación entre la escuela pública y la privada al argumentar que favorece a esta última, sin ninguna justificación y con mucha demagogia".
La FERE considera que los datos demuestran que "la huelga ha cosechado un rotundo fracaso en la enseñanza concertada y tiene unas connotaciones políticas y artificiales y unos planteamientos demagógicos", y avalan que "la Ley de Calidad cuenta con el apoyo de las comunidades educativas que, por encima de planteamientos partidistas, encuentran en ella un camino para dar respuesta a las necesidades educativas que demanda la sociedad". También USO afirma que la incidencia del paro ha sido nula en el sector concertado, y considera que "la intencionalidad política de esta convocatoria está por encima de los intereses educativos que dicen defender aquellos que la secundan".

Más movilizaciones

Mientras tanto, el Sindicato de Estudiantes ha criticado "el desprecio mostrado por la ministra ante los manifestantes y las personas contrarias a la Ley de Calidad que secundaron de forma masiva las movilizaciones del 29 de octubre", según ha manifestado en rueda de prensa su secretaria general, Miriam Municio. También ha anunciado que dicha organización va a "apretar el acelerador ante este ataque brutal a la enseñanza pública" organizado una "semana de lucha" entre el 11 y el 17 de noviembre, durante la que se celebrarán en los centros docentes asambleas y recogida de firmas para pedir la retirada de la Ley de Calidad y la dimisión de Pilar del Castillo, y manifestaciones en Madrid, Andalucía y Cataluña. Y ha convocado una nueva jornada de huelga para el 21 del mismo mes, y una concentración estatal en Madrid dos fechas más tarde, propuestas que ha extendido a los sindicatos y asociaciones de padres, "para que sean unas movilizaciones de toda la comunidad educativa".

 

arriba